Comunidad ecuatoriana en España reclama que se eliminen los recortes

La comunidad ecuatoriana residente en España reclama que «se eliminen las medidas de recortes que ha habido en todos los sentidos y que afectan al Estado del Bienestar», según declaró a Efe en una entrevista, Eduardo Plaza, activista ecuatoriano.

Alrededor de trescientos cincuenta ecuatorianos, entre ellos Plaza, acudieron a la manifestación celebrada el pasado viernes en Madrid con motivo del Primero de Mayo, sumándose a las decenas de miles de personas que se congregaron en la madrileña Plaza de Cibeles para pedir el fin de la política de recortes.

«Hay un elevadísimo nivel de desocupación en los sectores más vulnerables en los inmigrantes y en las personas de una edad avanzada, en el sector de los jóvenes y, en ese sentido, nuestra posición es conjunta en cuanto a exigir que se implementen medidas para incentivar el empleo», declaró Eduardo Plaza.

Además, Elena Tito, integrante del Comité Ecuatoriano de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, recalcó a Efe que «más que una marcha por el día del trabajador, fue una reivindicación» por la actual situación de desempleo en España, «que afecta especialmente a los ecuatorianos».

«Ha habido una gran integración, dado que existen muchísimos ecuatorianos, latinoamericanos, extranjeros y españoles afectados por la hipoteca y el desempleo», destacó Tito, quien añadió que en estos asuntos «hay muchísima implicación y organización. En este sentido de crisis, no cabe nacionalidad», advirtió.

Alrededor de 400.000 ecuatorianos viven en España, según cifras oficiales, lo que convierte a esta comunidad en una de las más numerosas entre los residentes de países que no pertenecen a la Unión Europea. (I)

Nepal pide ayuda para la reconstrucción tras el sismo mientras siguen los rescates

Gobierno se defiende de las criticas por la gestión realizada hasta ahora con la crisis tras el terremoto.

Más de 3.400 inmigrantes salvados este sábado en el Mediterráneo

Un total de 3.427 emigrantes fueron salvadas este sábado por buques italianos y franceses integrantes del nuevo dispositivo de la Unión Europea en el Mediterráneo, anunciaron los guardacostas italianos.

Sin ser un récord, este total es uno de los más altos de los últimos años para un solo día. En sus dos últimas jornadas «muy cargadas», los guardacostas coordinaron los rescates de 3.791 emigrantes el 12 de abril y de 2.850 al día siguiente.

Una patrullera de alta mar de la Marina francesa rescató a 217 personas cerca de las costas libias, anunciaron las autoridades francesas.

Los emigrantes iban a bordo de tres embarcaciones, indicaron las autoridades, y añadieron que dos presuntos traficantes de personas habían sido capturados y «serán entregados a las autoridades italianas».

En Italia, los guardacostas anunciaron por la noche que habían coordinado desde su cuartel general romano el rescate de 3.427 pasajeros de 16 embarcaciones a lo largo de este sábado.

Además de la patrullera francesa, las operaciones del día movilizaron cuatro buques de los guardacostas, dos de la Marina italiana, dos mercantes, dos barcos de la policía aduanera italiana y dos remolcadores.

La Marina italiana tuiteó que su fragata «Bersagliere» socorrió a 778 emigrantes y su patrullera «Vega» a un total de 675 más.

Algunos eran esperados por la noche en la isla italiana de Lampedusa, la más cercana de las costas africanas. La mayor parte de los otros deberían llegar la noche del domingo a Sicilia o al sur de Italia.

Según los guardacostas italianos, la patrullera francesa «Commandant Birot» debería desembarcar sus emigrantes en un puerto de Calabria.

La patrullera comenzó a principios de semana a reforzar el dispositivo de vigilancia europeo Tritón, para afrontar el flujo de inmigrantes. La nave llevaba sobre todo material médico y sanitario.

Varios centenares de emigrantes, esencialmente africanos pero también muchos sirios, llegan a diario a las costas italianas después de ser rescatados por la Marina o los guardacostas.

El Consejo Europeo decidió el 23 de abril reforzar la presencia de la Unión Europea en el Mediterráneo, con el objetivo de evitar «nuevas pérdidas de vidas», después de que más d de 1.200 inmigrantes murieran desde principio de año tras el naufragio de sus embarcaciones.

