Etiqueta: jesucristo

Turín espera llegada de 1 millón de personas para ver el Santo Sudario

El Santo Sudario, una mortaja que habría envuelto el cuerpo de Jesucristo, será expuesto al público a partir del domingo en Turín (norte), y un millón de personas ya han reservado su entrada para este acontecimiento excepcional.

La última vez que se exhibió este sudario, que para algunos envolvió el cuerpo de Jesucristo, se remonta a 2010.

Como hace cinco años, el Santo Sudario estará expuesto en la catedral de la capital de Piamonte. Pero esta vez, se podrá visitar durante dos meses, casi un mes y medio más que hace cinco años, precisó el sábado ante la prensa el alcalde de Turín, Piero Fassino.

«La muestra del Santo Sudario es un gran acontecimiento de naturaleza religiosa y civil», se congratuló Fassino, quien afirmó que recibiría «con los brazos abiertos» a los cientos de miles de peregrinos que podrían llegar durante los próximos 67 días.

La pieza de lino de 4,36 m de largo por 1,10 m de ancho en la que, según la tradición, quedó grabada la imagen del cuerpo de Cristo con las marcas de la crucifixión y sobre todo de su rostro, fue descubierta a mediados del siglo XIV en la iglesia colegial Nuestra Señora en Lirey, cerca de Troyes (Francia).

Un regalo

La familia real de Saboya, que había reinado en Italia hasta 1946, regaló el Santo Sudario al Vaticano en 1983. La Santa Sede nunca se ha pronunciado sobre su autenticidad.

«Lo que cuenta, es que esta tela, como habéis visto, refleja de manera muy clara y precisa lo que el evangelio describe en la pasión y la muerte de Jesús», declaró el sábado monseñor Cesare Nosiglia, arzobispo de Turín.

«Esto no es evidentemente un discurso de fe, pues no es un objeto de fe ni de devoción, pero podría ayudar a la fe», añadió.

En 2010, su exposición en público durante 43 días en la catedral de Turín atrajo a 2 millones de personas, incluido el papa Benedicto XVI, que describió un «icono extraordinario» que se correspondía «totalmente» con el relato de la muerte de Cristo del Nuevo Testamento.

El papa Francisco acudirá a Turín el 20 y 21 de junio.

El Santo Sudario es objeto de una batalla entre los científicos que creen en su autenticidad y aquellos que dudan de ella. Los historiadores, basándose principalmente en una prueba de carbono 14 realizada en 1988, establecieron que la fabricación de la pieza de tela se remonta a la Edad Media, entre 1260 y 1390, pero incluso esta datación ha sido cuestionada.

Sigue leyendo

Papa lamenta crueldad actual en el mundo, en ritual de Viernes Santo

El papa Francisco presidió este viernes el viacrucis en el Coliseo de Roma y, a su término, denunció con firmeza las lacras o problemas que afligen al mundo en la actualidad, representadas todas ellas en «la crueldad» del calvario de Cristo.

Las 14 estaciones que recorrió Jesucristo desde Jerusalén hasta su crucifixión, según la tradición católica, fueron recordadas con meditaciones y oraciones. 

El pontífice siguió este acto desde la colina del Palatino, situada frente al Anfiteatro Flavio, y a sus pies se congregaron miles de personas que asistieron a esta sugestiva ceremonia que rememora el camino de Jesús de Nazaret hacia su ejecución y muerte.

Al término de la misma, Bergoglio pronunció una breve alocución en la que denunció la «crueldad» de algunas situaciones actuales que se corresponden, a su juicio, con el calvario de Cristo, como la corrupción o la indiferencia de las personas ante quienes sufren.

«En la crueldad de tu Pasión, Señor, vemos la crueldad de nuestras acciones y a todos los abandonados por los familiares, por la sociedad. En tu cuerpo herido vemos a aquellos desfigurados por nuestra indiferencia», lamentó en tono sobrio.

Los textos fueron escritos este año por el obispo emérito italiano Renato Corti. La cruz pasa por las 14 estaciones que recuerdan la pasión y muerte de Jesús.

Durante la ceremonia también se recordaron problemas actuales como la falta de libertad de religión, el tráfico de personas, los niños soldados y la pena de muerte.

También recordó a «nuestros hermanos cristianos» que «son perseguidos, decapitados y crucificados ante nuestros propios ojos y, a menudo, con nuestro silencio cómplice».

Llevar la Cruz

Durante el viacrucis, de más de una hora de duración, el papa permaneció sumido en un profundo recogimiento.

