Etiqueta: palmaghini

Allanan casa de la madre del fallecido fiscal argentino Alberto Nisman

La Justicia argentina ordenó hoy allanar el domicilio de la madre del fallecido fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en enero en circunstancias aún no esclarecidas, luego de que la mujer ampliara este martes su declaración ante la fiscal del caso.

El procedimiento fue realizado por personal de la división Homicidios de la Policía Federal, que requisó el apartamento y la baulera (depósito) del domicilio de Sara Garfunkel, madre de Nisman, en el barrio porteño de Belgrano.

Según informó la agencia oficial Télam, el allanamiento fue ordenado por la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini, a pedido de la fiscal del caso, Viviana Fein.

Fuentes del caso citadas por Télam indicaron que los policías buscaron un arma de fuego registrada a nombre de Nisman.

El allanamiento fue realizado después de que hoy, durante varias horas, Garfunkel ampliara su declaración ante la fiscal Fein, quien de momento mantiene dos hipótesis posibles sobre la muerte: el suicidio o un asesinato.

Mientras, la jueza Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Nisman y a cargo de la querella en este caso, asegura que se trató de un crimen y cuestiona la labor de Fein.

Nisman, quien investigaba el atentado de 1994 contra la mutualista judía AMIA, fue hallado muerto en el baño de su apartamento, con un tiro en la cabeza.

Junto al cadáver se encontró una pistola calibre 22, de la que, según las pericias, salió el disparo que acabó con su vida.

El arma le fue entregada un día antes por Diego Lagomarsino, un informático que colaboraba con Nisman en la Fiscalía.

Luego Arroyo Salgado denunció la existencia de una cuenta bancaria que Nisman compartía en Estados Unidos con Lagomarsino, Garfunkel y Sandra Ruth Nisman, hermana del procurador.

Según informaron medios locales, Fein interrogó a Garfunkel sobre si había retirado objetos de las caja de seguridad compartidas con su hijo y sobre la cuenta bancaria denunciada por Arroyo Salgado.

La madre de Nisman, junto a uno de los custodios del fiscal, fue la primera en entrar al apartamento de Nisman el 18 de enero pasado, tras varias horas sin tener noticias de su hijo.

El fiscal fue encontrado muerto cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento a los iraníes acusados por el atentado contra la AMIA. (I)

Sigue leyendo

Gobierno argentino celebra rechazo a denuncia de Nisman; Fiscalía apelará

El Gobierno de Argentina celebró este viernes la decisión de un tribunal de alzada de confirmar el rechazo a una denuncia del fallecido procurador Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento a terroristas, pero un fiscal anticipó que apelará el fallo.

El jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, consideró que todo el proceso abierto con la denuncia de Nisman «debería terminar» con el fallo de la Cámara Federal, que ratificó el jueves la decisión del juez Daniel Rafecas de desestimar la denuncia contra Cristina Fernández presentada por Nisman, cuatro días antes de ser hallado muerto de un disparo en la cabeza, en circunstancias aún sin aclarar.

Vea también: Alberto Nisman estaba arrodillado cuando recibió tiro, según peritos particulares

Aníbal Fernández aseveró que el caso por la denuncia de Nisman «se ha dado por terminado por inexistencia de delito», pero el fiscal de la Cámara Federal, Germán Moldes, anticipó el viernes que apelará el fallo del tribunal de alzada.

«Queda más que claro y contundente que ante las expresiones del ilusionismo, del delirio, del querer haber presentado una película, la administración de Justicia no puede aceptar cualquier película que se le quiera ofrecer para ponerse a investigar una cosa que se le dice sin tener criterio», dijo Aníbal Fernández.

La presidenta Fernández y el canciller argentino, Héctor Timerman, entre otros, fueron acusados el 14 de enero por Nisman, el fiscal especial encargado de investigar el atentado contra la mutualista judía AMIA ocurrido en 1994 y en el que murieron 85 personas.

La mandataria y sus colaboradores fueron señalados en la demanda como los presuntos responsables de orquestar un plan para exculpar a los sospechosos iraníes de provocar el ataque.

