Fenocin también se mantiene en el paro indígena

El presidente de Fenocin, Santos Villamar, dijo que están preocupados con lo que pasa Ecuador en momentos en que la protesta indígena continúa en Quito, por lo que se solidarizan con la lucha histórica.

La organización que agrupa a los campesinos del Ecuador exige que primero se deroguen los decretos 883 y el decreto 888, que comprende las medidas económicas y el estado de excepción, antes de sentarse a dialogar.

Primero pidieron la libertad inmediata de sus compañeros sindicalistas, que pare la represión y el vandalismo. «Es una decisión de la Fenocin no sentarse a dialogar con el gobierno, mientras no se deroguen los decretos», dice Villamar. Asegura que sus bases también están en el Ágora de la Casa de la Cultura, donde están los indígenas de la Conaie agrupados.

También exhortan a la unificación de todos los movimientos sociales e indígenas.

Otros de los pedidos es una aclaración sobre la presencia militar estadounidense en Galápagos, en referencia al convenio por el cual Estados Unidos se abastece en la lucha contra el narcotráfico.

Piden que se deje de lado la política del Fondo Monetaria Internacional (FMI) y que se condone deudas de años de 36 mil familias que eran bajas y por los intereses se han vuelto impagables.

En otro momento darán a conocer con estadísticas los afectados dentro de sus integrantes. (I)

wor...