La operación Tritón, coordinada por la agencia europea encargada de la vigilancia de las fronteras (Frontex) fue lanzada en noviembre de 2014 con el objetivo de ayudar a Italia a controlar sus límites marítimos y rescatar a inmigrantes en el mar.

La Comisión Europea prolongó hasta finales de 2015 la operación, otorgándole un presupuesto de 18 millones de euros.

La UE busca el aval de las Naciones Unidas para combatir a los traficantes, tildados de «esclavistas» por el presidente del Consejo italiano, Matteo Renzi. La situación en Libia, donde dos Gobiernos y dos Parlamentos se disputan el poder, la posibilidad de una intervención resulta complicada. (I)

Katmandú se elevó más de 1 metro por el terremoto

El terremoto de Nepal elevó la región afectada y la desplazó hacia el sur, según informó este jueves la Agencia Espacial Europea (ESA) en París.

Según cálculos del Instituto de de Investigación Aeroespacial Alemán (DLR), la zona de la capital, Katmandú, se encuentra ahora en promedio 1,65 metros más al sur que antes.

Además, la ciudad se elevó más de un metro, informó Thomas Fritz, del DLR. «Nuestro cálculo exacto es de 1,26 metros», explicó. Los cálculos se basan en datos satelitales. (I)

Papa Francisco reclama salario equitativo para la mujer

El Papa Francisco hizo el miércoles un apasionado llamado a poner fin a la brecha salarial entre hombres y mujeres, calificándola como un «escándalo» que los cristianos deben rechazar firmemente.

«¿Por qué se da por sentado que las mujeres deben ganar menos que los hombres? ¡No! Tienen los mismos derechos. La discrepancia es un escándalo puro», dijo a decenas de miles de personas en su audiencia general en la Plaza de San Pedro.

Elevando la voz para poner énfasis a una de sus declaraciones más contundentes sobre el tema hasta el momento, el Papa dijo que los cristianos deben «apoyar decididamente el derecho a recibir igual salario por el mismo trabajo».

Las mujeres en la Unión Europea recibieron salarios 16,4 por ciento menores que los hombres en promedio en 2013, según la agencia de estadísticas Eurostat.

En tanto, datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos indicaron que las mujeres ganan 77 centavos por cada dólar que un hombre percibe, en base a salarios anuales promedio.

Francisco ha dicho que quiere que las mujeres tengan un mayor papel en la Iglesia Católica Romana en todo el mundo y en la burocracia del Vaticano, pero ha afirmado que la «puerta está cerrada» a la posibilidad de que opten al sacerdocio.

La iglesia enseña que las mujeres no pueden optar al sacerdocio porque Jesús escogió solo a hombres como sus apóstoles. Los defensores del sacerdocio femenino rechazan esta visión, diciendo que estaba actuando según las normas de su tiempo. (I)

Embajador español regresará a Caracas

El embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernández, volverá a la capital venezolana “con toda probabilidad, en las próximas horas”, después de que el presidente Nicolás Maduro hiciera unas declaraciones rebajando la tensión con España, anunció ayer el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

“Cuando las circunstancias son normales se actúa con normalidad y, por tanto, con toda probabilidad, el embajador volverá en las próximas horas”, afirmó García-Margallo a su llegada a Nueva Delhi.

García-Margallo aceptó así “la mano” que tendió en la víspera Maduro a su homólogo español Mariano Rajoy, a quien invitó a mantener relaciones “con base en el respeto” y con miras a su próximo encuentro durante la cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe (Celac) y la Unión Europea, del 10 al 11 de junio en Bruselas.

“Si quieren mi mano, la tiendo también, aquí está”, dijo el sábado Maduro en una intervención en radio y televisión. “Pronto nos vamos a ver en la cumbre UE-América Latina. Espero no tener que llegar con las lanzas”. “Con respeto todo se puede”, agregó.

El mandatario chavista hizo estas declaraciones después de que el viernes pasado la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmara que Madrid desea “mantener las mejores relaciones posibles con el gobierno de Venezuela”.

