Perú flexibiliza ingreso de niños y adultos en situación vulnerable

Huaquillas –

Sin los documentos migratorios, Pastora Marchán temía no poder ingresar a territorio peruano. Había llegado a la frontera entre Huaquillas y Tumbes en vísperas de que rija la medida que exige pasaporte y visa a los venezolanos para entrar a Perú.

La mujer de 49 años dice que en su travesía le habían robado y no tenía todos sus documentos para poder entrar. La madrugada del sábado sintió algo de alivio cuando le dijeron que por su condición podía ingresar en calidad de refugiada a Perú, sin necesidad de la visa humanitaria, que rige desde el 15.

Como ella, otros venezolanos, a quienes les agarró la vigencia de la medida en la frontera, encontraron algo de esperanza cuando se enteraron de que el Gobierno peruano dispuso que sigan ingresando sin visado venezolanos menores de edad, mujeres embarazadas y mayores de edad en situación de extrema vulnerabilidad.

El canciller peruano Néstor Popolizio, en declaraciones a la emisora limeña RPP, señaló que por razones humanitarias el Gobierno dispuso que ingresen al país los venezolanos menores de edad o adultos en situación vulnerable.

“Los venezolanos que tienen las condiciones de refugiados o que deben reunirse con sus hijos o padres, así como otras condiciones están ingresando con normalidad, hemos coordinado con autoridades peruanas para garantizar la movilidad” ratificó Carlos Scull, embajador de Venezuela en Perú.

El beneficio aplicado por Perú lo tendrán los menores en tránsito hacia Perú para reunirse con sus padres y que no cuentan con cédula de identidad o pasaporte, solo su partida de nacimiento.

Además, lo obtendrán los mayores de edad en tránsito a Perú para reunirse con su núcleo familiar ya residente, los mayores de edad en situación de extrema vulnerabilidad, la mujeres embarazadas en situación de extrema vulnerabilidad y los adultos mayores.

Los migrantes venezolanos que llegaron desde la madrugada del sábado esperaban a sus familiares y amigos que culminen los trámites para obtener el permiso de ingreso a territorio peruano.

Solo el viernes ingresaron siete mil venezolanos a Perú, en una jornada desesperante y llena de angustia por pasar a ese país antes de que entren en rigor las medidas.

En el lado ecuatoriano, el gobernador de El Oro, Danilo Maridueña, señaló que las unidades de salud y atención social atendieron a los venezolanos que llegaron con problemas y afectados por la falta de hidratación y alimentos.

“Estamos entregando medicinas, además estamos atendiendo en temas de alimentación para adultos y niños, hay personas que no tienen para comer”, comentó el gobernador, quien hizo un recorrido en las carpas de atención.

Gregoria Guzmán, venezolana de 72 años, estaba en las áreas verdes del Cebaf en Perú esperando que sus nietos consigan el permiso. “Estamos desde la tarde del viernes, solo hemos comido fideos y arroz… estamos sin dinero y hasta llegar a Tumbes vamos a caminar” explicó.

Más de 12.000 venezolanos llegaron a Perú en los últimos tres días, en vísperas de que Lima empiece a exigirles desde este sábado visa y pasaporte.

Perú, alegando razones de seguridad, anunció la semana pasada que los venezolanos necesitarán a partir del 15 visa humanitaria y pasaporte para ingresar al país, donde ya hay unos 800.000 migrantes que escaparon de la aguda crisis en el otrora próspero país petrolero.

“Lo que queremos es tener una migración ordenada, y más segura para los peruanos y para los migrantes venezolanos”, dijo Popolizio sobre la medida.

Según la Policía peruana, se ha registrado una creciente detención de venezolanos en asaltos en los últimos tiempos.

Perú ha expulsado este año a 140 venezolanos con antecedentes policiales o que habían ingresado al país con documentos falsos, según el Gobierno.

Popolizio al referirse a la visa humanitaria que entrega Perú dijo también que “es una medida migratoria muy importante y beneficiosa para el migrante venezolano”.

Las cifras

La visa humanitaria que exige Perú desde este 15 de junio, según sus autoridades, tiene la ventaja de que una vez otorgada podrán, en los consulados peruanos de Ecuador y Colombia, recibir el carné de extranjería que les permitirá trabajar de manera legal por 183 días en Perú. Es renovable dada la crisis humanitaria severa que se vive en Venezuela.

Solo en la primera quincena de junio ingresaron al Perú 41.000 ciudadanos venezolanos. Para el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en el Perú, Federico Agusti, se trata de la migración más grande de la historia en América, informó el diario limeño El Comercio.

Se estima que Perú ha recibido más de 850.000 venezolanos; es decir, el 2,5% de su población. Una buena parte de esos venezolanos ha llegado por tierra, cruzando Colombia y Ecuador.

Una parte de los venezolanos que en estos días viajaban también iban a reunirse con familiares en Chile, donde vive otra importante colonia. (I)