Alfredo Sánchez: ‘Gracias a Dios no me tocó partir’

Alfredo Sánchez, de 33 años, vuelve a vivir, se siente bendecido por Dios, que lo libró de quedar sepultado bajo metros de piedra y tierra que la noche del lunes se deslizaron en la parte baja del cerro Zhin, que es parte del proyecto hidroeléctrico Mazar-Dudas, en Cañar

@elyex

f:e.u

wor...