Hace cincuenta años Pablo Muñoz Vega fue designado cardenal de la Iglesia Católica

El 28 de marzo de 1969, el papa Paulo VI designó a monseñor Pablo Muñoz Vega como cardenal de la Iglesia Católica. Fue teólogo, sacerdote jesuita, arzobispo de Quito entre 1967 y 1958. Sus padres Antonio Muñoz Carrera y Josefa Vega.

Sus estudios de secundaria los realizó en Cotocollao. En 1918 fue admitido como novicio en la Compañía de Jesús. Dos años después realizó sus votos monásticos. Se destacó por una formación intelectual íntegra, pues dominaba la gramática, latín, griego, historia universal y varios idiomas de la lengua extranjera; todo ese conocimiento adquirido lo impartió en colegios de Quito y Riobamba entre los años 1926 y 1928.

A finales de la década del veinte viaja a Europa para continuar sus estudios teológicos. En Roma (1933) recibe la ordenación sacerdotal, su formación académica permitió que se desempeñara como un notable catedrático de la Universidad Gregoriana. Para 1944 promovió la fundación de la Acción por la Unidad Católica de América Latina (AUCAL). También presidió el Congreso Europeo de Filosofía en Milán, instancia que le permitió gozar de un alto prestigio intelectual y aprecio por parte de monseñor Giovanni Battista Montini -quien se desempeñaba como arzobispo de Milán en ese entonces-.

En 1948 regresó a Ecuador y el padre superior de la Compañía de Jesús lo designó visitador, momento en el que aprovechó para fundar en Quito la Facultad de Filosofía San Gregorio. Un año después se desempeñó como Provincial de los Jesuitas en Ecuador hasta 1955.

También fue nombrado rector del Pontificio Colegio Pío Latino Americano, el primer iberoamericano en ocupar este importante cargo. En 1957, el Papa Pío XII lo promueve a rector de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Por su experiencia y conocimiento participa como experto en el Concilio Vaticano II entre 1962 y 1963.

En febrero de 1964 fue nombrado Obispo titular de Ceramo y Coadjutor Sedi Datus de la Arquidiócesis de Quito. En 1967 asume como Arzobispo de Quito y Primado de la Iglesia Católica en Ecuador.

Pablo Muñoz en calidad de arzobispo acompañó al papa Juan Pablo II en su visita al Ecuador en 1985.

En 1969 le llegó el nombramiento por parte de Paulo VI para la función de cardenal. Esta fue la segunda ocasión que un ecuatoriano accedió a especial deferencia por parte del Santo Padre, pues sus méritos y relevantes servicios prestados al catolicismo en Ecuador y América fueron reconocidos.

La noticia oficial fue emitida por monseñor Giovanni Ferrofino, nuncio apostólico de Paulo VI.

También se conoció los nombres de los latinoamericanos que fueron designados en esa época y que acompañaron a Muñoz: Alfredo Vicente Scherer a cargo de la Arquidiócesis de Porto Alegre; y Eugenio de Araujo Sales, arzobispo de la de Sao Salvador Da Bahía. El guatemalteco Mario Casariego, arzobispo de Guatemala; y el mexicano Miguel Darío Miranda, arzobispo de México.

El cardenal Muñoz Vega estuvo al frente de la Arquidiócesis de Quito hasta 1985 y luego de seguir ejerciendo su misión pastoral falleció el 3 de junio de 1994. (I)

  • Hace 50 años fue designado como cardenal, monseñor Pablo Muñoz.
  • Su intelecto y experiencia lo ayudó para lograr esta dignidad.
  • Siempre estuvo entregado a catolicismo en Europa y América
  • Su muerte ocurrió en 1994.