Mientras, la cruz fue pasando de unas personas a otras hasta completar su recorrido desde el Coliseo hasta el Palatino, pasando por cada una de las catorce estaciones que componen su tránsito.

En cada una de estas etapas se leyó una de las catorce meditaciones redactadas, esta vez, por Renato Corti, obispo emérito de la ciudad septentrional italiana de Novara, y que hicieron referencia a problemas actuales como la corrupción de menores.

Los encargados de portar la cruz este año fueron representantes de diferentes circunstancias sociales, de tal modo que participaron en el acto enfermos, familias y personas procedentes de zonas en conflicto como Irak, Siria, Nigeria o Tierra Santa.

El cardenal vicario de Roma, Agostino Vallini, fue el encargado de inaugurar y clausurar el viacrucis, un acto que inició con la recomendación de fortalecer la fe mediante «la oración, la vigilancia, la sinceridad y la verdad».

En el año en el que la Santa Sede celebrará el Sínodo de la Familia -entre el 4 y el 25 de octubre-, esta célula de la sociedad estuvo muy presente en el viacrucis.

Así, durante las tres estaciones sucesivas portaron la cruz dos familias numerosas italianas y otra con hijos adoptivos naturales de Brasil.

En este sentido, Corti reseñó «los dramas familiares presentes en el mundo» que, a su juicio, «son fáciles de juzgar pero es más importante ponerse en el lugar de los otros y ayudarles en la medida de los posible».

En su tercera Pascua como papa, Francisco siguió el viacrucis con expresión meditativa y rezando en silencio. Todos los años, miles de creyentes, peregrinos y turistas participan del viacrucis nocturno a la luz de las velas frente al imponente Coliseo romano.

El viacrucis es uno de los momentos más importantes de la liturgia de la Semana Santa.

Previamente, el papa Francisco encabezó hoy la tradicional liturgia de Viernes Santo en la Basílica de San Pedro en el Vaticano. Al comienzo de la misa los sacerdotes se arrodillaron frente al altar y el pontífice de 78 años rezó tendido en el suelo.

Después se leyó la historia de la pasión de Jesucristo y se procedió a la adoración de la cruz.

«La Crucifixión de Cristo no es una derrota: la cruz es amor y gracia«, había escrito hoy el papa en su cuenta de Twitter. El pontífice asiste desde la próxima colina del Palatino al recorrido de la cruz, que será transportada por varias personas desde el anfiteatro Flavio, el Coliseo.

El pontífice argentino es la máxima autoridad de más de 1.000 millones de católicos romanos en todo el mundo.

Sigue leyendo

Papa Francisco pide a católicos centrarse en Dios y no en métodos espirituales

El papa Francisco hizo hoy un llamamiento para que los católicos vivan «centrados en Cristo y en el Evangelio» para que sea Jesús quien esté por encima de todos y no los métodos espirituales que cada uno emplee para entender la fe.

En estos términos se expresó Jorge Bergoglio durante el discurso que pronunció en el Vaticano para celebrar el sesenta aniversario del movimiento Comunión y Liberación y el décimo del fallecimiento de su fundador, el italiano Luigi Giussani (1922-2005).

El obispo de Roma reconoció que «después de sesenta años, el carisma original no ha perdido su frescura y vitalidad» en este movimiento eclesial, aunque recordó a sus miembros que el centro de todo es Jesús.

«El centro es uno solo: ¡Jesucristo!. Cuando pongo al centro mi método espiritual, mi camino espiritual, mi manera de ponerlo en práctica, me salgo del camino. Toda la espiritualidad, todos los carismas en la Iglesia (Católica) deben ser «descentralizadores»: ¡en el centro solo está el Señor!», subrayó.

Y agregó: «Así, centrados en Cristo y en el Evangelio, podréis ser brazos, manos, pies, mente y corazón de una Iglesia saliente. El camino de la Iglesia es ir a buscar a los que se encuentran en la periferia, servir a Jesús en cada persona marginada, abandonada, sin fe, desilusionada con la Iglesia, prisionera de su propio egoísmo».

Durante su alocución ante más de 60.000 personas procedentes de 47 países, el pontífice argentino pidió rechazar las autorreferencias para escuchar a los que son diferentes y aprender «de todo el mundo, con sincera humildad».

Solo de esta forma, insistió, se evitará «caer en la espiritualidad de etiqueta» que, según Bergoglio, desorienta y transforma a la gente «en meros empresarios de una ONG».

