Confesiones del jefe de los espías cubanos puestos en libertad por EE UU

En su proceso de readaptación a la vida cotidiana, Gerardo Hernández relata que no se siente bajo los efectos de un trauma, pero sí hay detalles que le llaman la atención, como el hecho de que se sigue bañando de espaldas a la ducha, por la costumbre de hacerlo así en prisión para defenderse de posibles ataques

@elyex

f: e.n

wor...