España había llamado a consultas el pasado miércoles a su embajador en Caracas, Pérez Hernández, como protesta por unas declaraciones de Maduro acusando al jefe del gobierno español de apoyar una “conjura” internacional para derrocarlo. “Los calificativos que utilizan las autoridades (de Caracas), nunca el pueblo venezolano, son absolutamente intolerables”, dijo entonces Margallo, al anunciar la medida. (I)

Prisión para exministro
La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, informó ayer que pesa una orden de aprehensión contra el general Hebert García Plaza, exministro de Transporte Aéreo y Acuático, por presunta implicación en la compra irregular de barcos en España.

La fiscal reveló en un programa, de la emisora privada Televen, que por el caso están detenidos cuatro directivos de Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) y que “aún faltan tres órdenes de aprehensión por materializar, entre ellas la del exministro”, quien se estima huyó del país. Por esta razón, Ortega solicitará a Interpol —de ser necesario— una circular roja para poder capturarlo en el exterior.

Acuerdo migratorio de UE es criticado

Las decisiones de la Unión Europea sobre política de inmigración en la cumbre extraordinaria celebrada el jueves en Bruselas genera críticas.

Casi todos coinciden en que triplicar las capacidades para el rescate en aguas del Mediterráneo no alcanza ni de lejos para evitar futuras catástrofes. Los medios económicos para las misiones Tritón y Poseidón se ampliarán hasta los nueve millones de euros al mes.

Las críticas se centran sobre todo en que no se amplía el área de la misión de vigilancia de fronteras Tritón ante la costa italiana. La organización Amnistía Internacional calificó los acuerdos de la cumbre de “una operación para salvar la cara, pero no vidas”. La cumbre ni siquiera cumplió con las expectativas más bajas. La organización Pro Asyl la calificó de “la cumbre de la vergüenza” por las medidas adoptadas.

Las voces críticas señalan que solo una ampliación del territorio de intervención aportará verdaderos avances.

La vicejefa del comité de DD.HH. en la Eurocámara, Barbara Lochbihler, calificó los resultados de la cumbre de “miserables, negligentes y falsos”.

La responsable de los Verdes en la Eurocámara, Rebecca Harms, calificó ayer los acuerdos de “desastre”. “No estamos en condiciones de seguir apostando por el aislamiento”, dijo. Según palabras del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se deberían revisar las intervenciones militares para destruir los barcos que los traficantes emplean para el transporte de refugiados. Para ello, es necesario un mandato de la ONU.(I)

500
mil personas

se estima que esperan llegar a las costas de Europa al salir desde un puerto de Libia.

Naufragios hacen presión a la UE

La Fiscalía de Catania, que investiga el naufragio del pesquero con cerca de 850 inmigrantes en el Canal de Sicilia el pasado domingo, añadió el delito de secuestro a las acusaciones ya formuladas al patrón del barco, el tunecino Mohammed Al Malek, por haber encerrado a cientos de ellos en la bodega.

En un comunicado, la Fiscalía informó que solicitó ayer al juez instructor la confirmación de la detención de las dos personas, Malek y el sirio Mahmud Bikhit, identificados entre los 28 sobrevivientes como los traficantes que los estaban llevando a las costas italianas.

El juez instructor tiene 48 horas para realizar el interrogatorio a los detenidos y decidir si confirma la detención.

Otros sobrevivientes contaron que cuando ocurrió la tragedia Malek bebía vino y fumaba hachís, y luego intentó confundirse entre los rescatados.

A bordo había tres tipos de pasajeros. “Los que tenían menos dinero estaban encerrados en la bodega. Nosotros estábamos en el nivel medio, y los que pagaron más arriba”, explicó un muchacho bangladesí.

Cuando se produjo la primera colisión “todo el mundo gritaba, empujaba, golpeaba, en un ambiente terrorífico. Podíamos escuchar a los que estaban encerrados en la bodega gritar: ‘¡socorro, socorro!’”, indicó. “Conseguimos empezar a nadar justo en el momento en que el barco se hundía”, relató y detalló que la mayoría “eran africanos y no sabían nadar”.

Los líderes de la Unión Europea que el año pasado decidieron suspender el rescate de inmigrantes que intentan cruzar el mar Mediterráneo revertirán su decisión hoy, tras la tragedia del domingo que elevó a 1.800 los fallecidos en lo que va del año al intentar la travesía, frente a 100 del año pasado.

