Triunfo opositor en Buenos Aires impacta en el mapa electoral de Argentina

El opositor Mauricio Macri recibe un fuerte respaldo para la elección presidencial en las primarias de Buenos Aires.

Bono soberano será indagado mientras Cristina busca socios

El juez de Nueva York Thomas Griesa, a cargo del caso que enfrenta a Argentina con fondos especulativos por su deuda soberana impaga, consideró ayer “legítimo” que estos fondos reclamen información sobre la emisión de un bono soberano en el mercado interno, por considerar que viola fallos previos contra Buenos Aires.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, animó ayer a las empresas rusas a invertir en su país y escenificó el carácter estratégico de la relación bilateral con Rusia en la primera jornada de una visita a Moscú en la que inauguró, además, el Año Dual de la Cultura.

En tanto, el Tribunal Supremo anuló el nombramiento que realizó la Casa Rosada de cinco conjueces designados en “circunstancias excepcionales”, porque no lograron el apoyo de los dos tercios del Senado. (I)

Cristina Fernández vincula a fallecido fiscal Nisman con fondos especulativos

La presidenta argentina, Cristina Fernández, vinculó hoy al fallecido fiscal Alberto Nisman con los fondos especulativos enfrentados al país suramericano en tribunales estadounidenses y denunció una operación política internacional.

En un texto publicado en su página web, Fernández se hizo eco de una nota del diario oficialista Página 12 que afirma que Nisman ofreció la ayuda del magnate estadounidense Paul Singer, titular del fondo especulativo NML Capital, para detener el memorándum firmado entre Argentina e Irán para esclarecer el atentado contra la mutualista judía AMIA de 1994.

La mandataria argentina reprodujo los párrafos del artículo que informan de reuniones mantenidas en 2013 entre Nisman, entonces fiscal especial en la investigación del atentado contra la AMIA y quien murió en extrañas circunstancias después de demandar a Fernández, con dirigentes de la colectividad judía en el país para frenar el memorándum.

«Si es necesario, Paul Singer nos va a ayudar», dijo Nisman en una de esas reuniones, según el autor de la noticia, Jorge Elbaum, exdirector ejecutivo de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

«Como verás, todo hace juego con todo», aseguró la presidenta en su texto.

Fernández acusó a los dirigentes de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y DAIA de recurrir, junto a Nisman, «ante el Poder Judicial para impedir la aplicación del Acuerdo que permitiría tomar declaración a los acusados iraníes» y de buscar la inconstitucionalidad del memorándum.

Además, también relacionó el convenio firmado en 2013 entre Argentina e Irán con el acuerdo nuclear entre Estados Unidos y el país asiático, en el que quiso interceder el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

«Cualquier similitud no es mera coincidencia y mucho menos casualidad», reiteró la jefa de Estado argentina, quien se encuentra de viaje hacia Rusia.

«Estamos ante un modus operandi de carácter global, que no solo lesiona severamente las Soberanías Nacionales interfiriendo y coaccionando el funcionamiento de los distintos poderes de los Estados, sino que además genera operaciones políticas internacionales de cualquier tipo, forma y color», escribió.

«Pueden ser de lobbys que siempre contribuyen, hasta ataques financieros u operaciones mediáticas internacionales simultáneas, o lo que es peor, acciones encubiertas de distintos servicios destinadas a desestabilizar gobiernos», continuó Fernández, sin detallar el lugar desde el que envió su mensaje.

Nisman fue hallado muerto de un tiro en la sien en su casa el pasado 18 de enero, cuatro días después de haber denunciado a Fernández por presunto encubrimiento de los iraníes sospechosos de haber planificado el atentado contra la AMIA, en el que fallecieron 85 personas y sigue impune.

