Guayaquil: Planteles particulares que cobran de $7 a $50 de pensión, en crisis

Mientras que padres de familia de los planteles educativos particulares reclaman por los descuentos de las pensiones que no se aplican, las instituciones particulares populares, que se encuentran en barrios como en el Guasmo sur, isla Trinitaria, Pascuales, entre otros, viven una inestabilidad debido a la crisis sanitaria en el país.

Sandra Ordóñez, presidenta de la Asociación de Directivos de Establecimientos Educativos Particulares Populares (Adeep), afirmó que los valores de las pensiones en las instituciones van desde $7 hasta $50. Agregó que los planteles ubicados en sectores de plusvalía cobran $130, $400 y hasta $700 como pensión mensual.

Ahí los padres reclaman de que no les aplican los descuentos como establece el reciente acuerdo ministerial y la Ley Humanitaria, que deja voluntad de la institución educativa hacer la reducción de los valores en las pensiones.

“Hay escuelas que hacen descuentos de hasta el 20 %, otras del 15 % y otras hasta del 10 %, de acuerdo con la cantidad de estudiantes y también a sus ingresos, porque imagínate un plantel que cobra $7 hacer un descuento del 25 % es quedar en nada, entonces ese dinero no podrá cubrir los sueldos de los docentes, por eso lo están manejando de acuerdo con su economía”, relató la presidenta de la asociación.

Asimismo, lamentó que cerca de diez colegios no soportaron este golpe económico y se vieron obligados a cerrarlos, entre esos, mencionó la dirigente, constaron el Manuela Cañizares y Teresita Troya, de la parroquia Febres Cordero.

Actualmente existen 55 instituciones educativas que están activas en estos sectores rurales de la ciudad y que están tratando de “sobrevivir”, advirtió la dirigente.

La presidenta aseguró que la reducción del valor de las pensiones no solo se las otorgó a los padres familia que han perdido su trabajo o les han disminuido el sueldo sino que cada institución optó por realizar los descuentos dependiendo de la cantidad de estudiantes que ingresen al plantel.

“Hemos adaptado a nuestras instituciones con todas las adecuaciones que nos ha pedido el COE nacional para esta pandemia y estamos trabajando en un estilo diferente, porque no es una educación virtual, es un estilo de educación en casa que lo hacemos dentro de las plataformas que nosotros adquirimos por medio del internet. De esa manera estamos trabajando”, expresó Ordóñez.

Contó que a pesar de las crisis económica que están viviendo los planteles de estos sectores han pagado a los maestros a tiempo e incluso les han anexado un bono de internet dentro de su salario mensual para que tengan la facilidad de poder cancelar esta red y ofrecer de mejor manera las clases virtuales.

La dirigente señaló que ha sido difícil llegar a las autoridades para que conozcan a detalle lo que están viviendo estas instituciones . “Creo que no se está midiendo toda esta realidad que tenemos en la educación particular popular. Estamos tratando de sobrevivir con esta pandemia y de dar un servicio educativo bueno”, finalizó Ordóñez.

Agregó que cuando el COE nacional disponga el regreso a clases de forma presencial van a acogerse a esta modalidad que brinda el ministerio en su reciente acuerdo legal. (I)