Obras en Bahía se reactivaron antes de llegada de Lenín Moreno

Bahía de Caráquez –

Movimientos inusuales registrados en estos días han despertado la curiosidad de quienes se quedaron en la cabecera cantonal de Sucre, una de las localidades manabitas que sufrieron los embates del terremoto que azotó al país en abril del 2016.

Desde esta semana, luego de varios meses de abandono, se reanudaron los trabajos en el terreno donde se construye el edificio de la Corporación Nacional de Electricidad, cerca del malecón de Bahía de Caráquez. Técnicos de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones inspeccionaron el sitio.

Las obras de regeneración en la zona del acceso a la ciudad, que estaban paralizadas desde hace varios meses, también se reactivaron.

Mientras, el sistema de iluminación del puente Los Caras, que desde el terremoto tenía apagada la mitad de las luminarias, desde el lunes pasado volvió a funcionar por completo.

Aquello ha generado expectativa entre los habitantes, quienes dicen estar ‘abandonados’ y que la reconstrucción en esta localidad se ha estancado.

“El Gobierno nos ha quedado debiendo y yo creo que recién se acuerda de Bahía de Caráquez, después de dos años de gobierno y tres del terremoto. Pero yo creo que esto abre la esperanza a la gente”, expresó Luis Mendoza, uno de los representantes del sector hotelero de esta ciudad.

Con optimismo, él refirió que la demanda hotelera está copada desde hace varios días, a tal punto que algunos funcionarios han tenido que reservar hospedaje en San Vicente, Jama y hasta en Chone.

Los habitantes de Bahía relacionan la reanudación de las obras descritas y de otras con la llegada del presidente de la República, Lenín Moreno, quien estará este viernes en esa localidad, junto con varios ministros, para reactivar la economía.

Aunque algunas edificaciones que resultaron afectadas por el terremoto siguen igual y aún se evidencia abandono, la gente espera que esta vez la reconstrucción de la ciudad no se paralice. Edificios como el del Cuerpo de Bomberos tienen parches hechos de plástico, vidrios rotos y fisuras.

En la parte alta del mercado central de la ciudad sigue funcionando el Municipio y en la planta baja están los puestos de abastos. Félix González, uno de los comerciantes, habló de la necesidad de tener un espacio ventilado, más cómodo.

Al inmueble del cabildo todavía le faltan reparaciones. Íngrid Zambrano, la alcaldesa de Sucre, estimó que en enero del 2020 podrían volver al edificio en donde laboraban.

La funcionaria mencionó que esta reactivación de la reconstrucción se dio, en parte, por la toma simbólica que hicieron los habitantes en el puente Los Caras, que une a Bahía con San Vicente. Este hecho, en reclamo por la falta de obras, ocurrió el 16 de abril pasado, cuando se cumplió el tercer año del terremoto que dejó casi 700 fallecidos.

A raíz de aquello, el Gobierno nacional dispuso la contratación de la construcción del hospital Miguel H. Alcívar.

La situación

Aún en casas provisionales

En el sector de la Cruz, en el barrio María Auxiliadora, habitantes como Carmen Ramona Gómez, de 71 años, aún viven en casas hechas de zinc que fueron donadas después del terremoto. La alcaldesa Íngrid Zambrano señaló que el Municipio está presto a reubicar a las personas que se quedaron sin vivienda, pero espera que en este sentido haya apoyo del Gobierno. (I)

wor...