La denuncia de Nisman contra Fernández y varios de sus colaboradores ha sido desestimada por dos instancias judiciales por falta de pruebas, aunque el fiscal que ha asumido el caso espera una decisión definitiva de la Justicia. (I)

Allanan casa de la madre del fallecido fiscal argentino Alberto Nisman

La Justicia argentina ordenó hoy allanar el domicilio de la madre del fallecido fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en enero en circunstancias aún no esclarecidas, luego de que la mujer ampliara este martes su declaración ante la fiscal del caso.

El procedimiento fue realizado por personal de la división Homicidios de la Policía Federal, que requisó el apartamento y la baulera (depósito) del domicilio de Sara Garfunkel, madre de Nisman, en el barrio porteño de Belgrano.

Según informó la agencia oficial Télam, el allanamiento fue ordenado por la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini, a pedido de la fiscal del caso, Viviana Fein.

Fuentes del caso citadas por Télam indicaron que los policías buscaron un arma de fuego registrada a nombre de Nisman.

El allanamiento fue realizado después de que hoy, durante varias horas, Garfunkel ampliara su declaración ante la fiscal Fein, quien de momento mantiene dos hipótesis posibles sobre la muerte: el suicidio o un asesinato.

Mientras, la jueza Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Nisman y a cargo de la querella en este caso, asegura que se trató de un crimen y cuestiona la labor de Fein.

Nisman, quien investigaba el atentado de 1994 contra la mutualista judía AMIA, fue hallado muerto en el baño de su apartamento, con un tiro en la cabeza.

Junto al cadáver se encontró una pistola calibre 22, de la que, según las pericias, salió el disparo que acabó con su vida.

El arma le fue entregada un día antes por Diego Lagomarsino, un informático que colaboraba con Nisman en la Fiscalía.

Luego Arroyo Salgado denunció la existencia de una cuenta bancaria que Nisman compartía en Estados Unidos con Lagomarsino, Garfunkel y Sandra Ruth Nisman, hermana del procurador.

Según informaron medios locales, Fein interrogó a Garfunkel sobre si había retirado objetos de las caja de seguridad compartidas con su hijo y sobre la cuenta bancaria denunciada por Arroyo Salgado.

La madre de Nisman, junto a uno de los custodios del fiscal, fue la primera en entrar al apartamento de Nisman el 18 de enero pasado, tras varias horas sin tener noticias de su hijo.

El fiscal fue encontrado muerto cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento a los iraníes acusados por el atentado contra la AMIA. (I)

Es ratificado el fiscal del caso Nisman

La Cámara Federal rechazó ayer un pedido de recusación al fiscal Germán Moldes, que interviene en el caso por la denuncia impulsada por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández, por presunto encubrimiento a terroristas.

La Sala I de ese tribunal de apelaciones no hizo lugar a una presentación dada por la defensa del canciller argentino, Héctor Timerman, que había solicitado apartar a Moldes.(I)

Familiares de jefes de Estado en investigación

Algunos familiares de los gobernantes o políticos latinoamericanos han hecho pasar a estos por momentos “incómodos”, tras ser vinculados a presuntos casos de corrupción, trafico de influencias e, incluso, han sido los mayores críticos a sus gestiones.

Desde hijos de presidentes, hermanos, padres hasta cónyuges forman parte de la larga lista de casos polémicos.

El más reciente tiene que ver con Máximo Kirchner, hijo de la presidenta argentina Cristina Fernández, a quien se lo vincula con supuestas cuentas bancarias millonarias en EE.UU. e Irán y que, al parecer, comparte la titularidad en alguna de ellas con la exministra de Defensa y Seguridad Nilda Garré.

Diferentes sectores de la oposición han pedido investigar al hijo mayor de la mandataria, quien ha negado tener depósitos en el extranjero sin declarar y atribuyó las acusaciones a una maniobra política.

Además, en otro caso, Máximo y su hermana Florencia figuran como directores suplentes en la sociedad Hotesur, de la que es accionista Fernández y que tiene a su cargo la administración del hotel Alto Calafate, en el sur de Argentina.

La sociedad Hotesur es investigada por presuntas irregularidades administrativas.

