‘Los 4 fantásticos’: Cómic de Marvel llegó a su fin

Luego de 54 años y 645 ediciones realizadas, el último miércoles de abril se publicó el último número de la popular historieta.

Explosión de tubería de gas deja al menos 15 personas heridas en California

Cuatro personas se encuentran en condición crítica tras la ruptura de una tubería de gas natural en Fresno.

David Luiz no va ante Barcelona

David Luiz no va ante Barcelona
El defensa brasileño del Paris Saint-Germain se perderá los dos partidos de cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Barcelona, del próximo 15 de abril. Cuatro semanas durará la recuperación de un problema muscular.(D)

Pemex inicia restitución de producción tras incendio en plataforma

Pemex aclaró que con excepción de la plataforma siniestrada, el centro de proceso Abkatún está en condiciones adecuadas para restablecer su operación.

ADN, campeón de la Regata Guayaquil – Posorja

El grupo ADN conquistó por séptima ocasión la Regata Guayaquil – Posorja. El equipo consiguió el primer lugar en 6 horas, 41 minutos y 51 segundos, en la modalidad Cuatro Par.
La yola del Municipio de Guayaquil se quedó con el segundo con un tiempo de 6h:52m:49s; seguido de Infantería con 7h:07m:39s, Cocodrilo con 7h:21m:10s, Cleveland con 7h:26m: 54s.
Las embarcaciones, que partieron del Yacht Club en Guayaquil, llegaron al malecón de Posorja, donde los esperaban una gran afluencia de público. (D)

Barcelona quiere seguir en ascenso

Barcelona busca una cuarta victoria consecutiva en el campeonato nacional, después de ganar 1-2 a la Universidad Católica, el domingo anterior en Quito. Mañana enfrentará al Aucas en el estadio Monumental, un partido de la quinta fecha aplazado por los toreros por disputar la Copa Libertadores.
Los canarios creen que la racha de resultados positivos se debe a que el equipo está encontrando la idea de juego basados en el trabajo colectivo.

Presos en S. Francisco fueron obligados a luchar como gladiadores

Cuatro funcionarios de prisiones son acusados de presuntamente forzar enfrentamientos entre los reclusos bajo amenazas

Equipo sueco de fútbol casi sube a avión accidentado en Francia

Un equipo de fútbol de la tercera división sueca, el Dalkurd FF de Borlnge, se salvó este martes del accidente aéreo de los Alpes franceses al cambiar de vuelo en el último momento, cuando la plantilla estaba ya en el aeropuerto de Barcelona.
Los jugadores, que habían pasado unos días concentrados en Barcelona, tenían billetes para viajar desde el aeropuerto del Prat a Düsseldorf y desde allí conectar con otro avión que les llevaría a Suecia, informó el diario francés «LÉquipe».

Japón construye gigantesco muro costero para contener tsunamis

Cuatro años después de que un poderoso tsunami devastase la costa nororiental de Japón, el país busca formas de evitar futuros desastres y concentra sus esfuerzos en la construcción de una cadena de muros de cemento a ser erigidos a lo largo de casi 400 kilómetros (250 millas), que en algunos sectores tendrá una altura equivalente a la de un edificio de cinco pisos.

Hay quienes dicen que estas gigantescas berreras de cemento, que costarán 6.800 millones de dólares, destruirán la economía marina y el paisaje, afectando operaciones pesqueras importantes y haciendo muy poco para proteger a los residentes de las zonas costeras, quienes en su mayoría deberán trasladarse tierra adentro. Los sectores que apoyan la iniciativa arguyen que los muros costeros son un mal necesario, que además generarán trabajos, al menos por un tiempo.

En el puerto pesquero de Osabe, en el norte del país, Kazutoshi Musashi se escandaliza al ver el muro que bloquea la vista al mar.

«La realidad es que se ve como la pared de una cárcel», comentó Musashi, de 46 años y quien vivía junto al mar antes de que el tsunami azotase Osabe y se viese obligado a mudarse tierra adentro.

Las grandes obras públicas son un recurso común del Partido Liberal Democrático de gobierno. Las empresas, sobre todo del ramo de la construcción, ven con buenos ojos esos proyectos y las autoridades locales tienden también a respaldarlos.

La paradoja de estas iniciativas, según algunos expertos, es que mientras pueden aliviar en cierta medida los destrozos, también generan un falso sentido de seguridad. Y eso puede tener graves consecuencias en una costa vulnerable a los tsunamis, las tormentas fuertes y otros desastres naturales. Al menos parte de las 18.500 personas que murieron o desaparecieron en la tragedia del 2011 habían hecho caso omiso a la recomendación de evacuar la zona.

Tsuneaki Iguchi era el alcalde de Iwanuma, ciudad que se encuentra levemente al sur de la urbe más grande de la región, Sendai, cuando el tsunami provocó un temblor de magnitud 9 frente a la costa, causando grandes inundaciones.

Un muro de 7,2 metros de altura, construido hace algunos años para combatir la erosión de las playas, frenó un poco las aguas, lo mismo que unos pinos plantados junto a la costa. De todos modos, el tsunami penetró cinco kilómetros tierra adentro. Pasajeros y trabajadores observaron desde los pisos altos y el techo del aeropuerto cómo las aguas arrasaban con todo a su paso, automóviles, edificios y aviones, que se estrellaban contra las viviendas de las localidades suburbanas de esta urbe densamente poblada, no muy lejos de la playa.

La municipalidad reparó los muros, que habían sido dañados, pero no piensa darles más altura. En su lugar, Iguchi fue uno de los primeros funcionarios municipales que apoyó un plan del ex primer ministro Morihiro Howokawa que contempla plantar árboles a lo largo de la costa, sobre montañas de tierra o escombros, para crear un «muro verde» que complemente las barreras de cemento hechas por el hombre si estas ceden.

«No necesitamos que el muro marino sea más alto. Lo que necesitamos es evacuar a todo el mundo», sostuvo Iguchi.

El líder comunitario local Takeshi Konno dijo que ninguna obra eliminará la necesidad de que la gente se proteja a sí misma.

«No importa lo que se inventen, no le ganará a la naturaleza. Los seres humanos tenemos que encontrar la forma de convivir con la naturaleza», afirmó Konno. «Escapar cuando hay peligro, lo más importante es salvar la vida».