Lluvias también destrozan caminos de Guayas y Los Ríos

En el cantón Salitre, provincia del Guayas, un hueco de cuatro metros de longitud supone una amenaza para los conductores que salen de la cabecera cantonal con ruta a la parroquia General Vernaza.

Sus carros se inclinan en el bache, formado por efecto de las lluvias. La carpeta asfáltica está deteriorada en varios tramos, incluidas las rutas que van a la vecina Vinces, en la provincia de Los Ríos.

En Salitre, Carlos León, dirigente del balneario Santa Marianita, pide la reparación urgente de los caminos, si es posible a través de una declaratoria de emergencia en vialidad.

Moradores señalaron que motociclistas sufren lesiones al caer en el hueco de cuatro metros de longitud. De los vehículos, dijeron que se golpean las carrocerías.

En Vinces, la afectación asfáltica se evidencia en la ruta al recinto Macul, la entrada al cantón riosense desde Guayas.

Las lluvias mantienen crecidos los ríos y la amenaza de desbordamientos es evidente en Salitre, Vinces y Daule.

En este último cantón, la parroquia El Laurel se mantiene anegada desde hace dos semanas por la crecida de un afluente. En la parroquia Juan Bautista Aguirre, también de Daule, los moradores trabajan en la colocación de sacos con arena para evitar que el agua ingrese por el malecón.

Las lluvias en el país dejan a la fecha más de 30.000 afectados y más de 20.000 hectáreas malogradas de cultivos. Según el vicepresidente Otto Sonnenholzner, el Gobierno lleva cerca de $ 80 millones invertidos en atenciones.

El viernes pasado, el presidente Lenín Moreno y ministros estuvieron en El Laurel para la entrega de ayuda a afectados, incluido un bono invernal de $ 50 que será entregado una sola vez a beneficiados del bono de Desarrollo Humano que vivan en las seis provincias declaradas en alerta naranja.

El Banco del Estado, o BanEcuador, prevé dar créditos con facilidades a agricultores como incentivo para que se recuperen del golpe invernal. (I)