También Sebastián Dávalos, hijo de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, es investigado junto con su esposa, Natalia Compagnon, por tráfico de influencias y eventual uso de información privilegiada. El caso es un negocio inmobiliario en el que se adquirieron tierras con un millonario préstamo concedido por uno de los principales bancos del país, para luego venderlos a un precio mayor.

En Bolivia, a una empresa vinculada con la cuñada del vicepresidente Álvaro García Linera se le entregó la concesión de un contrato de cáterin de la aerolínea estatal BOA.

La adjudicación, por 2,5 millones de dólares, fue denunciada en marzo del 2014 por un partido de la oposición. García Linera consideró entonces que la denuncia formaba parte de la “guerra sucia” de la oposición contra el Ejecutivo y defendió la legalidad del contrato, pero ordenó su rescisión con el argumento de que este no acompañaba su “discurso ético”.

En México, una investigación periodística reveló a fines del 2014 que la primera dama, Angélica Rivera, encargó a un contratista del gobierno la construcción de una mansión en la capital mexicana, conocida como la Casa Blanca, lo que desató uno de los escándalos más sonados. Las críticas llevaron a Rivera, actriz de profesión, a anunciar la venta de la propiedad y al presidente Enrique Peña Nieto a hacer pública su declaración patrimonial. (I)

Movimientos sociales exigirán en Panamá a Barack Obama derogar decreto contra Venezuela

Organizaciones populares que participarán en Panamá en la llamada «Cumbre de los Pueblos», paralela a la Cumbre de Las Américas, exigirán al presidente estadounidense, Barack Obama, derogar el decreto que califica a Venezuela como una «amenaza», informó este miércoles uno de los coordinadores.

«Vamos a pedirle que derogue el decreto (…). Lo rechazamos porque parece un preámbulo para un ataque y una agresión militar a Venezuela», dijo a la AFP Olmedo Beluche, uno de los organizadores de la Cumbre de los Pueblos.

El decreto firmado por Obama el pasado 9 de marzo provocó airadas reacciones de Caracas, que lo califica como una medida «imperialista» que interfiere en asuntos internos de Venezuela, cuyo gobierno recibió el apoyo de organismos regionales y gobiernos de izquierda.

Según Beluche, la petición se plasmará en una declaración que será refrendada por cerca de 3.000 representantes de movimientos sociales y entregada a los mandatarios que asistirán a la Cumbre de Las Américas el 10 y 11 de abril.

«Va a ser uno de los puntos de la declaración final (de la Cumbre de los Pueblos), porque es una amenaza para la paz y la estabilidad del continente», manifestó Beluche.

Según los organizadores, el presidente Evo Morales (Bolivia) confirmó su participación a la Cumbre de los Pueblos, mientras que Nicolás Maduro (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua) y Raúl Castro (Cuba), Rafael Correa (Ecuador), Cristina Fernández (Argentina) y Dilma Rousseff (Brasil) están invitados a la clausura.

En la declaración final también se pedirá a Obama que Estados Unidos pida perdón por la cruenta invasión estadounidense a Panamá de 1989 y que se indemnice a los familiares de los cientos de víctimas -según la versión oficial- que causó esa intervención militar.

La madrugada del 20 de diciembre de 1989, más de 27.000 soldados de Estados Unidos invadieron Panamá para derrocar al entonces dictador Manuel Antonio Noriega, reclamado por un tribunal de Miami por narcotráfico.  (I)

Huelga golpea a gobierno de Cristina Fernández meses antes de las elecciones

Los principales sindicatos de Argentina iniciaron este martes una huelga general de 24 horas para exigir una rebaja en el impuesto que grava al salario, en medio de la delicada situación económica que vive el país siete meses antes de los comicios presidenciales.

La medida de fuerza afecta principalmente al transporte público de pasajeros, transporte de cargas, vuelos, bancos, gasolineras y puertos, cuyos trabajadores reclaman una respuesta del Gobierno ante la presión impositiva y la caída del poder adquisitivo que según dicen sufren por la alta inflación.

