Miles de gansos caen muertos en la zona de Idaho

Al parecer las aves contrajeron cólera aviar y se desconoce cómo es que se contagiaron de dicha enfermedad.

9 millones de salmones son evacuados por erupción de volcán en Chile

Varios criaderos de salmones cercanos al volcán chileno Villarrica, en la región sureña de la Araucanía, trasladaron 9,16 millones de peces por riesgos asociados a la erupción del pasado martes, informó este jueves el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

Paralelamente, las autoridades regionales de La Araucanía redujeron este jueves la zona de alerta roja técnica a un radio de cinco kilómetros, lo que implica que las familias albergadas pueden retornar a sus hogares.

Son ocho las empresas piscicultoras que debieron trasladar a los salmónidos que están en etapa de crecimiento en agua dulce a otros centros de la zona y a las regiones, más al sur, de Los Ríos y Los Lagos por la erupción.

«Los peces al quedarse en la zona afectada corrían dos tipos de riesgos por el alud: uno es que se puede contaminar el agua y el cambio del PH podría matarlos; y lo otro, es que la misma lava podría cambiar la temperatura del agua», detalló a Efe uno de los encargados de la unidad de acuicultura del Sernapesca, Pablo España.

Luego de la alerta amarilla decretada previamente a la erupción del volcán Villarrica, los piscicultores de la zona se reunieron con el director regional del Sernapesca y con técnicos de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) y Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y se definió un plan de contingencia para sacar a los peces en peligro.

En la región de La Araucanía hay 54 pisciculturas, 20 de ellas se encuentran cercanas al volcán y de esas son ocho las que estaban en zona de peligro.

«Los salmónidos pesan entre 15 a 100 gramos, se movieron peces de todos los tamaños y en total fueron cerca de 60 toneladas». Lo que más se trasladó fueron los alevines, crías recién nacidas de peces, «que llegan a pesar 80 gramos», explicó el experto del Sernapesca.

Asimismo, aseguró que «lo más difícil de coordinar en este traslado fue el tema de los camiones que los llevaban y sacarlos de las mismas pisciculturas».

Según las autoridades, hasta el momento no se registran daños a la piscicultura de la región y los costos económicos se centrarían específicamente en los acuicultores de peces, que debieron contratar camiones y por la mortalidad básica en el traslado.

Por otra parte, luego de la reunión del Comité de Emergencia Comunal con los estamentos técnicos de la Onemi y del Sernageomin, se decretó que se mantendrán las medidas preventivas como la disposición de albergues y zonas de seguridad ante un eventual nuevo episodio eruptivo.

«Considerando que las condiciones actuales son de baja sismicidad, profundización de la fuente con obstrucción muy parcial del conducto y baja probabilidad de pulsos energéticos muy intensos, se reduce la zona de exclusión a cinco kilómetros de radio a partir del cráter», informó la Onemi. (I)