contrato arrendamiento

Contrato de Arrendamiento: Todo lo que debes saber

Contrato de Arrendamiento: Todo lo que debes saber. Conoce la información más relevante y necesaria acerca de el contrato de arrendamiento en Ecuador y las leyes que lo rigen, derechos, deberes, etc. Si tienes alguna inquietud recuerda contactarnos a través de nuestras redes sociales, o regístrate y déjanos un comentario en esta página. También puedes participar en el WhatsApp. Si usas Telegram  ingresa al siguiente enlace.

En el Ecuador son muchas las personas que alquilan inmuebles para vivir o locales para desempeñar actividades comerciales. Cuando una persona decide alquilar un inmueble, tanto el arrendatario como el arrendador adquieren ciertos derechos y obligaciones que deben cumplir para que exista una buena relación y a su vez para proteger los intereses de ambas partes.

Por eso, para dejar en claro cuáles son estos derechos y obligaciones y fijar la manera en que tanto el propietario como el inquilino deben proceder para cumplir con sus compromisos, es muy importante la elaboración de un contrato de arrendamiento que contenga todas las pautas necesarias y que sirva de protección ante cualquier falta o incumplimiento proveniente de cualquiera de las partes.

En este artículo te explicaremos los principales aspectos que debes conocer sobre los contratos de arrendamiento,  así como los derechos y obligaciones de los propietarios e inquilinos de inmuebles, para que conozcas los términos de este acuerdo legal.

¿Qué es un Contrato de Arrendamiento?

Un contrato de arrendamiento es un documento mediante el cual una persona concede a otra el uso y goce de un inmueble, de forma temporal, a cambio de una retribución económica determinada, y en este sentido se establecen en dicho documento las pautas que regirán las relaciones entre el propietario del inmueble y el inquilino.

De manera que un contrato de arrendamiento es un instrumento legal que  protege tanto los derechos del arrendador como del arrendatario. En el artículo 1856 del Código Civil ecuatoriano se le da la siguiente definición:

“Un contrato en que las dos partes se obligan recíprocamente, la una a conceder el goce de una cosa, o a ejecutar una obra o prestar un servicio, y la otra a pagar por este goce, obra o servicio un precio determinado, salvo lo que disponen las leyes del trabajo y otras especiales.”

En concordancia con este artículo, un contrato de arrendamiento implica un compromiso adquirido por ambas partes al momento de firmarlo, es decir, el arrendatario se compromete a entregar el uso y goce de un inmueble y el inquilino se compromete a pagar por ello.

¿Cuáles son los elementos esenciales que debe tener un Contrato de Arrendamiento?

Para que un contrato de arrendamiento proteja los derechos y obligaciones de las partes involucradas y garantice una buena relación entre propietario e inquilino, es imprescindible que contenga los siguientes elementos:

  • Información del inmueble
  • Información personal del propietario y del inquilino
  • Valor de la renta
  • Vigencia del contrato
  • Reglas sobre el uso del inmueble
  • Derechos y obligaciones

Información del Inmueble

En el contrato de arrendamiento se debe colocar de forma detallada la dirección completa en la cual se encuentra ubicado el inmueble y la descripción del mismo.

También se debe especificar el uso que le dará el inquilino al inmueble y los espacios que podrá o no utilizar.

Es muy importante señalar en el contrato las condiciones físicas en las que se encuentra el inmueble al momento de ser entregado, si existe alguna avería o problema que necesite ser arreglado, quién se encargará de las reparaciones y las condiciones sobre las cuales el inquilino pudiera hacer alguna modificación al inmueble.

Información Personal del Propietario y del Inquilino

Es fundamental colocar en el contrato de arrendamiento los datos de identificación tanto del propietario como del inquilino, a saber, nombres y apellidos completos, número de cédula y nacionalidad.

Valor de la renta

Este es uno de los elementos indispensables que debe contener un contrato de arrendamiento, es necesario estipular con claridad el monto que deberá pagar el arrendatario por utilizar el inmueble y si el pago se efectuará mensual, semestral o anualmente y plasmar las fechas de pago.

