Bloqueado paso entre Guayas y Chimborazo por deslizamiento

Chimborazo –

Las lluvias que están cayendo en la zona central de la Sierra han comenzado a provocar más estragos en las vías. A pocas horas del deslave registrado en la vía Cahuají-Píllate-Cotaló, que dejó cinco muertos, otra vía se taponó en Chimborazo, impidiendo el paso de carros.

Lodo y piedras bajaron por las montañas y bloquearon ayer un tramo de la vía Pallatanga-Cumandá. Eso impidió que los carros que iban de Chimborazo a Guayas no puedan pasar.

Algunas personas intentaron pasar sin éxito por esta zona. Otros tuvieron que dar la vuelta y avanzar a Colta para salir por Guaranda hacia sus destinos.

El bloqueo de la vía se dio a una media hora del cantón Bucay, desde el lado de Chimborazo. Piedras y palos quedaron esparcidos en la arteria.

Moradores del sector pasaron momentos de tensión, pues se asustaron por la gran cantidad de agua y por la fuerza con la que esta bajaba. Aquello se convirtió en una especie de río, que no paraba.

La policía acordonó el lugar para precautelar la seguridad de las personas que intentaban cruzar al otro extremo, reportaron ciudadanos.

Funcionarios de la Secretaría de Gestión de Riesgos informaron que al menos dos deslizamientos se habían registrado en la madrugada y por ello se coordinó con el Ministerio de Obras Públicas para limpiar la zona. El paso hasta las 15:00 seguía cerrado.

El COE provincial, por su parte, resolvió ayer mantener cerrada la vía Cahuají-Pillate-Cotaló, sitio donde fallecieron cinco miembros de una familia a causa de un deslizamiento.

En Tungurahua también se registran estragos por el temporal. Viviendas, vías, bordillos y plantaciones agrícolas están afectados, especialmente en la zona de Tisaleo. El alcalde Víctor Zumba indicó que el Comité de Operaciones Emergentes (COE) cantonal se mantiene en reuniones permanentes.

Las primeras evaluaciones indican que por lo menos 21 de las viviendas quedaron con daños en Bellavista, Santa Lucía centro y Santa Lucía La Libertad. El número podría aumentar por los estragos producidos también en la parroquia Quinchicoto.

El alcalde explicó que no ha habido aún necesidad de realizar evacuación de familias, pero que se ha dispuesto el mantenimiento inmediato de la red vial, así como arreglar los bordillos dañados por la correntada y ejecutar mingas comunitarias.

Plantaciones de papas, pastos, mellocos, arveja e incluso frutales de claudia han resultado con daños.

José Guamán, de Santa Lucía, dijo que por lo menos hace 40 años no se había visto una tempestad como la del martes. Señaló que no solo por la carretera del sector, sino por medio de las plantaciones bajaban correntadas de agua arrastrando todo lo que encontraba.

“Esperamos que no se vuelva a repetir una lluvia así, en algunas partes la carretera parece que se está socavando…”, aseguró preocupado este morador. (I)

Colapso

La circulación en la vía Cuenca-Azogues, a la altura del km 15, se normalizó tras el retiro del puente peatonal que colapsó el miércoles. Pero los moradores de la parroquia Nulti piden una solución debido a que esa infraestructura la usaban para cruzar.