«El paro es la respuesta a no escuchar los reclamos de lo injusto de que nos sigan descontando dinero de los salarios (…) Es un éxito total», dijo a una radio local el secretario adjunto del poderoso Sindicato de Choferes de Camiones, Pablo Moyano.

Un grupo de hombres participa en una manifestación a la entrada de un banco cerrado por la huelga en Buenos Aires. (EFE)

La huelga, que tiene lugar cuando están comenzando las negociaciones salariales entre sindicatos y empresas, fue convocada inicialmente por los gremios de trabajadores del transporte, y luego adhirieron a ella las poderosas centrales sindicales opositoras, partidos de izquierda y algunos gremios oficialistas.

Los líderes sindicales aseguran que la escala del impuesto a las ganancias que se aplica a los salarios quedó desactualizada por la alta inflación y cada vez más trabajadores se ven obligados a pagar una elevada tasa del gravamen.

En Buenos Aires los recolectores de basura están en paro. (Foto AFP)

Una parte de los aumentos salariales otorgados por las empresas y el Estado para compensar la alta inflación se perderían por el impuesto, según los sindicalistas.

«Es necesario que el Gobierno escuche el reclamo de los trabajadores, no es posible que el salario pague impuestos. No solo esto nos afecta, también la inflación carcome el poder adquisitivo», dijo a Reuters la trabajadora bancaria Claudia Ferretti, de 35 años.

Los autos particulares invadieron las calles de Buenos Aires, ya que no había autobuses, trenes ni servicio de metro.

Agrupaciones de izquierda realizaron piquetes en los accesos a la ciudad para disuadir a los trabajadores de ir a sus empleos.

Los mercados financieros operaban con una actividad muy reducida, mientras que los puertos de granos del área de Rosario y la plaza ganadera de Liniers, en Buenos Aires, estaban prácticamente paralizados.

El ingreso de camiones para descargar mercadería en la zona portuaria de Rosario cayó un 55,3 por ciento con respecto al lunes, a 2.543 vehículos.

Críticas del gobierno

A siete meses de las elecciones presidenciales, el Gobierno de Cristina Fernández -quien no podrá presentarse a una nueva reelección- consideró que la huelga tenía carácter estrictamente político, y adujo que el Impuesto a las Ganancias -que grava los sueldos- afecta sólo a los trabajadores de salarios altos.

«¿Por qué están parando? Están parando por defender los sueldos altos de otros gremios (los sindicatos del transporte). Parece que se mofan de quien tiene vocación de trabajar, algo inconcebible», señaló el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, a periodistas.

Fernández agregó que la tasa grava sólo al 7 u 8 % de los trabajadores del transporte automotor en huelga.

La paralización es impulsada por la principal central obrera opositora al Gobierno, la Confederación General del Trabajo (CGT) -que controla sindicatos clave como el de choferes de camiones-, y la más pequeña Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), con influencia sobre los gremios de empleados estatales.

La inflación fue superior al 30 por ciento el año pasado, según muchos economistas particulares, mientras que se espera que se ubique por encima del 20 por ciento en el 2015, en medio de un estancamiento de la actividad económica por la falta de divisas para financiar la producción y una caída en el consumo.  (I)

Ratifican fallo que desestima denuncia de Nisman contra Cristina Fernández

La Cámara Federal argentina ratificó este jueves el fallo del juez de primera instancia que desestimó la denuncia contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de terroristas presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman, informaron a Efe fuentes judiciales.

La Sala I de la Cámara, compuesta por los jueces Eduardo Freiler, Jorge Luis Ballestero y Eduardo Farah, rechazó por mayoría la apelación del fiscal Gerardo Pollicita que pedía abrir una investigación contra la mandataria sobre las acusaciones de Nisman, quien fue hallado muerto en enero pasado con un tiro en la sien, circunstancias que aún no han sido aclaradas.

