Pobladores realizan mingas para abrir vía en zona aislada de Patate

Patate –

Pobladores de la parroquia El Triunfo, cantón Patate, se unieron en una minga para levantar un puente de madera sobre el río Plata, con el fin de sacar la producción de leche, mora y otros productos de las comunidades La Esperanza, El Corazón, Cebada y Astillero.

El puente que había colapsó a consecuencia del fuerte temporal en la zona.

Hombres y mujeres se unieron para pasar las tablas, llevar los troncos y con martillo en mano clavar cada uno de los maderos. Otros se encargaban de brindar un refrigerio, especialmente líquido, para hacer frente al intenso sol que se presentó ayer, luego de varios días de lluvias constantes.

Juan Muñoz, presidente de la junta parroquial de El Triunfo, dijo que aprovechando que disminuyeron las lluvias se trata de construir un puente con madera y troncos, para que pasen carros pequeños y motocicletas. Eso permitirá a la gente sacar algo de la producción que aún no se ha dañado.

Comentó que la desesperación de la población ha hecho que se unan para por lo menos construir un puente hasta que llegue la maquinaria del municipio de Patate y del gobierno provincial de Tungurahua.

Además contó que hay seis puentes que han colapsado en diferentes partes de la parroquia.

Luis Cunalata, de la comunidad de La Esperanza, recordó que hace dos años también el puente se afectó, pero que ahora los daños son graves.

Dijo que las comunidades se dedican a producir mora y leche, que son el sustento de alrededor de 60 familias. “Hasta esperar que llegue la maquinaria vamos a perder mucho más porque no hay cómo sacar nada”, sostuvo.

Carmen Yuquilema, quien vive en el centro de la parroquia, comentó que perdió sus plantas de mora y tendrá que esperar seis meses para que se recuperen.

En El Triunfo, otra de las preocupaciones es la falta de agua para las actividades. Se busca reparar la tubería afectada. (I)

600 afectados por inundación en Sucumbíos

Víctor Gómez

NUEVA LOJA

Alrededor de 600 personas de unas 30 comunidades indígenas y campesinas que habitan a orillas de los ríos San Miguel y Putumayo se encuentran afectadas por las inundaciones ocasionadas por el desbordamiento de estos dos ríos fronterizos que dividen a Ecuador y Colombia en la frontera norte.

Por cuarto día consecutivo el caudal de los afluentes se mantiene alto y las familias entran en desesperación porque no pueden salir de sus casas.

“La situación es crítica, estamos completamente inundados y asustados, necesitamos ayuda urgente de las instituciones de Gobierno, necesitamos agua, kits de alimentos, vituallas y combustible”, señaló el alcalde de Putumayo, Segundo Londoño.

La gobernadora de la provincia, Miryam Campoverde, activó el COE provincial y dispuso la movilización institucional a la zona afectada. La comunidad siona y kichwa San José de Wisuyá, en las riveras del Putumayo, donde habitan unas 65 familias, emitió un comunicado pidiendo ayuda urgente.

“Necesitamos atención de salud, se requieren con urgencia medicamentos para la atención de afecciones respiratorias, gripes, resfríos, fiebres”, cita. (I)

wor...