El papa Francisco remarcó que «la moral cristiana no es el esfuerzo titánico, voluntario, de quien se enfrenta solo al mundo», ni tampoco significa «no caer nunca, sino levantarse siempre».

El máximo representante de la Iglesia Católica también tuvo palabras de elogio hacia Giussani, del que reconoció que «la lectura de sus libros y sus artículos» le ha hecho «mucho bien» a lo largo de su vida.

Además, destacó de él su pensamiento «profundamente humano» que es capaz de llegar «a lo más íntimo del hombre».

El papa Francisco llegó a la Plaza de San Pedro del Vaticano a las 11:30 horas (10:30 GMT) y recorrió la plaza y la Vía de la Conciliación, que une el Vaticano y Roma, subido en su «papamóvil».

En su vehículo papal, saludó y bendijo a las miles de personas de todo el mundo que viajaron hoy para verle y que le recibieron con aplausos y al grito de «¡Francesco!».

Pero antes, los miembros de este movimiento eclesial que nació en Italia en 1954 -aunque su nombre actual, Comunión y Liberación, fue adoptado por primera vez en 1969- celebraron una misa, con rezos y cantos, para honrar la memoria de su fundador.

Sigue leyendo

Último discurso de Nicolás Maduro dejó muchos memes

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha demostrado que no se le dificulta confesar que en ocasiones duerme en el mausoleo donde reposan los restos del mandatario Hugo Chávez para considerar allí detenidamente sus actos, y menos relatar que Chávez se le ha aparecido en forma de pajarito.

Y en sus apariciones públicas es frecuente que sus comentarios o equívocos irriten a algunos, a la par que casi siempre alimenta el exagerado humor de los venezolanos, que suelen mofarse incluso de sus peores tragedias.

Esta semana, durante su informe anual a la Asamblea Nacional, Maduro recurrió al poder divino para hallar soluciones a la crisis económica que agobia al país, que resumió en la frase «Dios proveerá».

Esa frase, incluso por encima de las dudas que dejó sobre las medidas que adoptará para enfrentar la crisis económica, ha sido el tema de conversación y de numerosas bromas entre los venezolanos. Incluso en Twitter se convirtió en tendencia.

Las redes sociales fueron inundadas por cientos de «memes», idea o concepto, usualmente humorístico, que se plasma en cualquier tipo de formato multimedia sobre temas de actualidad. Entre ellos, uno en el que se ve a Jesucristo sonriente con la leyenda: «Ahora yo soy el ministro de economía».

Varios aliados del presidente Maduro consultados declinaron hacer comentarios a The Associated Press sobre el tema y otros no estuvieron disponibles.

Por su parte, el humorista Laureano Márquez no dejó pasar la oportunidad y tituló su columna semanal en la portada del diario antichavista Tal Cual: «Carta de dios a Maduro». Allí escribió que por ser dios omnisciente «me calé completico tu discurso… en un determinado punto -frente a las adversidades que se le avecinan al país por la crisis de los precios del petróleo- te oí decir, haciendo uso de tu libre albedrío: «Dios proveerá».

 

 

«Mi pequeña y hermosa Criatura (Maduro). Yo ya proveí. ¿Es que acaso no te has dado cuenta?», destacó Márquez al enumerar la ingente riqueza natural de Venezuela.

 

 

«Les va a costar mucho que yo entienda cómo convirtieron una de una de mis mejores obras en esta ruina», ironizó.

«Lo siento, hijo, tengo que decirte que tu petición a las finanzas celestiales también ha fracasado», añadió al referirse a la reciente gira internacional de Maduro en busca de recursos para paliar la merma de ingresos por la caída sostenida de los precios del petróleo, que sus críticos afirman no tuvo los logros esperados.

Maduro a menudo lamenta que sus críticos se aprovechen de sus creencias para intentar desacreditarlo, mientras otros como Darwin Pérez piensan que con sus comentarios el mandatario busca eludir sus responsabilidades.

«Maduro ya le echó el muerto a Dios, porque no sabe qué hacer con el desastre que Chávez dejó», dijo Pérez, un electricista de 35 años.

«Ojalá dios nos provea de un nuevo presidente», agregó con una sonrisa.

Venezuela enfrenta una crisis con una inflación desbordada, que cerró el año pasado por encima del 64%, escasez de alimentos y productos básicos y una recesión económica de 2,8%. (E)

Sigue leyendo