En su fallo, el tribunal desestimó por dos votos contra uno la denuncia al considerar que no hubo delito: Ballestero y Freiler votaron a favor de rechazar la acusación, mientras que Farah lo hizo en disidencia.

La presidenta Cristina Fernández y el canciller argentino, Héctor Timerman, entre otros, fueron acusados el 14 de enero pasado por Nisman, el fiscal especial encargado de investigar el atentado contra la mutualista judía AMIA ocurrido en 1994.

La mandataria y sus colaboradores fueron señalados en la demanda como los presuntos responsables de orquestar un plan para exculpar a los sospechosos iraníes de provocar el ataque a la AMIA, en el que murieron 85 personas.

Cuatro días después de realizar su denuncia, Nisman fue hallado muerto con un disparo en la cabeza y las causas de su fallecimiento aún no se han esclarecido.

El juez federal Daniel Rafecas rechazó en primera instancia la apertura de una investigación penal por considerar que no había evidencias mínimas para sostener las acusaciones realizadas por Nisman, una resolución que fue apelada por el fiscal Pollicita.

La opinión de Pollicita fue avalada la semana pasada por el fiscal general de Cámara, Germán Moldes, quien en su dictamen consideró «necesario investigar, poner en movimiento el proceso y desentrañar el acontecimiento que ha llegado a nuestro conocimiento».

No obstante, la Cámara no tuvo en cuenta la apelación y resolvió desestimar la denuncia. (I)

Argentina rechaza denuncia de Veja

El gobierno argentino calificó ayer como una ‘estupidez’ la información de la revista brasileña Veja acerca de que el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, intercedió para que Argentina encubriera la participación de Irán en el atentado a la mutual judía AMIA y colaborara con el programa nuclear de Teherán.

“Ya es difícil contestar las estupideces que escriben en la Argentina, quiere que me ocupe de las estupideces que escriben en otro país”, afirmó ayer el jefe de gabinete argentino, Aníbal Fernández, al ser consultado sobre la publicación brasileña.

Veja informó el sábado que Chávez intercedió en el 2007 para que Argentina encubriera la participación de Irán en el atentado contra la mutual de Buenos Aires de 1994, a cambio de un apoyo financiero a la campaña electoral de Cristina Fernández. La información va en el mismo sentido que la denuncia que presentó en enero el fiscal especial de la causa AMIA, Alberto Nisman, en contra de Fernández por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del ataque a la mutual. El fiscal murió de un disparo en la cabeza cuatro días después de presentar su denuncia.

La información fue dada a la revista, crítica con el gobierno de Dilma Rousseff, por tres exfuncionarios de Chávez y de su sucesor Nicolás Maduro. (I)

Investigación
Caso Nisman

Pedido de exesposa
La exesposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, pidió que la fiscal Viviana Fein sea apartada de la investigación por la muerte del fiscal y que pase a la fiscal Fabiana Palmaghini, según Clarín.

Alberto Nisman estaba arrodillado cuando recibió tiro, según peritos particulares

El fiscal argentino Alberto Nisman, quien denunció a la mandataria del país por presunto encubrimiento de terroristas, estaba arrodillado cuando recibió el tiro que le mató, según las conclusiones de los peritos contratados por su exmujer para investigar la muerte, reveló este jueves un diario local.

A partir de fotografías, videos y visitas a la vivienda de Nisman, donde fue hallado muerto el pasado 18 de enero, los peritos de la querella dedujeron que Nisman estaba frente a la bañera y «probablemente» tenía «un atacante ubicado detrás», unas conclusiones que contradicen las del peritaje oficial y fueron cuestionadas por el Gobierno.

Los expertos contratados por la querellante y exmujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, aseguraron haber descubierto manchas «lavadas» en el grifo y el lavadero del baño del fiscal, según publicó el periódico La Nación.

Además, sostuvieron que la ausencia de restos de pólvora en la mano derecha de Nisman se debía a que hubiese algo tapándola, como un «objeto o una mano».

