novena navidad octavo dia

Novena de Navidad 2020: Octavo día Oración

Novena de Navidad 2020: Octavo día Oración. La Novena de Navidad comienza a rezarse el 16 de diciembre de cada año, para rezar la última al llegar al día 24, la fecha en que Jesús nacerá. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta página. También puedes participar en el WhatsApp Ecuador.

Cómo rezar la Novena

(Con la señal de la cruz) En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Benignísimo Dios de infinita caridad que nos has amado tanto y que nos diste en tu Hijo la mejor prenda de tu amor, para que, encarnado y hecho nuestro hermano en las entrañas de la Virgen, naciese en un pesebre para nuestra salud y remedio; te damos gracias por tan inmenso beneficio. En retorno, te ofrecemos, Señor, el esfuerzo sincero para hacer de este mundo tuyo y nuestro, un mundo más justo, más fiel al gran mandamiento de amarnos como hermanos. Concédenos, Señor, tu ayuda para poderlo realizar. Te pedimos que esta Navidad, fiesta de paz y alegría, sea para nuestra comunidad un estímulo, a fin de que, viviendo como hermanos, busquemos más y más los caminos de la verdad, la justicia, el amor y la paz. Amén.

Oración inicial

Señor Jesús, Tú eres amor y vida. Has querido nacer como todos nacemos, de una mujer. De esta forma has bendecido a la familia. haz que cada familia se convierta en verdadero santuario de vida y de amor. Haz que tu gracia guíe los pensamientos y las obras de los esposos, hacia el bien de sus familias. Haz que las jóvenes generaciones encuentren en la familia una fuerte de apoyo para su crecimiento en la verdad y en el amor. Haz que los niños sean esa semilla de esperanza en la familia y así, con nuestro amor, se renueve su inocencia. Haz que el amor santificado por la gracia del matrimonio, se demuestre más fuerte que cualquier debilidad y cualquier crisis. Amén.

Saludo

Queridas familias, el milagro de la Encarnación es la declaración de amor más fuerte que Dios ha hecho. Dios se hace uno de nosotros, para curar todas aquellas heridas que nuestras negaciones al amor nos han causado. Dios quiere seguir habitando entre nosotros. Solamente necesita corazones que lo acojan.

En nuestra vida: Novena Navidad Octavo Día

A todos nos conmueve saber que hay niños y familias enteras que no tienen donde vivir. Que bajo los puentes se agrupan para pasar la noche, sin embargo poco o nada hacemos ante esa situación tan injusta.

Para dialogar: Novena Navidad Octavo Día

¿Cómo creen que se sienten estos niños y sus familias? ¿En que se parece esta situación a la noche en que Jesús nació?

Texto

El homenaje de los magos al niño de Belén, es uno de los episodios más bellos de la infancia de Jesús, que quiere revelarnos el alcance universal del nacimiento del Salvador que se dirige a todos los pueblos y culturas de la Tierra sin excepción alguna.

Desde tiempos inmemoriales, la contemplación de las estrellas ha fascinado a hombres de todas las religiones y culturas. Las estrellas les han hablado de Dios y del destino del ser humano y han leído en ellas acontecimientos decisivos de la historia; han visto en la aparición de una nueva estrella el nacimiento de personajes importantes; han asignado a cada pueblo su estrella o constelación.

Ya se va acercando la fiesta de la Navidad, y cada día que se acerca, pensamos en los regalos que vamos a dar a nuestros familiares y amigos. En este octavo día de la novena abramos nuestro corazón para recibir el regalo que Dios nos quiere dar, que es su Palabra, y démosle también un pequeño presente, nuestra oración.

Proclamación de la Palabra Mt 2,1-10

Unos magos de Oriente llegaron entonces a Jerusalén y preguntaron: “¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos surgir su estrella y hemos venido a adorarlo”.

Al enterarse de esto, el rey Herodes se sobresaltó y toda Jerusalén con él. Convocó entonces a los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el profeta.

Entonces Herodes llamó en secreto a los magos, para que le precisarán el tiempo en que se les había aparecido la estrella y los mandó a Belén, diciéndoles: “Vayan a averiguar cuidadosamente qué hay de ese niño, y cuando lo encuentren, avísenme para que yo también vaya a adorarlo”.

Después de oír al rey, los magos se pusieron en camino, y de pronto, la estrella que había visto surgir, comenzó a guiarlos, hasta que se detuvo encima de donde estaba el niño. Al ver de nuevo la estrella, se llenaron de inmensa alegría.

Reflexión: Novena Navidad Octavo Día

El texto nos recuerda que Dios habita en medio de nosotros y que Él mismo es el camino. Es Él que, en el horizonte, abre la esperanza de la verdadera liberación, de todo lo que impide servirnos unos a otros con amor. El Octavo día para afianzar la fe, una fe que es firme cuando nace una relación amistosa con el Señor.

Una fe que es auténtica está confirmada con las buenas obras, de modo que la religión no sea sólo de rezos, ritos y tradiciones. Necesitamos cultivar la fe con la Biblia, la oración y la práctica religiosa porque la fe es nuestro mejor apoyo en la crisis.

Necesitamos una fe grande en nosotros mismos, en Dios y en los demás. Una fe sin vacilaciones como lo quería Jesús. Una fe que ilumina el amor con la fuerza de la confianza, ya que “el amor todo lo cree”.

La FE es la fuerza de la vida y sin ella andamos a la deriva. Razón tenía Publio siro al decir: el que ha perdido la fe, ya no tiene más que perder.

Oración en familia

Dios ternura, que con infinito amor, te hiciste hombre para que ninguno de nosotros nos sintamos lejos de Ti, te pedimos: Señor, enséñanos a vivir contigo. Para que, en aquellos dolores que experimentamos, nos sintamos comprendidos y consolados por un Dios que se ha hecho hombre para compadecerse de nosotros.

Señor, enséñanos a vivir contigo. Por los padres de familia, para que sean para sus hijos ternura de Dios y eduquen a sus hijos en la ley del Amor y no de la represión. Señor, enséñanos a vivir contigo. Por aquellas personas que viven lejos de Dios, que viven en rebeldía por la situación dura que les ha tocado vivir, para que descubran que Tú, Señor, has querido ser compañero de nuestro caminar. Señor, enséñanos a vivir contigo.

Compromiso

Que compartiendo nuestra fe, nuestra vida, las luchas, las alegrías, el pan de cada día, seamos buena nueva para aquellos que nos necesitan. Se cierra la novena con algún villancico