Vea también: Gobierno argentino califica a Alberto Nisman de ‘sinvergüenza’

La denuncia de Nisman situaba en el centro del presunto plan de encubrimiento al memorándum de entendimiento firmando entre Argentina e Irán en 2013.

El fallecido fiscal consideraba que con ese documento se pretendía «la eliminación de las alertas rojas» de Interpol para la captura de los sospechosos iraníes y «la creación de una Comisión de la Verdad que, eventualmente, introduciría una pista falsa para desviar la pesquisa».

Aníbal Fernández aseguró el viernes que «la vocación» por parte del Gobierno al firmar ese memorando era «abrir las puertas» a un juicio oral y público de los sospechosos.

La Cámara Federal ratificó la decisión de Rafecas en un fallo dividido, con los votos favorables de los jueces Eduardo Freiler y Jorge Luis Ballestero y la disidencia de Eduardo Farah.

El jefe de Gabinete sostuvo que quedó «demostrado que los hechos y las pruebas» planteadas por Nisman no eran «suficientes para demostrar la existencia de un delito».

«Se atacó a un país, se atacó a la Presidencia de la Nación. Nos ha hecho quedar como el diablo ante el mundo por una presentación bochornosa», insistió.

En tanto, Moldes dijo el viernes que apelará «prestamente» el fallo del jueves ante la Cámara Federal de Casación Penal, máximo tribunal penal de Argentina.

Moldes, que tiene un plazo de diez días para recurrir el fallo, explicó que, una vez que presente la apelación, su recurso será analizado por un fiscal de la Cámara de Casación Penal.

«Desde el 14 de enero, día de la denuncia (de Nisman), acá hay una especie de imposición para que esto no se abra, que acá no se escarbe y esto es lo que sucedió ayer. Yo iré a Casación, después Dios dirá. Yo hice lo que pude», afirmó el fiscal.

Paralelamente, la investigación sobre la muerte de Nisman sigue abierta y sembrada de contradicciones.

La jueza Fabiana Palmaghini aceptó este viernes la petición de la exmujer del fiscal y querellante en la causa por su muerte, Sandra Arroyo Salgado, y suspendió la junta médica convocada para el próximo lunes con el fin de analizar las distintas versiones de los peritos sobre las causas de su muerte.

Arroyo Salgado pidió postergar la junta médica al objetar que debería haber sido convocada por Palmaghini y no por la fiscal, Viviana Fein, y cuestionó los médicos citados.

Para los expertos contratados por la querella, «a Nisman lo mataron», pero la investigación oficial asegura que por ahora no hay indicios suficientes para descartar el suicidio. (I)

Sigue leyendo

‘Dinero de Irán era para la campaña de Cristina Fernández’, según revista

Irán habría pedido al presidente venezolano Hugo Chávez en el 2007 intervenir ante el gobierno argentino para que los iraníes sospechosos del atentado a la mutual AMIA sean retirados del listado de Interpol.

Según el diario argentino La Nación, en su edición online, la versión fue publicada ayer por la revista brasileña Veja a base de la versión dada por tres exmiembros del gabinete del fallecido líder que conocían de la mediación de Venezuela.

El pedido habría sido formulado durante una entrevista en Caracas entre el presidente iraní de ese entonces Mahmoud Ahmadinejad y Chávez. Una versión que coincide con la acusación que manejaba el fiscal fallecido Alberto Nisman, quien investigaba el atentado a la mutual iraní en Buenos Aires de 1994 y que denunció a la presidenta argentina Cristina Fernández por presunto encubrimiento a los iraníes acusados.

La publicación de Veja agrega que, de acuerdo con la versión de los tres exoficiales exiliados, “la valija con los 800.000 dólares con los que fue descubierto el empresario venezolano Guido Antonini Wilson al llegar a la Argentina, en agosto del 2007, provenía de Irán y tenía como destino la campaña presidencial de Fernández”.

“El dinero era originario de Irán para la campaña de Cristina Kirchner”, dijo uno de los exchavistas a Veja.