Entre las medidas no se descarta un plan militar para destruir embarcaciones de traficantes antes de que puedan ser utilizadas para cargar migrantes rumbo a Europa. (I)

Propone Italia hundir barcos para evitar inmigración

Negocia con la ONU y la Unión Europea una autorización para hundir los barcos antes que partan de Libia.

Detienen a capitán de barco que naufragó con 900 migrantes en el Mediterráneo

Los líderes europeos pasaban apuros para dar una respuesta adecuada al imparable flujo de inmigrantes y la continua inestabilidad en Libia después de la posible muerte de hasta 900 personas en el Mediterráneo.

En tanto, fiscales anunciaron este martes el arresto del capitán tunecino y un sirio miembro de la tripulación de un barco que zozobró frente a la costa de Libia con centenares de personas a bordo, en lo que podría ser la peor tragedia de migrantes fallecidos.

Según el fiscal adjunto Rocco Liguori, ambos hombres fueron acusados de favorecer la inmigración ilegal en tanto que además se imputó al capitán el cargo de homicidio múltiple imprudencial en relación con el naufragio.

El capitán y el miembro de la tripulación fueron arrestados a bordo de una embarcación de rescate que trajo a Sicilia 27 sobrevivientes del desastre.

Aun cuando continuaba la búsqueda de víctimas del naufragio ocurrido el fin de semana, barcos de la guardia costera atendieron con prontitud nuevas emergencias en alta mar: dos frente a Libia y una tercera embarcación que encalló cerca de Grecia.

El primer ministro italiano Matteo Renzi criticó lo que describió como un «aumento importante en las travesías de la muerte», y pidió a Europa que se concentre en impedir la salida de más embarcaciones de Libia, la fuente del 90% del tráfico de migrantes con destino a Italia.

«Nos enfrentamos a una actividad delictiva organizada que gana muchísimo dinero, pero que sobre todo arruina muchas vidas», dijo Renzi en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro de Malta, Joseph Muscat.

Renzi comparó a los traficantes de personas con los mercaderes de esclavos de siglos pasados y los describió como «hombres sin escrúpulos que comercian con vidas humanas».

La titular de relaciones exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini, dijo que la cifra de muertos del fin de semana «por fin» ha despertado totalmente a la Unión Europea sobre los males del tráfico de personas.

Han aumentado las críticas contra la Unión Europea por demorar una reacción ante la crisis debido a dos naufragios en los que se cree perdieron la vida 1.300 migrantes en la última semana. Se cree que unas 400 personas se ahogaron en otro naufragio ocurrido el 13 de abril.

Poner freno a los traficantes de personas será un punto principal en la agenda de los gobernantes de la Unión Europea en la cumbre de emergencia que efectuarán el jueves en Bruselas, junto con una propuesta para duplicar los recursos a los patrullajes marinos en el litoral sur de Europa.

El plan de 10 puntos incluye una propuesta para emprender acciones «civiles y militares», como las tomadas durante la operación europea de combate a la piratería en el mar frente a Somalia, a fin de capturar y destruir embarcaciones utilizadas por los traficantes.

Mientras tanto, han salido a la luz nuevos detalles sobre el desastre del fin de semana. Los fiscales italianos dicen creer que centenares de migrantes estaban encerrados abajo de la cubierta sin que lograran escapar cuando la embarcación desvencijada en la que viajaban zozobró frente a la costa de Libia.

En una conferencia de prensa en Catania, Sicilia, el fiscal Giovanni Salvi dijo que «varios cientos de personas fueron obligadas a bajar a la bodega y las encerraron». Agregó que cientos más fueron encerrados en un segundo nivel del barco, que también llevaba a cientos de migrantes amontonados en la parte superior de la cubierta.

Salvi dijo que los migrantes corrieron hacia un lado de la embarcación cuando vieron aproximarse un barco de bandera portuguesa de transporte de contenedores, en una situación en la que el rescate contribuyó al desastre.

«Los barcos mercantes carecen de adiestramiento adecuado para efectuar rescates en el mar», advirtió Salvi. «El hecho es que los rescates marinos son difíciles y obligan el profesionalismo».

