Desbordamienrto de quebradas afectan a Portoviejo y Chone

Neptalí Palma / Juan Bosco

Las lluvias de esta madrugada ocasionaron la formación de quebradas y el desbordamiento de las mismas en varios sectores de Manabí, una de ellos en la parroquia Riochico, de la capital provincial, y otra en San Antonio, cantón Chone.

En la parroquia Riochico, de Portoviejo, los cultivos, casas y hasta aves de corral fueron arrasados la madrugada de este martes tras el desbordamiento de la quebrada Los Ebanitos, ubicada en la localidad del mismo nombre.

La lluvia hizo que la quebrada, que en verano permanece seca, se desborde inundando con ello algunos sectores, como la casa de Eduardo Molina, cuyo acceso quedó anegado.

Molina no pudo sacar los cultivos que pensaba ir a vender hoy a Portoviejo, pues una parte fue arrasada por la caudalosa quebrada.

Tras seis horas de lluvias, las afectaciones alcanzaron a 120 familias en esta localidad, al igual que en Las Chacras y San Clemente, todas de la parroquia Riochico, según el concejal rural de Portoviejo, Javier Pincay.

Manta y Chone

Otras inundaciones se registraron en la zona rural de Manta, así como en Portoviejo y en el cantón 24 de Mayo.

En Chone, la fuerte lluvia caída desde las 05:00 de este martes en las montañas de la parroquia San Antonio, hicieron que se formen varias quebradas anegando los sectores bajos de Barquero 2.

El el agua arrastró consigo palos y piedras taponando las alcantarillas, y anegando varios sectores hasta una altura de dos metros.

En Los Horconcitos, en donde unas 20 viviendas resultaron afectadas por las inundaciones, el agua llegó a un metro y medio de alto; las familias afectadas se pusieron a buen recaudo en las partes altas de las viviendas, ya que el nivel del agua bajó rápidamente, informó Wagner Zambrano, presidente del GAD parroquial de San Antonio.

Protesta

Washington Vargas, habitante de Barquero, afectado por el desbordamiento de las quebradas, indicó que se cansaron de esperar la colocación de una alcantarilla más grande, por parte de MTOP, que les ofrecieron los técnicos desde el pasado 7 de enero, cuando se produjo inundación.

“Por esta razón, tomamos la decisión de bloquear la vía Chone-San Vicente, queremos que hoy mismo coloquen unas alcantarillas más grandes; se nos han dañado nuestros enseres y afectadas unas 100 hectáreas de tierras cultivadas con maíz, maracuyá, algodón, sandía, melón y otros. (I)