El caso Antonini Wilson generó polémica en Argentina porque el empresario no declaró el dinero a su llegada al país y coincidió con la campaña presidencial de Cristina.

En tanto, ayer medios locales informaron que la exesposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, presentó ante la justicia datos de una cuenta bancaria en EE.UU. que el fallecido fiscal argentino habría compartido con Diego Lagomarsino, quien prestaba servicios informáticos al fiscal y está imputado por haberle presentado el arma de la que salió el disparo que terminó con su vida.

Arroyo, que asegura que el fiscal fue asesinado, pidió a la jueza Fabiana Palmaghini que investigue la relación financiera con Lagomarsino y si esta tiene alguna vinculación con la muerte del fiscal.

Según el diario Perfil, Arroyo descubrió la existencia de esa cuenta por “la confesión de un miembro de la familia directa de Nisman”. La fiscal del caso, Viviana Fein, no descarta ninguna hipótesis: asesinato, suicidio –voluntario o inducido– o un accidente en la manipulación del arma. (I)

Políticos argentinos
Opinión

Papa se sintió usado
El papa Francisco, en una entrevista a Televisa confesó que se sintió usado por los políticos argentinos que lo visitaron en el Vaticano y lo atribuyó en parte a que sus compatriotas “son engreídos”. El pontífice no identificó a ninguno, pero apuntó que “los argentinos cuando vieron un papa argentino se olvidaron de todos los que estaban a favor o en contra del papa argentino”.

Sigue leyendo

Justicia argentina allana casa de único imputado en muerte de fiscal Nisman

La Justicia argentina allanó este lunes la casa de Diego Lagomarsino, el único imputado en la causa en que se investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman, en busca de las computadoras y equipos del técnico informático.

Lagomarsino, un estrecho colaborador de Nisman en la investigación por el atentado a la mutual judía AMIA en 1994, admitió ante la fiscal del caso, Viviana Fein, haberle prestado al fiscal el arma calibre 22 de la que salió el disparo mortal.

Nisman apareció sin vida en el baño de su departamento de la capital argentina el 18 de enero, tres días después de haber acusado a la presidenta Cristina Kirchner de intentar encubrir a acusados iraníes del ataque a la AMIA.

El analista informático fue despedido el 9 de febrero de su puesto de colaborador judicial.

El allanamiento fue llevado a cabo por personal policial en una vivienda de San Isidro, en la periferia norte de Buenos Aires, por orden de la jueza del caso, Fernanda Palmaghini a solicitud de la querella encabezada por Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Nisman.

Se trata de una de las primeras diligencias que se ordenan en torno al técnico informático, quien hasta ahora es el único imputado en la causa.

Arroyo Salgado aseguró la semana pasada que al padre de sus dos hijas lo habían matado, al dar a conocer un informe elaborado por un equipo de peritos forenses a pedido de la familia.

Según ese informe, el fiscal falleció el sábado 17 de enero alrededor de las 20h00 horas, con un error de más o menos cuatro horas, y justamente Lagomarsino admitió haber estado esa noche en el departamento de Nisman.

Tras conocerse ese dato, que ubicaba a su cliente en el momento probable de la muerte, la defensa de Lagomarsino aseguró que la computadora de Nisman se había activado la mañana del domingo cuando, de acuerdo a la querella, el fiscal ya estaba muerto.

A raíz de esa divergencia, Arroyo Salgado pidió el secuestro y análisis de los equipos de Lagomarsino, con la sospecha de que el ingreso a la computadora de Nisman pudiese haber sido hecho de manera remota.

El técnico aseguró a la fiscal Fein que su exjefe le había pedido un arma porque tenía miedo de que le sucediera algún altercado en la calle cuando iba con sus hijas.

El peritaje ordenado por la familia contrasta con el realizado por peritos oficiales, que sitúa la muerte la madrugada del domingo y que concluyó que Nisman había muerto por un balazo en la cabeza y que no había habido terceros en la escena.

