Profesor acusado de ofrecer consejos misóginos justifica: quise “ejemplificar la violencia familiar”

Profesor acusado de ofrecer consejos misóginos justifica: quise “ejemplificar la violencia familiar”

Profesor acusado de ofrecer consejos misóginos justifica: quise “ejemplificar la violencia familiar”. Seguramente ayer muchos de ustedes se chutaron la clase magistral de cómo no se debe de tratar a las mujeres, impartida por el profesor de la preparatoria 10 de la Universidad de Guadalajara, Ramón Urrea Bernal.

¿No la han visto?  Bueno, en su clase, el profe explicó a sus educandos lo que se debe hacer en caso de que una esposa no cumpla con las obligaciones propias de su género.

“¿Y ya está la cena? ‘Ahh ahorita salgo’. ¡Con una chingada!, vengo cansado, vengo estresado… ¿qué puta madre no te doy suficiente dinero para que tengas todo aquí”.

Pero bueno, de acuerdo con Urrea, siempre se puede se comprensible y pasar por alto la atención en la mesa… total, hay formas en que la mujer puede compensar. Ahora que, si la pareja tampoco quiere cumplir con esa función, pues siempre hay formas dulces de convencerla. Así lo clarifica el tierno profesor.

“Miren, yo no sé ustedes, pero si yo trabajo todo el día, me maté estudiando (…) a mi me dicen eso, la agarro de las greñas, le pongo una pinche zarandeada… ¿óyeme pendeja?, ¿no sabes hacer nada?, por lo menos abre las pinches patas y, si no te gusta, agarra tus pinches mocosos y lárguense”.

El profesor ya ha sido invitado para varios eventos organizados por defensoras de los derechos de las mujeres… pues porque seguramente quedaron fascinadas con tan ejemplar espécimen y tienen urgencia de reconocer su labor en la enseñanza del trato a la mujer.

Bueno, lo anterior quizás no, pero deberían… ya que resulta que, según el propio profesor, sus enseñanzas fueron mal interpretadas. Éstas fueron sólo para “ejemplificar una situación de violencia familiar, sin hacer referencia a una persona en particular”. En el video que se difundió ayer –agrega– “no se puede contemplar que la intención, el objetivo de la clase,  es evitar que los alumnos lleguen a ser agresores o agredidos”.

¿En serio? Bueno, tal vez no se aprecia con lo que hasta ahora han visto. Pero con este otro video igual y sí. A ver qué opinan al respecto.

El video complementario se acompaña de una carta en la que Urrea ofrece las respectivas disculpas, sobre todo a los alumnos, en caso de que se hayan ofendido por “retratar de manera tan explícita la violencia familiar que muchas personas sufren actualmente”.

En fin, en lo que se decide si es castigado o de menos se le sugiere optar por otro método pedagógico, las autoridades de la UdeG ya abrieron la investigación correspondiente.

Ft: sopitas