Un sobreviviente en derrumbe

Mientras Blanca Changoluisa lloraba abrazada al féretro con los restos de su esposo, Segundo Toapanta, fallecido el martes en un deslave en el proyecto hidroeléctrico Topo, en la Colonia Azuay, parroquia Río Negro, en Baños, Fausto Placencia, de 55 años, agradecía a Dios porque se salvó de morir.

@elyex

f:e.u

wor...