La causa está caratulada como «muerte dudosa» y eso implica tres posibilidades: suicidio, suicidio inducido o asesinato. (I)

Sigue leyendo

Investigan ADN distinto hallado donde murió el fiscal argentino

La Justicia argentina comenzó a investigar el martes el hallazgo del ADN de otra persona en la escena de la muerte de Alberto Nisman, el fiscal que acusó a Irán por un atentado antisemita y a la presidenta, Cristina Kirchner, de encubrirlo.

«El perfil genético distinto al de Nisman se ignora aún a quién corresponde», dijo la jueza Fabiana Palmaghini, informó este martes el Centro de Información Judicial (CIJ) del Poder Judicial.

Nisman tenía 51 años cuando apareció muerto en circunstancias todavía no esclarecidas el 18 de enero pasado en el baño de su apartamento con un disparo en la cabeza y una pistola calibre 22 en la mano derecha, que le había pedido a un colaborador suyo, Diego Lagomarsino.

Cuatro días antes, el fiscal había acusado a Kirchner de encubrir a exgobernantes iraníes, entre ellos al expresidente Ali Rafsanjani, de organizar el ataque explosivo de 1994 con 85 muertos y 300 heridos en la mutual judía AMIA.

El ADN podría pertenecer a policías, funcionarios judiciales, familiares que entraron a la vivienda, a Lagomarsino, que lo visitó la víspera para llevarle el arma, o incluso a algún custodio, según los investigadores.

La fiscal Viviana Fein ha indicado desde el principio de la investigación que el caso pudo ser un homicidio, suicidio o suicidio inducido.

Lagomarsino, despedido el lunes de la fiscalía porque le consta «que no trabajó», es el único imputado en la causa por el delito de entregar un arma a quien no tenía permiso de usarla.

El Gobierno sostiene que Lagomarsino es un agente de Antonio ‘Jaime’ Stiuso, poderoso exjefe de los servicios de inteligencia destituido en diciembre tras revistar 42 años entre los espías y ser estrecho ayudante de Nisman.

La oposición afirma que Nisman es una víctima del gobierno, Kirchner dice que es un complot para desacreditarla, mientras que un 70% de argentinos cree que jamás será esclarecido el caso.

Un grupo de fiscales convocó para el miércoles 18, a un mes del deceso, a una marcha de silencio a la que sumaron los principales candidatos presidenciales de la oposición de derecha y socialdemócrata. Las elecciones nacionales se celebran en octubre próximo.

En 2005, Nisman, con apoyo del entonces presidente, Néstor Kirchner (2003-2007) hoy fallecido, acusó a los iraníes de estar implicados del atentado en Buenos Aires. (I)

Sigue leyendo

Analizan manchas de sangre en espejo para aclarar muerte de Alberto Nisman

Los investigadores estudian las manchas de sangre halladas en el espejo del baño donde se encontró muerto al fiscal argentino Alberto Nisman, anormales para un caso de suicidio ya que la bala en la cabeza que mató al procurador no tenía orificio de salida, informaron hoy medios locales.

Los peritos buscarán determinar la dirección, velocidad y la trayectoria del disparo y también si la víctima estaba quieta o se movía cuando se produjo, lo cual se puede establecer según las gotas de sangre halladas en la escena.

«El arma que se utilizó -una pistola Bersa calibre 22 largo- es de gran letalidad porque tiene fuerza de entrada pero no de salida. Además, tiene un trayecto errático», explicaron peritos expertos al diario Perfil.

«Llama la atención la salpicadura en el espejo porque es improbable que suceda, excepto que sea producto de una sobrevida o que la bala haya tocado una arteria cuando ingresó a la cabeza, pero esta pericia puede determinar si se trata de una escena plantada (fabricada) o no», agregaron las fuentes.

Resultado de la investigación

Tras seis días de investigación, aún no se han aclarado las circunstancias de la muerte del fiscal encargado de la causa del atentado contra la mutual judía AMIA, cuyo cadáver fue encontrado en su domicilio de Buenos Aires horas antes de tener que comparecer en el Congreso para explicar una denuncia presentada contra Cristina Fernández por presunto encubrimiento a terroristas iraníes.

Aunque las primeras pericias descartaron la intervención de terceras personas, el suicidio no ha sido confirmado y las contradicciones y cabos sueltos aumentan la confusión respecto a la eficacia de la investigación.