Como ocurre en todos los hundimientos de embarcaciones en alta mar, posiblemente jamás se sabrá con precisión la cifra exacta de fallecidos.

Hasta el momento sólo se han recuperado 24 cadáveres y fueron rescatados sólo 27 sobrevivientes.

Un sobreviviente, identificado como un bangladesí de 32 años, dijo que 950 personas iban a bordo del barco cuando naufragó, aunque Salvi señaló que esa persona no tenía manera de verificar las cifras.

Según Salvi, la Guardia Costera calculaba que había 700 personas a bordo, con base en sus observaciones.

Muscat, el primer ministro maltés, describió la más reciente tragedia de migrantes como «una situación que cambia las cosas», y señaló que «si Europa no trabaja en conjunto, la historia habrá de juzgarla pésimamente».

Renzi dijo que las tragedias recientes han probado que rescatar a los migrantes no siempre es posible, dadas las condiciones de las embarcaciones y lo delicado de las operaciones, por lo que hace falta centrarse en evitar que las embarcaciones salgan de Libia.

«Seguir pensando en permitirles zarpar y entonces perseguirlos significa poner en riesgo muchas vidas», afirmó.

Pero incluso mientras los líderes europeos trataban de determinar cómo responder a la crisis, más embarcaciones precarias zarparon el lunes para la peligrosa travesía. Renzi dijo que barcos italianos se apresuraban a responder a llamadas de emergencia de una balsa inflable cerca de la costa de Libia con entre 100 y 150 migrantes, y otra embarcación que llevaba unas 300 personas.

La Organización Internacional para las Migraciones dijo previamente que su oficina en Roma había recibido llamadas de auxilio de tres embarcaciones. El grupo dijo que la persona que llamó avisó de 30 personas que se encontraban a bordo de su embarcación que se hundía, y que había 20 muertos.

No hubo detalles disponibles sobre las otras embarcaciones ni sobre su ubicación, y se desconocía si eran las mismas a las que se había referido Renzi.

En un incidente separado, por lo menos tres personas, entre ellas un niño, perdieron la vida y 93 fueron rescatadas cuando una embarcación de madera con docenas de inmigrantes que salieron de Turquía encalló en la isla griega de Rodas.

Imágenes de video mostraban a migrantes que se sujetan a fragmentos de la embarcación siniestrada y a socorristas que los ayudaban a llegar la costa.(I)

La ONU acusa a la Unión Europea de transformar el Mediterráneo en un "gran cementerio"

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Husein, criticó duramente las políticas migratorias «cínicas» de la Unión Europea este lunes, acusando a Bruselas de transformar el Mediterráneo en un «gran cementerio».

«Europa da la espalda a algunos de los emigrantes más vulnerables del mundo y se arriesga a transformar el Mediterráneo en un vasto cementerio», declaró Zeid en un comunicado emitido tras los últimos naufragios que se han producido frente a las costas europeas y que podrían sumar más de un millar de muertos.

El balance oficial del último hundimiento, acaecido el domingo, es de 24 muertos y 28 rescatados, pero la cifra de víctimas mortales podría ser considerablemente más alta: según los supervivientes, a bordo del barco viajaban por lo menos 700 personas.

Para este responsable de Naciones Unidas, los europeos deberían reconocer que necesitan mano de obra poco cualificada y admitir que los refugiados tienen derecho a recibir protección.

Zeid exhortó a los gobiernos de los países de la UE a adoptar «un enfoque más valiente y menos cínico», acusándolos de ceder ante los movimientos populistas xenófobos en ascenso en el espacio comunitario.

El responsable criticó la falta de vías legales puestas en marcha para los emigrantes y los demandantes de asilo.

El lunes por la tarde, la Unión Europea convocó una reunión de urgencia de los ministros de Interior y de Relaciones Exteriores comunitarios, y desveló un decálogo de medidas para hacer frente a las tragedias en el Mediterráneo.

«Estoy horrorizado, pero no sorprendido por la tragedia», aseguró Zeid.

«Esos muertos y los centenares que los han precedido en los últimos meses eran previsibles», añadió, subrayando que las muertes eran el resultado de un fracaso de gobernanza y de una «inmensa falta de compasión».

