Hombre de 46 años de Quito es el primer caso de reinfección de SARS-CoV-2 en Ecuador

Este sábado, el Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito notificó el primer caso de reinfección comprobado en el país del virus SARS-CoV-2, causante del coronavirus.

«Se han secuenciado los genomas del virus presente en un ecuatoriano con COVID-19 en mayo y de nuevo en agosto, demostrándose son dos cepas diferentes», fue parte del texto que se emitió la mañana de este sábado.

A principio de esta semana se conoció el primer caso documentado de reinfección que se dio en el mundo a través de un estudio. Según el documento, un hombre de 33 años, residente en Hong Kong, que fue hospitalizado por coronavirus el 29 de marzo, dio positivo en una PCR el pasado 15 de agosto. El joven fue probablemente infectado cuando este volvía a Hong Kong, desde España y vía Reino Unido.

El viernes también se conoció de un nuevo estudio en Estados Unidos que detallaba el caso de un sujeto que dio positivo por primera vez al coronavirus a mediados de abril pasado y, tras recuperarse, volvió a enfermarse a finales de mayo en Nevada.

Si bien los científicos decían que no había evidencia de una reinfección, esto tampoco había sido descartado ya que, al parecer, en algunas personas se crea una inmunidad transitoria o no genera anticuerpos.

Reinfección del virus en el país

El investigador del Instituto de Microbiología, Paúl Cárdenas, explicó que se trata de un hombre de 46 años que se hizo el test de PCR en mayo en la Universidad San Francisco de Quito al presentar sintomatología leve como dolor de cabeza, cansancio, dolor de cabeza, entre otros.

Junto con su familia se realizó el test del cual salieron positivos y con el paso del tiempo fueron mejorando.

«Se hizo otro control en nuestro laboratorio y el PCR ya salió negativo. En agosto comenzó otra vez otra sintomatología mucho más grave en el sentido de fiebre, dolor en el pecho, tos, dolor de garganta, él se sentía mucho peor que la primera vez, no llegó a necesitar hospitalización, pero estuvo bastante cerca de necesitar, le hicimos el test de PCR y salió positivo de nuevo. Obviamente lo que uno siempre piensa en este caso, es que es el mismo virus en el sentido que el paciente mejoró los síntomas, pero otra vez le aparecieron. Del primero al segundo periodo son 81 días entonces es muy poco probable que esto pase. La única forma de saber si este virus es diferente, comparar la primera infección con la segunda infección es secuenciando estos genomas», refirió Cárdenas.

La secuencia de genoma demostró que la persona tiene una nueva cepa del virus que es diferente a la inicial. Esto se comenzó a estudiar las dos primeras semanas de agosto.

«Las cepas son bastantes diferentes, pertenecen a dos grupos de virus que se llaman clados o grupo de filogenia, es decir, basado en sus secuencias de ADN, en este caso ARN, son diferentes, tienen varias mutaciones en otros sitios, no es el mismo virus que pudo haber mutado en la misma persona», añadió.

Las dos cepas pertenecen a grupos genéticos diferentes. 4/5 pic.twitter.com/2Txi69rr6E

— Instituto Microbiología USFQ (@IMUSFQ) August 29, 2020

En el individuo no se realizaron pruebas de anticuerpos en el periodo en el que estuvo libre de virus, pero actualmente muestra un nivel alto de IgG. En el caso de la familia, en su esposa no pudo ser evidenciado la reinfección debido a que en la primera muestra no se pudo secuenciar el genoma completo sino solo parte del virus y por esto no se puede asegurar que está nuevamente contagiada.

Cárdenas explicó que es probable que la primera infección no generó una respuesta inmune eficiente por lo que la segunda infección se muestra como independiente. Además no se espera que se llegue a los niveles que se vivieron en marzo y abril debido a que la reinfección también se puede prevenir con el uso de mascarilla, evitando aglomeraciones y la realización de test masivos.

«Es algo esperado, pero también significa que necesitamos hacer más investigación de esto… No podemos confiarnos de que no va a haber personas reinfectadas o personas susceptibles ya no puedan desarrollar enfermedades graves, lastimosamente este virus nos hace aprender todo el tiempo», indicó.

El caso se reportará al Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Secuencia de genomas en Ecuador

Desde marzo, el Instituto de Microbiología de la USFQ comenzó con la secuencia de genomas de virus de muestras obtenidas en hospitales de la capital. En esa oportunidad la entidad bautizó esta cepa como hCoV-19/Ecuador/HEE_01/2020 y provenía del primer paciente positivo con COVID-19 en Quito, se trató de un turista holandés de 57 años que estuvo en el hospital Eugenio Espejo.

Tras cuatro meses de trabajo la cifra de genomas secuenciados subió a nueve, de las cuales se detectaron seis cepas diferentes que circulaban en el país hasta junio.

El genoma es un conjunto de genes que forman un código donde están toda la información que se necesita para hacer un organismo desde cero.

El instituto hizo colaboraciones con otras universidades y hospitales para la extracción de muestras y secuenciamiento de genomas de la zona sur del país como Cañar, Azuay, El Oro y Loja. De igual manera también se analizaron muestras de Babahoyo.

Hasta el 29 de agosto se han detectado 52 cepas (21 son diferentes) del SARS-CoV-2 en el país, mientras que en el mundo son 4979 genomas aislados. (I)