Tras no haber encontrado restos de pólvora en la mano de Nisman, la fiscal del caso, Viviana Fein, se encuentra a la espera del cotejo del ADN y del examen balístico para determinar definitivamente si la bala que mató a Nisman salió del arma calibre 22 encontrada junto al cuerpo.

El arma había sido facilitada por un colaborador, Diego Lagomarsino, quien visitó el domicilio del fiscal un día antes de la muerte y no fue registrado por los policías encargados de la custodia de Nisman.

A pedido de la jueza de la causa, Fabiana Palmaghini, una custodia del cuerpo de Gendarmería nacional protege desde anoche a Lagomarsino, a quien ayer se le prohibió la salida del país.

También se cuestiona la distancia a la que se realizó el disparo, ya que si bien inicialmente se había apuntado que se realizó apoyando el arma sobre la cabeza o a escasos centímetros, nuevas pericias podrían indicar que la bala salió a unos 15 centímetros del cráneo, según informaron fuentes judiciales al diario Clarín.

Además, se revisan las cámaras de seguridad del exclusivo edificio donde vivía Nisman y las llamadas telefónicas realizadas y recibidas en los días previos al deceso.

Declaraciones de la exesposa

Por su parte, la exmujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, que ayer declaró durante más de ocho horas y pidió presentarse como acusación particular en nombre de sus dos hijas, menores de edad, se plantea pedir una segunda autopsia, según informaron allegados a medios locales.

Su testimonio es clave para aclarar los motivos por los que el fiscal interrumpió precipitadamente sus vacaciones en Europa el pasado día 12 y regresó a Buenos Aires, donde dos días después presentó una denuncia contra Cristina Fernández, el canciller Héctor Timerman y otros dirigentes oficialistas.

En su demanda, Nisman acusa a la presidenta de orquestar un plan de encubrimiento a los supuestos terroristas iraníes responsables del atentado contra la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994, a cambio de presuntamente intensificar las relaciones comerciales con Irán. (I)

Sigue leyendo

Fiscal Alberto Nisman de caso AMIA murió por un disparo en la cabeza, según autopsia

Un disparo realizado con un arma de fuego calibre 22 milímetros que ingresó a la altura de la oreja derecha causó la muerte del fiscal Alberto Nisman, que hace una semana denunció por encubrimiento a la presidenta argentina, según se supo hoy a raíz de los primeros datos de la autopsia al cadáver.

«En un 99 por ciento» el proyectil que provocó el fallecimiento de Nisman fue disparado por una pistola similar a la que fue hallada junto al cuerpo sin vida del fiscal, revelaron fuentes judiciales citadas por la agencia de noticias estatal Télam.

Según estas pruebas, la bala ingresó por el parietal derecho, a pocos centímetros de la oreja.

Nisman fue hallado muerto en la noche del domingo por su madre en su apartamento en el barrio de Puerto Madero de la ciudad de Buenos Aires.

La autopsia al cuerpo fue realizada esta mañana y todos sus resultados serán difundidos por la fiscal a cargo de la investigación, Viviana Fein, hasta que se incorpore al caso la jueza Fabiana Palmaghini, que se encontraba de vacaciones.

Por su parte, la Procuración General de la Nación ofreció «protección y custodia» a los secretarios de la fiscalía especial que lideraba Nisman y que investigaba desde hace una década el atentado terrorista a la AMIA, cometido en 1994 y que causó 85 muertes.

Además, confirmó al fiscal Alberto Gentili como subrogante de la fiscalía especial de la causa AMIA, tal como lo había designado el propio Nisman antes de morir, hasta el 31 de enero próximo. Gentili permanecerá en la fiscalía hasta fin de mes y luego la Procuración designará a un sustituto definitivo para la causa.

Nisman denunció la semana pasada a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Héctor Timerman, el diputado kirchnerista Andrés Larroque y los dirigentes políticos Luis D’Elía y Fernando Esteche por encubrimiento en la causa judicial sobre el atentado de la AMIA.

Sigue leyendo