Víveres y cárnicos comienzan a escasear por paro en Carchi

Tulcán –

Con carros proveedores de comestibles imposibilitados de llegar a los principales cantones y productores agropecuarios que no pueden sacar sus cosechas, los consumidores de Carchi comienzan a sentir la escasez que genera el paro.

Los mercados populares, tiendas y supermercados de a poco han quedado con faltante de productos.

La gente madrugó ayer para acceder a los pocos alimentos que existían de Tulcán, aprovechando que los mercados fueron abiertos entre las 06:00 y 14:00.

El bloqueo que aún mantiene sitiada a la provincia de Carchi no permite el ingreso de frutas, cárnicos, mariscos, granos, productos terminados, desde el interior del país o desde el sur de Colombia.

Henry Pólit, morador del norte de la capital provincial, manifestó que notó cierta preocupación en los consumidores porque son contados los comestibles en existencia, que después del mediodía empezaron a agotarse.

Los productores de hortalizas y verduras aseguraron que en motos sacaron desde las fincas pocas cubetas.

Marcelo Martínez, sembrador de papa, advirtió que ya se sienten los estragos que deja la medida que hoy cumple seis días. Dijo que las pérdidas son cuantiosas y desde el miércoles dejaron de cosechar.

La feria de patata de San Gabriel y Julio Andrade en las que se expenden 20.000 quintales del tubérculo fueron suspendidas. El Centro Agroganadero de Montúfar no abrió sus puertas, allí se comercializan 1.300 reses cada sábado.

Luis Rosero, agricultor de Chapuel, comunidad cercana a Tulcán, afirmó que resulta imposible sacar la producción porque incluso en las vías rurales hay árboles cruzados en las calzadas que impiden el tránsito de vehículos.

En los supermercados de cadena las perchas de los artículos congelados están vacías. En esos negocios señalan que los camiones con diversas mercaderías están atascados en Imbabura y temen quedar desabastecidos.

Los camales municipales no están operativos, imposibilitando el faenamiento de bovinos, cerdos y ovejas. Varios restaurantes han optado por cerrar las puertas debido a que no hay los insumos.

Santiago Larrea, diseñador gráfico, decidió el sábado trasladarse a Ipiales caminando hasta Rumichaca con el objeto de aprovisionarse de la canasta semanal.

Mientras que las autoridades que impulsan el paro, que busca atención del Gobierno para la provincia, mantienen su postura de continuar con la protesta.

El sábado en la noche en Tulcán y Julio Andrade hubo el denominado “cacerolazo”. Según los dirigentes, fue el de mayor convocatoria. Se estimó que 4.000 personas salieron a las calles en ambas poblaciones.

Las autoridades confirmaron que las negociaciones desde el viernes en la noche ‘están muertas’ y pidieron al pueblo carchense mantenerse unido y en pie de lucha. Durante la jornada nocturna no hubo disturbios.

Pablo Rodríguez, jefe de la Zona 1 de Policía (Esmeraldas, Carchi, Imbabura y Sucumbíos), informó que ocho de los 14 detenidos en las manifestaciones registradas el jueves pasado por el paro en Tulcán obtuvieron la libertad.

Para Rodríguez, la gestión de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, ante la justicia de Carchi es una señal de que existe la predisposición para que retorne la tranquilidad y paz a esta provincia de la frontera norte. (I)

Escenario

Policías

La presencia de policías en las calles fue mínima ayer, unos pocos motorizados recorrían la urbe fronteriza brindando seguridad. A diferencia de otros días no hubo confrontaciones con los uniformados.

Protestas

En las ciudades de San Gabriel, El Ángel y Mira en la tarde se desarrollaron movilizaciones simultáneas.

wor...