novena de navidad

Novena de Navidad 2020: Primer Día, la Anunciación

Una de las tradiciones más arraigadas con respecto a la Navidad en Latinoamérica, es la celebración de la Novena que comienza el 16 de diciembre de cada año con un programa de oraciones y cánticos, para rezar la última al llegar al día 24, la fecha en que el niño Jesús nacerá en los corazones de los fieles. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta página. También puedes participar en el WhatsApp Ecuador.

El primer día de la Novena se celebra el anuncio de su llegada, recoge el portal novenadenavidad.

Cómo rezar la Novena

Se inicia con la señal de la Santa Cruz: En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Oración para todos los días:

Benignísimo Dios de infinita caridad que nos has amado tanto y que nos diste en tu Hijo la mejor prenda de tu amor, para que, encarnado y hecho nuestro hermano en las entrañas de la Virgen, naciese en un pesebre para nuestra salud y remedio; te damos gracias por tan inmenso beneficio. En retorno, te ofrecemos, Señor, el esfuerzo sincero para hacer de este mundo tuyo y nuestro, un mundo más justo, más fiel al gran mandamiento de amarnos como hermanos. Concédenos, Señor, tu ayuda para poderlo realizar.

novena de navidad

Te pedimos que esta Navidad, fiesta de paz y alegría, sea para nuestra comunidad un estímulo, a fin de que, viviendo como hermanos, busquemos más y más los caminos de la verdad, la justicia, el amor y la paz. Amén.

(Se reza tres veces Gloria al Padre)

Villancico:

Primera lectura (Lc 1,26-38):

Este fue el principio de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José; pero antes de que vivieran juntos, quedó embarazada por obra del Espíritu Santo. Su esposo, José, pensó despedirla, pero como era un hombre bueno, quiso actuar discretamente para no difamarla. Mientras lo estaba pensando, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, descendiente de David, no tengas miedo de llevarte a María, tu esposa, a tu casa; si bien está esperando por obra del Espíritu Santo, tú eres el que pondrás el nombre al hijo que dará a luz. Y lo llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta.

Oración a la Santísima Virgen María:

Soberana María que por tus grandes virtudes y especialmente por tu humildad, mereciste que todo un Dios te escogiese por madre suya, te suplico que tú misma prepares y dispongas mi alma, y la de todos los que en este tiempo hacen esta novena, para el nacimiento espiritual de tu adorado Hijo.

Novena de Aguinaldos ¡Oh dulcísima Madre, comunícame algo del profundo recogimiento y divina ternura con que le esperaste tú, para que nos haga menos indignos de verle, amarle y adorarle por toda la eternidad! Amén.

(Se reza tres veces el Avemaría).

Oración a San José:

Oh santísimo José, esposo de María y padre adoptivo de Jesús! Infinitas gracias doy a Dios porque te escogió para tan soberanos ministerios y te adornó con todos los dones proporcionados a tan excelente grandeza. Amén.

(Se reza un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria)

Reflexión:

José, hijo de Jacob, es carpintero y está comprometido con María. Ella quedó embarazada antes de que empezaran a convivir como pareja. José se llena de ansiedad, pero no pretende hacerle daño a su prometida, y la protege al decidir devolverla a su casa en secreto. Entonces el ángel del Señor le pidió a José confianza y creer que ese niño era Hijo de Dios.

Entonces, le encomendó la misión de ser el padre que protege a Jesús; aceptar esa paternidad no habrá sido fácil, pero José la aceptó y la asumió en su vida como una gran responsabilidad. Como José, nosotros debemos trabajar en nuestra misión de ser protectores de nuestros hogares ocuparnos de los pequeños y acoger a los frágiles. Vale la pena esforzarse para cambiar las situaciones de angustia y conflicto en momentos de paz y serenidad, ayudando a encontrar una salida a los problemas propios y ajenos.

Oración al niño Jesús

Señor, Navidad es el recuerdo de tu nacimiento entre nosotros, es la presencia de tu amor en nuestra familia y en nuestra sociedad. Navidad es certeza de que el Dios del cielo y de la tierra es nuestro Padre, que tú, Divino Niño, eres nuestro Hermano.

Que esta reunión junto a tu pesebre nos aumente la fe en tu bondad, nos comprometa a vivir verdaderamente como hermanos, nos dé valor para matar el odio y sembrar la justicia y la paz. Oh Divino Niño, enséñanos a comprender que donde hay amor y justicia, allí estas tú y allí también es Navidad. Amén.

Compromiso:

Antes de servirse los alimentos los niños realizarán una oración agradeciendo a Dios por tener unos padre que los protegen y los aman.

Se cierra la novena con algún otro villancico.

Al finalizar: (Con la señal de la cruz) En el Nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Debido a la pandemia del coronavirus y las restricciones que han impuesto las autoridades para evitar más casos de contagios, celebrar la Novena, es una tarea difícil pero no imposible; hay que adaptar también estas celebraciones así como hemos adaptado nuestras actividades diarias. Recuerda que lo importante es mantener la fe y unión familiar, así que se puede hacer la reunión vía Zoom o por videollamadas de Whatsapp.