De esta manera se pueden evitar confusiones o fraudes. También se debe aclarar si el valor de la renta pudiera llegar a aumentar en el futuro y el porcentaje en el que aumentará.

Vigencia del contrato

En el caso de arrendamiento de algún local, un contrato de arrendamiento puede tener una duración de mínimo dos años, mientras que para otros tipos de arrendamiento, el tiempo del contrato puede ser de manera definida o indefinida, pudiendo durar desde meses a años.

Por ello es necesario plasmar en el contrato la vigencia del mismo.

Reglas sobre el uso del inmueble

En el contrato de arrendamiento es preciso definir las acciones que están o no permitidas realizar por el inquilino dentro del inmueble y las consecuencias de no cumplir con lo pautado, como por ejemplo darle otro uso al inmueble que no es el acordado, llevar mascotas, hacer modificaciones no acordadas, llevar a otras personas, entre otras.

Por lo tanto es muy importante que todas estas reglas sean definidas antes de firmar el contrato para evitar problemas o una relación conflictiva entre el propietario y el inquilino.

Derechos y obligaciones

Los derechos y obligaciones que tendrán tanto el propietario como el inquilino deben especificarse de forma detallada en el contrato de arrendamiento, lo cual conlleva a la inclusión de varias clausulas que los contengan.

Además, se pueden abordar algunas situaciones frecuentes que pueden surgir al arrendar un inmueble y cómo procederán las partes ante estas situaciones.

Derechos y obligaciones de los propietarios y de los inquilinos

Aunque en un contrato de arrendamiento no se pueden exponer todas las situaciones específicas que pudieran surgir. Si se pueden plasmar de forma general los derechos y obligaciones que tendrán tanto el propietario como el inquilino.

La ley de Inquilinato es la que establece las normas a seguir y los derechos y obligaciones de ambas partes. Por lo que es recomendable asesorarse con un profesional de esta área para redactar el contrato de arrendamiento.

En líneas generales, algunos de los derechos y obligaciones más importantes de ambas partes son los siguientes:

Derechos y Obligaciones del Propietario

El propietario tiene derecho a recibir un pago monetario por conceder un inmueble de su propiedad a otra persona para su uso y goce. También tiene derecho a exigir que el inmueble arrendado sea cuidado y conservado en buenas condiciones y que le sea devuelto en las mismas condiciones en que lo entregó.

Por otro lado, el propietario tiene la obligación de arrendar un inmueble que cuente con servicios higiénicos completos y permanentes, de acuerdo con las modalidades del lugar.

Asimismo, los servicios de agua potable y luz eléctrica deben ser permanentes y las instalaciones deben estar desinfectadas.

También, debe respetar lo acordado en el contrato en relación al valor de la renta, las fechas de pago y la vigencia del mismo.

contrato arrendamiento

Derechos y Obligaciones del Inquilino

El inquilino tiene derecho al uso libre de las instalaciones por las cuales está pagando y a tener privacidad dentro del inmueble. Si el inmueble tiene alguna falla o necesita alguna reparación importante. Tiene derecho a exigir al propietario que efectúe estas reparaciones de las cuales es responsable.

Si debido a esta situación el inquilino se ve obligado a salir del inmueble. El propietario de acuerdo a la ley deberá indemnizarlo con el equivalente a tres meses de arriendo.

Con respecto a las obligaciones del inquilino, este debe mantener el inmueble en buenas condiciones y cubrir cualquier daño del cual sea responsable.

Además, debe cumplir con el pago, respetando el monto y las fechas establecidas y debe cumplir con las clausulas y los acuerdos establecidos en el contrato de arrendamiento.

¿Por qué es recomendable registrar un contrato de arrendamiento?

Se recomienda que el contrato de arrendamiento sea notariado, para que tenga una mayor validez y respaldo. Esto sucede porque un tercero certificará las condiciones que se acordaron en el contrato.

La Ley Notarial indica que la inscripción de los contratos de arrendamiento es obligación del arrendador y es una atribución exclusiva de los notarios. En vista de ello, si una persona suscribe un contrato de arrendamiento, debe acudir a una notaría para realizar la inscripción respectiva.