Se denuncia mal manejo de caso

Un mes después del fallecimiento de Alberto Nisman, una testigo que estuvo en el operativo en la casa donde murió el fiscal argentino reveló irregularidades en el protocolo para preservar las pruebas.
Natalia Fernández, de 26 años, relató en una entrevista a el diario Clarín que los agentes repasaron la documentación esparcida sobre la mesa de Nisman, tocaron el teléfono, usaron los baños y la cafetera.
“Tomaban mate y pidieron medialunas. Tocaban todo. Había unas cincuenta personas. La fiscal preguntaba la cortamos acá y la seguimos mañana?”, señaló Fernández.

@elyex

f: e.u.

wor...