Otro plantón para exigir el retiro de fotorradares en Carchi

Tulcán –

Un plantón frente a la Defensoría del Pueblo en Tulcán, en el norte de Ecuador, protagonizó más de medio centenar de personas que dicen sentirse afectadas por las multas aplicadas por los fotosensores, ubicados en la Panamericana Norte, a la altura de Huaca, 200 km al norte de Quito.

Los manifestantes insistieron en el retiro definitivo de los equipos y exigieron la devolución de los valores pagados por concepto de las fotomultas que recaudó Trafficnor encargada del cobro.

Este jueves se realizó la audiencia de análisis defensorial que recopiló información sobre las autorizaciones y razones técnicas que motivaron a instalar los dos dispositivos colocados en un tramo de aproximadamente un kilómetro.

La defensora del Pueblo de la Zona 1, Sandra Villarreal, notificó al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Movildenor EP y al Municipio de Huaca, para que entreguen la información que servirá para conocer qué derechos están en riesgo y si amerita la intervención de esta institución.

En la documentación entregada este día consta un pedido del Concejo Municipal de Huaca para el retiro de los radares. Durante la cita varios técnicos explicaron sobre las razones que llevaron a instalar los aparatos.

Patricio Villarreal, dirigente del taxismo carchense, manifestó que se está dilatando el caso y anunció que preparan una acción de protección para frenar que se sigan vulnerando los derechos de los ciudadanos.

Indicó que entre los afectados están ecuatorianos de varias ciudades, que han decidido ya no retornar al Carchi. Mientras que, Jairo Pozo, presidente del Comité Cívico, no descartó una nueva protesta con la participación de más de veinte organizaciones.

El pasado 8 de abril las fuerzas vivas y los transportadores protagonizaron un plantón en la Panamericana E 35, que obstruyó la movilidad y cubrió con capuchones los equipos, en un intento de inhabilitarlos hasta que sean desechados del lugar.

Sin embargo, existe malestar en los usuarios de la vía debido a que sospechan que a pesar de estar cubiertos los fotosensores estarían operando y continuarían sancionado a quienes superan los 50 Km en este lugar.

La defensora del Pueblo señaló que no se ha dado información por parte de Movildenor sobre si están activados o no los artefactos.

Quienes circulaban entre 50 y 60 km por hora eran sancionados con el 30% del Salario Básico Unificado y los que superaban el rango de 60 km de velocidad, debían pagar el 100%. (I)