Provincias envueltas entre reclamos de los transportistas y alzas

Una parte de Ecuador permaneció ayer con problemas de transportación, mientras que otra comenzó a retomar sus actividades con nuevas tarifas urbanas e interprovinciales, donde los incrementos llegan hasta el 32%.

En sectores de Pichincha, Manabí, Santa Elena y Esmeraldas hubo falta de transporte por los bloqueos de vías o porque cooperativas siguieron en protesta.

En Machala, los transportistas de buses y taxis se concentraron ayer en el parque Ismael Pérez Pazmiño, desde donde salieron en una marcha hasta los exteriores de la Gobernación de El Oro.

Allí, los dirigentes expresaron que sigue la paralización del transporte urbano.

Diego Comina, presidente de la Cooperativa Ciudad de Machala, dijo que ratifican la decisión de seguir con el paro. “No hay garantías para salir a trabajar en las calles, queremos que se derogue el decreto que incrementa los combustibles y retomamos el servicio”, dijo. En Esmeraldas, los pocos alumnos y docentes de las unidades educativas fiscales y fiscomisionales de Esmeraldas regresaron a sus hogares porque la mayoría no llegó por la huelga de la transportación pública.

Los directivos de las operadoras de buses urbanos Las Palmas y Alfonso de Illescas mantenían la posición de que el Gobierno derogue los decretos ejecutivo 883 y 884, del estado de excepción vigente. Desde el jueves pasado no laboran estas empresas, argumentando no haber garantías para circular.

La alcaldesa Lucía Sosa se reunió con los transportistas en el centro local del ECU911, reiteró no subir los pasajes y responsabilizó al Gobierno.

Una nueva reunión fue convocada por la autoridad municipal en otro lugar, mientras los taxistas realizaron caravana por las calles de la capital esmeraldeña.

En la península de Santa Elena, donde los comuneros realizaron protestas, no hubo transporte urbano ni intercantonal. (I)

Alcalde ambateño se retracta por alza de tarifa de $ 0,10

El alcalde de Ambato, Javier Altamirano, salió a precisar que la decisión de aumentar el costo del pasaje dependerá de un análisis técnico.

Así, el personero municipal dio marcha atrás a un anuncio previo, en el que dio a entender que se incrementaría el pasaje en $ 0,10, el techo máximo autorizado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

Altamirano dijo que sus declaraciones sobre este asunto fueron tergiversadas.

La presidenta de la Comisión de Tránsito y Transporte del Municipio, Anabel Pérez, convocó a una sesión para analizar los efectos de la resolución presidencial 883 y ratificar la necesidad de realizar un informe técnico que no afecte ni a la ciudadanía como tampoco a los transportistas.

Lamentó que el alcalde haya dado a conocer un aumento sin el consenso o diálogos. (I)

wor...