Estas conclusiones difieren de las de la autopsia oficial, que rechazaron la participación de terceras personas en el deceso del fiscal.

Por el contrario, Arroyo Salgado sostuvo que «Nisman no se suicidó, lo mataron», en una conferencia de prensa la semana pasada en la que presentó el informe de los peritos de la querella y en la que obvio el punto 12, donde se especificaban las circunstancias de la muerte, parte de cuyo contenido amplió este jueves La Nación.

La fiscal a cargo de la investigación, Viviana Fein, ha convocado a los peritos de la parte querellante y evalúa solicitar una Junta Médica tras interrogarlos.

En tanto, el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, declaró hoy a la prensa que la causa que investiga la muerte de Nisman «se encuentra en un juzgado de instrucción, con las pericias hechas por miembros del cuerpo médico forense que depende de la Corte Suprema y de acuerdo a los protocolos vigentes» y aseguró que «los demás son informes de peritos contratados».

Según Fernández, la querella «no presenta peritajes, sino informes» que «pueden expresar lo que se les ocurra, pero no necesariamente tienen que ser tenidos en cuenta en la causa porque no fueron hechos conforme a los protocolos».

Nisman, que investigaba el atentado de 1994 en Buenos Aires contra la mutualista judía AMIA, murió en circunstancias aún sin aclarar cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina, Cristina Fernández, al canciller, Héctor Timerman, y a varios de sus colaboradores, por presunto encubrimiento de los iraníes sospechosos de haber planificado el atentado, que dejó 85 muertos, a cambio de intensificar las relaciones comerciales con Irán. (I)

Rousseff pide renovar la fe en Brasil tras escándalo de corrupción

La presidenta brasileña dirigió un mensaje en el que pidió renovar la fe tras un escándalo de corrupción.

Fiscal apela fallo que favoreció a Cristina Fernández

El fiscal argentino, Gerardo Pollicita, apeló ayer el fallo que había desestimado una denuncia contra la presidenta Cristina Fernández por encubrimiento de los sospechosos del atentado a la mutual judía AMIA, registrado en 1994 y que dejó 85 muertos.

Pollicita, quien retomó la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman contra Fernández, pidió la decisión del juez Daniel Rafecas de desestimar la acusación por falta de pruebas, en una presentación ante el mismo magistrado.

“La decisión de proceder al cierre inmediato del sumario, sin realizar ninguna de las medidas que habían sido propuestas en el requerimiento de instrucción, impide contar con información esencial”, apunta el fiscal Pollicita, quien tras solicitar la imputación de la presidenta había pedido al juez Rafecas la realización de medio centenar de pruebas.

El gobierno difundió un mensaje oficial, en varios medios locales, en el que sostiene que Nisman buscaba “generar un efecto político desestabilizador” con la denuncia por encubrimiento a terroristas que presentó contra la mandataria.

En tanto, el juez Daniel Rafecas difundió el contenido completo de dos documentos hallados en la caja fuerte del despacho de Nisman, “en atención al interés público generado” y “a los efectos de brindar la mayor transparencia”. (I)

Gobierno argentino acusó al fiscal Nisman de desestabilizador

A través de un comunicado señaló que el fiscal buscaba un efecto de desestabilización política con su denuncia.

Fiscal apela y pide investigar denuncia de Nisman contra Kirchner

El fiscal Gerardo Pollicita apeló este miércoles por «prematuro» y «precipitado» que la Justicia haya desestimado la denuncia contra la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por el supuesto encubrimiento del atentado a la mutual judía AMIA en Buenos Aires en 1994.

«La decisión de proceder al cierre inmediato del sumario, sin realizar ninguna de las medidas que habían sido propuestas en el requerimiento de instrucción, impide contar con información esencial», argumentó el funcionario.

La semana pasada, el juez Daniel Rafecas no hizo lugar por «inexistencia de delito» al dictamen del fiscal Pollicita, que impulsó la denuncia de su fallecido colega Alberto Nisman e imputó a la jefa de Estado, a su canciller, Héctor Timerman, y otros dirigentes kirchneristas.

