Indignación por asesinato de un oso, que incluso fue crucificado, en Cayambe

El Ministerio del Ambiente presentó una denuncia ante la Fiscalía por el asesinato de un ejemplar de oso de anteojos y responsabilizó del caso a comuneros de Santa Rosa de Pesillo, perteneciente al cantón Cayambe, provincia de Pichincha.

«Se presume que el hecho se produjo por un conflicto fauna-gente», indicó en un comunicado y señaló que la Policía había sido alertada de un posible ataque de un oso a reses. Agregó que estaba pendiente el resultado de la necropsia.

La Prefectura de Imbabura expuso su rechazo por el asesinato del oso de anteojos y sostuvo que el ejemplar había sido registrado y que era monitoreado por la fundación Galo Plaza Lasso «y posteriormente registrado en el estudio de Investigación, Turismo y Conservación de la junta parroquial rural de Angochagua y la misma institución.

«El repudiable hecho ocurrió este lunes 29 de julio con un ejemplar juvenil de oso andino de dos años llamado Tushuk, que fue literalmente crucificado por los comuneros de la localidad de Santa Rosa de Pesillo», fustigó.

wor...