Denuncian los daños a bienes y servicios para hallar a culpables

Cuenca –

Daños a edificios públicos, a sistemas de agua potable y bienes privados han dejado las protestas en algunas ciudades del país, que han comenzado a levantar inventarios y recopilar datos para denunciar a los responsables.

Jorge Yunda, alcalde de Quito, indicó ayer que han trabajado con 20 abogados de la Procuraduría del Municipio para documentar en videos, en redes sociales, con número de placa los actos vandálicos “para que el peso de la ley pueda dar con los vándalos que han hecho daño en la ciudad”. Añadió que ya han puesto denuncias sobre estos casos ante la Fiscalía.

En Ambato, más del 35% de la población ambateña estaba ayer sin agua por las tomas de las plantas de tratamiento de agua potable de Tilulum y Apatug por parte de los indígenas, como parte de las estrategias en rechazo a las medidas económicas del Gobierno Nacional.

El vicepresidente Otto Sonnenholzner calificó ayer como un acto terrorista el corte del suministro de agua.

En la planta de Tilulum se había reportado el robo de algunas válvulas y medidores de caudales.

Ricardo López, gerente (s) de la empresa pública de Agua Potable y Alcantarillado de Ambato, dijo que la afectación es entre el 35% y el 40% de la población ambateña (alrededor de 80.000 habitantes), principalmente de los barrios de la parte sur, además de las parroquias rurales Juan Benigno Vela y Santa Rosa.

En Tungurahua también los indígenas se tomaron antenas repetidoras de los canales de televisión y emisoras en frecuencia modulada instaladas en el cerro Pilisurco.

Azuay también afronta perjuicios. Los daños materiales en Cuenca a consecuencia de las manifestaciones superan los 100.000 dólares. Las afectaciones son principalmente en el centro histórico y en la ruta del tranvía. Tras la jornada de ayer se realizará una nueva evaluación, para determinar si las afecciones son mayores.

Desde el departamento municipal de Áreas Históricas y Patrimoniales se informó que los daños son de diferentes tipos. Hubo ruptura de bolardos y bordillos, paredes manchadas con pintura, grafitis en casas patrimoniales y destrucción de macetas, plantas y protecciones de la plaza de San Francisco. Reparar estos bienes demandará unos 50.000 dólares.

Los desmanes también generaron daños en la ruta del tranvía con seis semáforos rotos, dos cámaras de vigilancia dañadas, una cámara de vigilancia robada, dos reguladores de tráfico aplastados y un regulador de tráfico hurtado.

Además en diversos tramos de la obra civil se destruyeron y algunos metros de enchaquetado (material que aísla la vía) fueron calcinados. Aquí, según la Unidad Ejecutora del Tranvía, se estima que los daños superan los 40.000 dólares.

También se registraron actos vandálicos en las estaciones de la Bicipública. Entre aquellos, el intento de robo de una bicicleta, destrucción con daños menores a las estaciones.

Las autoridades advirtieron que en caso de identificar a los causantes a través de las cámaras de seguridad se los procesará legalmente por la destrucción de bienes públicos.

Fuera de Cuenca también hubo reportes de daños. Un tanque de agua potable que abastece a Cachiloma, San Vicente, San Juan de Pambadel y zonas altas del cantón Girón, en Azuay, resultó afectado con piedras. Por eso, el servicio de agua potable se suspendió. Este hecho delictivo será denunciado en la Fiscalía.

El alcalde José Miguel Uzhca reportó también que la tubería matriz de conducción de agua potable que abastece al centro cantonal de Girón fue destruida y hasta ser reparada solicitaba un consumo moderado.

Cerca del mediodía, el Municipio indicó que para la tarde preveía restablecerse el servicio por la tarde. (I)

LOJA

El cierre de vías complicó el abastecimiento de gas en Loja y Zamora Chinchipe. La compañía Lojagás indicó que el cierre de vías no les permite traer el producto hasta el sur del país. La gobernadora de Loja, Lorena Costa, anunció el toque de queda y restricciones para infraestructuras como reservorios de agua, plantas de agua, instituciones gubernamentales, antenas de repetición de medios de comunicación. Ayer, buses y taxis trabajaron con normalidad, sin embargo la terminal terrestre mantuvo la boletería de las cooperativas de transporte cerradas. No hubo atención al público, pues las vías de salida desde Loja hacia el norte y costa del país están bloqueadas.

En Ibarra se cuantifican daños a edificio de la Gobernación

La Gobernación de Imbabura puso una denuncia en la Fiscalía de Imbabura por los daños que sufrió el edificio el 3 de octubre pasado durante las manifestaciones.

Pero hasta el momento no existe un reporte cuantificado de los daños, pues varios peritos aún desarrollan un informe de los hechos.

“Aún no tenemos una cuantificación detallada sobre los destrozos, pero las investigaciones continúan, presentamos la denuncia y hemos pedido a la Fiscalía que se apoyen en las grabaciones de las cámaras del sistema integrado del ECU911 para identificar a los responsables”, dijo Carlos Pozo, abogado de la Gobernación.

El pasado 3 de octubre, todos los ventanales de la planta baja del edificio y la puerta principal de ingreso fueron destruidos.

Pozo explicó que 23 personas fueron detenidas después de los desmanes. Sin embargo, ninguna fue judicializada porque fueron aprehendidas posterior al evento y lejos del lugar de los hechos. Según el parte policial, los manifestantes fueron detenidos por agredir a los agentes y juzgados por contravenciones de segunda clase. (I)

wor...