Nisman, fiscal especial de la causa por el ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), había denunciado el 14 de enero a Fernández de Kirchner por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado que dejó 85 muertos.

La acusación de Nisman abrió una crisis política que sacudió al gobierno en su último año de mandato. Todo empeoró cuando a los cuatro días de presentar su denuncia, el fiscal apareció muerto en el baño de su departamento con un disparo en la cabeza.

La Justicia investiga el caso como «muerte dudosa» y públicamente aún no descartó ninguna hipótesis acerca de si fue un suicidio, suicidio inducido o asesinato. Su familia sostuvo que el fiscal no se quitó la vida. Fernández de Kirchner también dijo que está «convencida» de que el funcionario no se suicidó y que todo es una operación contra su gobierno.

El cadáver de Nisman tenía 1,73 gramos de alcohol en el estómago, lo que indica que ingirió una bebida pocos minutos antes de su muerte, confirmaron hoy fuentes con acceso a la investigación.

La información había trascendido la semana pasada pero ahora se supo que no fue posible determinar si había alcohol en sangre, puesto que el reporte de los médicos forenses indica que el cadáver llegó con una escasa cantidad de sangre.

Para los investigadores Nisman pudo haber ingerido uno o varios tragos de una bebida alcohólica, presuntamente vodka, minutos antes del disparo que causó su muerte, un día antes de que se presentara ante el Parlamento para detallar su denuncia contra la presidenta.

El gobierno volvió a defender que se haya desestimado la denuncia de Nisman contra la presidenta y sostuvo que el objetivo era «generar un efecto político desestabilizador».

En una solicitada publicada hoy en los principales periódicos porteños, titulada «Compromiso, Verdad y Justicia», alertó sobre «la gravedad institucional y política de la denuncia» promovida por Nisman y luego sostenida por su colega Pollicita.

Para el fiscal Pollicita, que había solicitado unas 50 medidas de prueba, «resulta prudente y razonable abrir la investigación propuesta por esta Fiscalía para luego poder tomar una decisión sobre el fondo del asunto».

«Una hipótesis criminal de inusitada gravedad y trascendencia institucional, como la presentada por el doctor Nisman, demanda la realización de todos los esfuerzos posibles para intentar alcanzar la verdad real de lo sucedido», señaló.

Ahora el juez Rafecas deberá decidir si hace lugar a la apelación de Pollicita y en caso de concederla el caso terminará en manos de la Cámara Federal.

Cristina Fernández critica justicia, fustiga acusación de Nisman y desafía a Israel

La presidenta argentina, Cristina Fernández, abrió este domingo su último curso político en el Congreso con duras críticas contra el Poder Judicial, al que acusó de no respetar la Constitución, y calificó la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por encubrimiento terrorista de «escándalo» y «bochorno».

Durante la apertura del último ciclo legislativo de su mandato en el Congreso, Fernández desgranó los logros de la llamada década kirchnerista -que estrenó su esposo y antecesor, el fallecido Néstor Kirchner (2003-2007)- y cargó con dureza contra la Justicia, en mitad de una crisis política e institucional sin precedentes derivada de la muerte de Nisman.

Nisman murió el pasado 18 de enero, en circunstancias aún sin aclarar, cuatro días después de denunciar a la presidenta por encubrimiento de los sospechosos iraníes del atentado contra la entidad judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994.

Reforzada por una reciente sentencia judicial que desestima la denuncia de Nisman, Fernández sostuvo que esta demanda «sin pruebas» constituye «un escándalo, un bochorno» y una «vergüenza», especialmente porque semanas antes de presentarla, el fiscal había redactado documentos en respaldo a la labor del Ejecutivo en el esclarecimiento del atentado.

«¿A qué Nisman le creo? ¿Al de la denuncia sin pruebas o al Nisman que levanta toda mi actuación en Naciones Unidas, que levanta mis discursos?», se preguntó Fernández, que por primera vez lamentó la muerte del fiscal, «como lamento la muerte de cualquier argentino».

