Siete realidades que contradicen los mitos sobre la lactancia materna

La primera semana de agosto es considerada como la “Semana Mundial de la Lactancia Materna”, que se celebra con el ánimo de incentivar la lactancia natural y mejorar la salud de los lactantes en todo el mundo.

La lactancia materna es el alimento fundamental para fortalecer el sistema inmunológico del recién nacido, enfatiza la pediatra neonatóloga, Verónica Delgado, debido a que la leche materna tiene componentes biológicos que ningún otro alimento tiene y sirve de apoyo emocional tanto para el bebé como para la madre.

Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada en agosto de 1990 por los gobiernos de la OMS, el UNICEF y otras organizaciones promotoras de políticas favorables a la familia.

Datos recogidos por el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia indican que es posible evitar el 16% de las muertes neonatales mediante la ingesta de leche materna desde el primer día de vida. La investigación apunta a que la cifra podría aumentar a 22% si el recién nacido empieza a lactar durante la primera hora después del parto.

A propósito de esta celebración, en un informe realizado por el Hospital de los Valles de Quito, se desmienten algunos mitos sobre la lactancia.

Mitos y verdades

1. La madre deba comer sólo ciertos alimentos cuando esté lactando. La madre debe llevar una dieta balanceada; el ingerir solo ciertos alimentos no hará que produzca más o menos leche, lo que importa es que el bebé tenga mayor succión para producir más leche.

2. El niño que toma leche materna está expuesto a las enfermedades. Los expertos consideran que la leche materna es la mejor opción nutricional para los bebés, sin embargo, existen madres que por alguna razón no pueden dar de lactar a sus bebés y deben apoyarse en la leche de fórmula.

3. El calostro, es decir, la leche que la madre produce en los primeros tres días luego del parto, se debe desechar porque contiene microbios y es antihigiénica. El calostro se asemeja a una vacuna, este posee muchos nutrientes y refuerza el sistema inmunológico del bebé. Nunca se debe desechar.

4. Pasado el año de lactancia, la leche de la madre es solo agua. Los bebés deben ser alimentados exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses. Cuando el niño o niña haya cumplido los dos años de edad, se debe acompañar la leche materna con otros alimentos.

5. Las mujeres de pechos pequeños no producen leche de buena calidad. Todas las mujeres y sin excepción pueden producir leche de buena calidad y en cantidades suficientes.

6. La madre que haya tenido algún problema o mala noticia no debe dar de lactar hasta que el enojo o estrés haya pasado. Situaciones de alto estrés pueden adormecer el flujo de leche. Esto se pasará al bebé a través de la leche, aunque se recomienda continuar con la lactancia cuando la madre se haya tranquilizado

7. La madres embarazadas de otro bebé deben dejar de amamantar porque su niño/niña puede tener diarrea. Otro embarazo no impide que la madre siga dando de lactar. Durante el período de gestación el cuerpo produce ciertas hormonas que podrían cambiar el sabor de la leche, pero nunca su calidad y nutrientes. (I)

wor...