Embajador español regresará a Caracas

El embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernández, volverá a la capital venezolana “con toda probabilidad, en las próximas horas”, después de que el presidente Nicolás Maduro hiciera unas declaraciones rebajando la tensión con España, anunció ayer el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

“Cuando las circunstancias son normales se actúa con normalidad y, por tanto, con toda probabilidad, el embajador volverá en las próximas horas”, afirmó García-Margallo a su llegada a Nueva Delhi.

García-Margallo aceptó así “la mano” que tendió en la víspera Maduro a su homólogo español Mariano Rajoy, a quien invitó a mantener relaciones “con base en el respeto” y con miras a su próximo encuentro durante la cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe (Celac) y la Unión Europea, del 10 al 11 de junio en Bruselas.

“Si quieren mi mano, la tiendo también, aquí está”, dijo el sábado Maduro en una intervención en radio y televisión. “Pronto nos vamos a ver en la cumbre UE-América Latina. Espero no tener que llegar con las lanzas”. “Con respeto todo se puede”, agregó.

El mandatario chavista hizo estas declaraciones después de que el viernes pasado la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmara que Madrid desea “mantener las mejores relaciones posibles con el gobierno de Venezuela”.

España había llamado a consultas el pasado miércoles a su embajador en Caracas, Pérez Hernández, como protesta por unas declaraciones de Maduro acusando al jefe del gobierno español de apoyar una “conjura” internacional para derrocarlo. “Los calificativos que utilizan las autoridades (de Caracas), nunca el pueblo venezolano, son absolutamente intolerables”, dijo entonces Margallo, al anunciar la medida. (I)

Prisión para exministro
La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, informó ayer que pesa una orden de aprehensión contra el general Hebert García Plaza, exministro de Transporte Aéreo y Acuático, por presunta implicación en la compra irregular de barcos en España.

La fiscal reveló en un programa, de la emisora privada Televen, que por el caso están detenidos cuatro directivos de Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) y que “aún faltan tres órdenes de aprehensión por materializar, entre ellas la del exministro”, quien se estima huyó del país. Por esta razón, Ortega solicitará a Interpol —de ser necesario— una circular roja para poder capturarlo en el exterior.

Universidad Católica de Cuenca entregó beca de estudios a Doménica Azuero

La Universidad Católica de Cuenca entregará una beca completa a partir de septiembre a la deportista Doménica Azuero para que curse los estudios en Psicología Clínica, informa el centro de estudios mediante un comunicado.
Este incentivo se dará como reconocimiento al campeonato mundial juvenil de BMX logrado por la pedalista en el 2014.

Ricardo Patiño confía en impulsar diálogo "de alto nivel" entre Estados Unidos y Venezuela

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, ha accedido a liderar un esfuerzo regional de mediación entre Venezuela y EE.UU., una tarea a la que dedicará «todas las herramientas diplomáticas» para tratar de lograr un «diálogo de alto nivel» que rebaje la creciente tensión entre las dos naciones.

En una entrevista con Efe en Washington, Patiño anunció que acepta la propuesta que le ha hecho el presidente venezolano, Nicolás Maduro, para encabezar un «grupo de facilitadores» de los diferentes organismos de integración latinoamericanos, con el fin de impulsar un diálogo entre Estados Unidos y Venezuela.

«Si eso puede favorecer el diálogo y eso puede permitir disminuir las tensiones, lo haremos con mucho gusto (…). Utilizaremos todas las herramientas diplomáticas, los niveles de comunicación, los espacios de acercamiento que haya entre los países de ALBA, Celac, Unasur, hacia los Estados Unidos», dijo Patiño.

El canciller ecuatoriano cree que EE.UU. y Venezuela, enfrentados por las sanciones estadounidenses impuestas este mes a funcionarios venezolanos, «están interesados en entrar al diálogo», aunque «tal vez les hace falta un pequeño apoyo, una ayuda de países hermanos».

«Si logramos, a través de una facilitación nuestra, que los dos países se pongan a dialogar al más alto nivel, será un gran éxito», afirmó Patiño, que no quiso especificar cómo se articulará el diálogo ni cuál espera que sea el resultado de las conversaciones.

La creación del grupo de «facilitadores» se decidió este martes en una reunión de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), y se prevé que ayuden a ese esfuerzo la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Comunidad del Caribe (Caricom).

Celac

Patiño, cuyo país ocupa la presidencia pro témpore de la Celac, aseguró que hay «conversaciones» para que ese organismo emita un comunicado sobre la tensión entre EE.UU. y Venezuela, como ya han hecho la Unasur y la ALBA, y que está «esperando que haya un nivel de consenso» suficiente entre los 33 países miembros.

«El Ecuador ha rechazado la decisión de los Estados Unidos (sobre Venezuela), pero hemos considerado que tenemos que contrarrestarla con un llamado al diálogo (…) para que cese este tipo de intervencionismo, de injerencismo, absolutamente ilegítimo», afirmó.

El ministro opinó que el decreto con sanciones aprobado por EE.UU. «lastima» el ambiente para la Cumbre de las Américas que se celebrará en abril en Panamá, y que «debe ser una cumbre de la alegría», dado que contará por primera vez con la presencia de un jefe de Estado de Cuba y reunirá a «todos los países americanos».

«Ojalá podamos, de aquí al 10 de abril, tener la posibilidad de acercar en una mesa de diálogo a los dos países (EE.UU. y Venezuela), a efectos de que no se ensombrezca la Cumbre de las Américas», señaló Patiño.

El ministro ecuatoriano se mostró «convencido» de que habrá una conversación durante la Cumbre entre los presidentes estadounidense, Barack Obama, y cubano, Raúl Castro, y dijo que «ojalá sea posible» también un diálogo entre el líder norteamericano y Maduro.

Respecto a la relación entre Ecuador y EE.UU., Patiño aseguró que «hay una base de diálogo» para cooperar en varios temas, incluida una mediación si prospera la iniciativa de diálogo con Venezuela.

«Tenemos grandes diferencias en la política internacional, muy grandes. Sin embargo, nos respetamos (…). Sabemos diferenciar lo uno de lo otro» y el «diálogo fluye» en temas bilaterales, sostuvo.

Auencia ante la OEA

El canciller ecuatoriano, que acudió a Washington para asistir a una Asamblea General extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA), volvió a acusar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de demostrar «un enorme sesgo político».

Ecuador dejó esta semana vacío, por cuarta vez consecutiva, el asiento reservado a los Estados en las audiencias que celebra bianualmente la CIDH para tratar temas de derechos humanos, y Patiño dijo que es «muy poco factible» un diálogo con la Comisión.

«Ellos han violado sus estatutos, se arrogan funciones que no les corresponden, llaman a una audiencia general (para tratar) temas específicos. No saben respetar, el problema con la Comisión Interamericana es que están confundidos de territorio, yo creo que están en otro mundo», señaló Patiño.

El canciller criticó que, durante una audiencia este martes, la CIDH pidiera a Ecuador explicaciones por la muerte de tres líderes indígenas del pueblo Shuar, que viven en la región amazónica del país, donde se llevan a cabo proyectos de explotación petrolera.

«No le corresponde a la CIDH preguntarle al Estado ecuatoriano por qué murió una persona. En su momento lo sabrán, porque la fiscalía ecuatoriana está investigando el caso (…), pero no podemos caer en el juego, en esa politización barata a la que ha llegado la Comisión», aseveró. (I)