Folclore de cinco naciones latinas recorre Guayaquil

Esta urbe es sede de festival internacional

Los zapateos, los movimientos corporales –piernas, caderas, hombros y brazos–, el faldeo, los saltos, la fuerza y la coquetería en sus expresiones y pasos cautivaron al público que se dio cita en la explanada del MAAC, la noche del jueves último.

Ahí se desarrolló la gala principal del Festival Internacional Latinoamérica Baila, que comenzó el 1 de julio y termina este 10 en Guayaquil, la sede de esta cita folclórica regional.

Junto a la brisa y al río Guayas, y con el fondo de atractivos turísticos como la noria La Perla, las delegaciones de Chile, Argentina, Ecuador, Bolivia y México, en ese orden, mostraron bailes tradicionales y nativos de sus tierras con los que exponen parte de su identidad.

“El folclore es la frontera que nos une. Es la unión, es la fuerza y es donde buscamos a jóvenes y niños para que no vayan por otro camino. Nos debemos tomar las calles, los barrios, las plazas”, contó Ximena Zuleta, directora artística del Ballet Alma Chilena, de Chile. En sus dos salidas, el grupo expuso las danzas típicas rapa nui, mapuche, huasos, patagonia y chiloé.

El Ballet Sol de mi Tierra, de Argentina, presentó La chacarera, La zamba, El malambo, La milonga y El tango, danzas del noroeste y del norte de esa nación. “Es importante el folclore por el intercambio cultural, para que conozcan nuestras tradiciones a través del arte de la danza”, dijo Solange Lescano, directora de esta agrupación.

El anfitrión ecuatoriano, la Compañía de Danzas Tangaré, de Guayaquil, exhibió obras de la cultura costeña montuvia, como Algarabía montuvia y El guaraguo. El elenco principal también declamó amorfinos.

Y el semillero o los niñeros de Tangaré presentó un cuadro afroesmeraldeño con las danzas Andarele y La caderona.

El Ballet Folklórico BDB, Bailarines de Bolivia, hizo vibrar a los más de 200 asistentes con sus danzas –que incluyeron una recreación de un sacrificio y agradecimiento a la Pachamama (Madre Tierra)– como Los chutas, Los caporales, La kullawuada, La saya y Los incas. “El folclore le da identidad a nuestros pueblos, a nuestra idiosincrasia. Más allá de que seamos latinoamericanos tenemos particularidades que nos diferencian ”, afirmó Jimmy Calla, director del elenco boliviano.

México con el Ballet Folklórico Vicente Guerrero, de la ciudad de Tixtla, trasladó a los espectadores al país centroamericano que se aprecia en el cine.

“Nuestro propósito es difundir e investigar nuestro folclore, que es amplio tanto en colorido como en su esencia. Es un orgullo rescatar esas raíces y que los jóvenes se sientan orgullosos”, expresó José Luis Alcaraz Vargas, su director general.

“Qué lindo show”, “muy bellos los bailes”, “que se repitan más seguido”, dijeron parte de los asistentes. Muchos veían por primera vez a un ballet internacional. La clausura del festival será este martes, 19:00, en el Aula Magna de la Universidad Politécnica Salesiana. (F)

wor...