«Un fiscal acusa a la presidenta y a un canciller, es decir a Argentina, porque representamos al país (…) De repente aparecen los secretarios de ese juzgado con dos escritos. Es un escándalo, un bochorno, no para la presidenta, para todos los argentinos», agregó.

Poder Judicial

El caso Nisman le sirvió también para cargar contra el Poder Judicial, al que se refirió como el «partido judicial», como ya hizo tras la movilización convocada por los fiscales en memoria de Nisman, el pasado 18 de febrero, que reunió a cientos de miles de personas y que contó con la participación de la oposición.

«Hay que ser independiente del poder político, de los poderes económicos concentrados, de lo que nunca puede ser independiente el Poder Judicial es de la Constitución (…). Últimamente el partido judicial se ha independizado de las leyes», denunció la mandataria, que enfrenta aún una causa por presuntas irregularidades en una de sus empresas hoteleras, Hotesur, en la Patagonia.

Atentado contra AMIA

Criticó, además, la incapacidad de la Justicia argentina para esclarecer el atentado contra la AMIA y el ataque contra la embajada israelí, cometido dos años antes, y pidió a Israel que el exembajador Itzhak Avirán (1993-2000) declare en el marco de la causa AMIA para que explique por qué dijo meses atrás a los medios que su país mató ya a los terroristas.

«Es más claro y más evidente que nunca que AMIA sigue siendo un tablero de la política nacional e internacional», subrayó.

Cristina Fernández aprovechó su última comparecencia ante el Congreso para asegurar que su Gobierno ha «desendeudado» al país y anunciar que enviará un proyecto de ley para nacionalizar la gestión de los ferrocarriles.

Críticas de la oposición

Frente a la sede del Parlamento, decenas de miles de simpatizantes expresaron su respaldo a la presidenta en una concentración del oficialismo, que ofreció todo tipo de facilidades a los militantes kirchneristas para acudir a la convocatoria, como cientos de autobuses, que colapsaron la ciudad, y trenes gratis.

La oposición lamentó la falta de «autocrítica» de Fernández y la dureza que utilizó contra la Justicia.

«La presidenta no habló de inflación, ni de narcotráfico, ni de inseguridad. Nos hubiese gustado menciones a la Argentina del presente, no la del pasado», criticó el senador radical Ernesto Sanz, que subrayó la «dureza» utilizada contra la Justicia y afirmó que «el problema es cuando al Justicia los investiga, y los imputa».

Sergio Massa, líder del opositor Frente Renovador y candidato presidencial, consideró que «no están en el discurso las necesidades de hoy» y apostó por «garantizar que va a haber castigo contra la corrupción».

Cristina Fernández, que llegó al poder en 2007, no podrá concurrir a las elecciones presidenciales del próximo octubre porque ha agotado los dos mandatos consecutivos contemplados en la Constitución. (I)

En su último discurso en la apertura de sesiones, Kirchner causa controversia

En su último discurso en la tradicional apertura de sesiones en el Congreso habló de Nisman y de la deuda.

Cristina Fernández da informe y anuncios en Congreso

La presidenta argentina, Cristina Fernández, inaugurará hoy un nuevo periodo de sesiones ordinarias en el Parlamento y entrará simbólicamente en la recta final de su mandato, marcada por la muerte del fiscal Alberto Nisman y los conflictos entre el Ejecutivo y la justicia.

El discurso está previsto para el mediodía, en el que hará balance de su gestión y anuncios ante el pleno de las dos cámaras. La ceremonia se convertirá en su primera comparecencia pública después de que la justicia decidiese desestimar la denuncia en su contra por presunto encubrimiento a terroristas presentada por el fiscal Nisman cuatro días antes de morir.

El kirchnerismo, debilitado a inicios de este 2015, buscará mostrar su fuerza con un mitin en Buenos Aires. (I)