Investigación

Asimismo, pidió a la comunidad internacional que abra una investigación independiente sobre los naufragios en el Mediterráneo y se comprometió a apoyarla.

El alto responsable de Naciones Unidas consideró que la operación europea de vigilancia marítima Tritón no se adaptaba a la situación actual, por estar «antes destinada a controlar las fronteras marítimas que a salvar vidas».

Por su parte, el presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Elhadj As Sy, se expresó en términos similares, al lanzar un llamamiento para «terminar con la indiferencia que transforma el Mediterráneo en un gran cementerio».

As Sy tenía previsto desplazarse el martes a Catania, en Sicilia, donde han sido llevados los supervivientes del naufragio del domingo.  (I)

UE promete actuar tras la tragedia de inmigrantes en el Mediterráneo

Los ministros de Relaciones Exteriores de la UE prometieron este lunes hacer más para poner fin a la muerte de inmigrantes en el Mediterráneo, incrementando los rescates y capturando a los traficantes, tras la tragedia del fin de semana en la que murieron hasta 700 personas frente a las costas de Libia.

Muchos gobiernos europeos han sido reacios a financiar las operaciones de rescate en la zona por temor a alentar a más personas a cruzar el Mediterráneo en busca de una vida mejor en Europa, pero ahora se enfrentan a la indignación generada por la muerte de los refugiados.

«Lo que está en juego es la reputación de la Unión Europea», dijo el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, a periodistas al llegar a una reunión con sus homólogos de la UE en Luxemburgo. «No podemos tener una emergencia europea y una respuesta italiana», agregó.

Los cancilleres observaron un minuto de silencio al comienzo del encuentro y después se les unirán los ministros del Interior para una reunión de emergencia sobre la crisis migratoria.

Hasta ahora, los países del norte de la Unión Europea han dejado en gran medida las operaciones de rescate a los estados del sur como Italia. En la semana previa a la tragedia, la guardia costera italiana rescató a casi 8.000 inmigrantes en el Mediterráneo, según la Comisión Europea.

Al menos 3.500 personas, muchas de ellas huyendo de la pobreza y enfrentamientos en África, murieron tratando de cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa en 2014, según Naciones Unidas.

La jefa de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, también italiana, dijo que estaba decidida a fomentar un «sentido común de responsabilidad» para afrontar la crisis y que los líderes de la UE estaban considerando celebrar una cumbre de emergencia en Bruselas esta semana.

Es un «deber moral» de la Unión Europea «concentrar nuestra responsabilidad como europeos para evitar que este tipo de tragedias sucedan una y otra vez», dijo Mogherini.

«Debemos erigir un sentido común de la responsabilidad europea (…) sabiendo que no hay una solución fácil ni una solución mágica», agregó.

Campamentos, más rescates

Las soluciones planteadas por los ministros de camino al centro de conferencias de Luxemburgo incluían un llamamiento de Gran Bretaña a actuar contra los traficantes de personas en el norte de África, que cobran miles de dólares por transportar a los inmigrantes en barcos neumáticos y de pesca.

Austria dijo que respaldaba una propuesta italiana de establecer campamentos en Oriente Medio y África, donde la gente pueda solicitar asilo sin tener que arriesgar sus vidas cruzando el Mediterráneo para llegar a Europa.

El ministro francés para Europa, Harlem Desir, dijo que la operación de la UE para proteger las fronteras, Triton, que sustituyó a un programa italiano más extenso llamado Mare Nostrum el año pasado, no era suficiente y que su alcance era demasiado limitado.

Triton se lanzó en pasado noviembre con siete barcos, dos aviones y un helicóptero, muchos menos recursos que Mare Nostrum, que tenía una capacidad aérea y de salvamento marítimo bastante mayor, con radares, aviones y drones. El presupuesto mensual de Triton es de 2,9 millones de euros (3,12 millones de dólares), un tercio del de Mare Nostrum.

Italia quiere que Egipto y Túnez participen en el rescate de los buques de inmigrantes en el Mediterráneo. Una vez rescatados del mar por egipcios o tunecinos, los inmigrantes podrían llevarse a puertos del norte de África. (I)