Este es el escenario que traerá para los pasajeros el acuerdo entre Delta y Latam

La alianza de la aerolínea estadounidense Delta con Latam estará sujeta a autorizaciones en varios países, pero los ejecutivos creen que la aprobación no tendrá mayores problemas porque no hay riesgos de concentración, sino más bien existe un complemento.

Ignacio Cueto, presidente del directorio de Latam Airlines, sostuvo que de las 250 rutas que tiene Latam, solo hay una coincidencia con Delta en la ruta Sao Paulo-Nueva York, por ello confía en que el acuerdo prospere.

Delta ha acordado comprar el 20% de Latam por 1.900 millones de dólares, además asumirá una parte de la flota de su flota y pondrá 350 millones de dólares para asumir parte de los costos que implicará este acuerdo.

Uno de esos costos provendrá del término de la alianza con Oneworld y el fin del acuerdo que mantenía con American Airlines, una aerolínea que está posesionada en mercados de América Latina.

Pero, ¿qué implicaciones traerá este acuerdo para los mercados como Ecuador?

Desde Chile, Cueto indicó a EL UNIVERSO que este acuerdo con Delta tiene implicaciones para todas las filiales que están vinculadas al grupo y traerá oportunidades para estos mercados.

En el caso de Ecuador, el directivo indicó que será «una oportunidad para conectar a país con el mundo, con un mayor número de frecuencias». Además, dijo, va a potenciar a Latam Ecuador a dar un mejor servicio.

Cueto recordó que Delta es una importante aerolínea a nivel global que tiene 49% de Aeroméxico, 10% de Air France- KLM, 10% de Korean Air y ahora el 20% de Latam.

«Delta era más débil en esta región, con esto ellos se fortalecen… Es una compañía que nos ofrece más allá que una alianza comercial», indicó.

Al pasajero, según el ejecutivo, esta alianza supondrá lograr mejores precios para llegar a destinos a los que ahora Latam no arriba. «Las alianzas significan dar precios más bajos y una red más grande. Si yo tengo acuerdos con Delta voy poder llegar más allá de los destinos de Latam con precios más bajos», afirmó Cueto.

Actualmente Delta solo opera en Quito con vuelos a Atlanta, no llega a Guayaquil.

Pero así como esta alianza con Delta supone nuevos beneficios también significará que el usuario de Latam se adapte a un nuevo escenario al no poder acceder a la alianza Oneworld.

Esta alianza, por ejemplo, le permitía a un pasajero de Latam comprar pasajes con otras aerolíneas que integraban esa red. Además acumular millas en las aerolíneas de esta red.

Por otro lado, tampoco podrán comprar un boleto en American para ir a destinos donde no llegaba Latam.

La salida de Oneworld le podría tomar hasta un año y el acuerdo con American aún tenía unos siete meses de vigencia. Latam inicialmente quería profundizar su relación con American, pero recibió la negativa de la Corte de Justicia de Chile y eso la obligó a buscar otras alternativas.

Cueto cree que si se llega a poner a los pasajeros que ya habían adquirido boletos en vuelos de Delta, se podría llegar a un acuerdo antes, pero recordó que los viajeros no quedan desprotegidos. «En ningún momento esos pasajeros quedan colgados o pierden las reservar que ya hicieron», dijo.

La idea de Latam al salir de la red Oneworld apunta a no ser más parte de una alianza, sino a manejar sus propios acuerdos. Cueto sostuvo que mantendrán su relación con Qantas, Iberia y Bristin Airways. (I)

wor...