El nuevo abogado de Correa aclara 6 puntos del caso Balda

0

Alejandro Vanegas Cortázar lidera desde febrero pasado la defensa del exvicepresidente Jorge Glas y ahora también la del expresidente Rafael Correa. Así queda de lado su anterior representante y quien fue figura en otros procesos judiciales, Caupolicán Ochoa.

En una rueda de prensa, el doctor en jurisprudencia delineó la postura que tienen sobre el secuestro de Fernando Balda, lo que le valió a Correa una orden de prisión y por lo que Vanegas ahora interviene denominándose como el “vocero autorizado” del exmandatario.

La mayoría de las precisiones hechas por la nueva defensa giraron en torno a Raúl Chicaiza.

¿Quién es él? Un agente policial con 25 años de carrera —ahora detenido por estar acusado de ser autor intelectual del secuestro de Balda— que también fue parte de la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional.

Como se trató de un secuestro producido en Colombia, donde se encontraba Balda en agosto del 2012 y a donde viajaron equipos de inteligencia de Ecuador, esta es la versión que Vanegas junto a su defendido manejan:

1. “El señor Chicaiza en ningún momento recibió instrucciones de hacer una persecución”.

A Fernando Balda, nunca se refirió con su nombre sino como “un sujeto procesal” ya que desde el 2010 se encontraba en Colombia luego de que el expresidente lo acusara de atentar contra la seguridad del Estado. Sobre la decisión de Balda de irse del país, dijo esto:

2. “Un sujeto procesal que tenía actividades de naturaleza claramente identificables en Ecuador, salió del país porque tenía que atender responsabilidades con la administración de justicia ordinaria”.

Así mismo sobre cómo se supo el país donde estaba Balda, quien en su tiempo también fue asambleísta, mencionó que fue gracias a las redes sociales:

3. “Se identificó a sí mismo a través de redes sociales, a pretender hacer prácticas de naturaleza políticas en la campaña de un expresidente de Colombia. En esa reunión se ubicó a la persona; no es verdad que el Ecuador o los estamentos de actividad del gobierno ecuatoriano, hayan realizado ninguna planificación para ubicar a este sujeto procesal”.

También explicó el porqué del equipo de inteligencia nacional en el vecino país:

4. “Lo que hizo el señor Chicaiza es dirigir un proceso de investigación por la compra y venta de instrumentos tecnológicos que servían para espionaje y esa era la razón por la cual un equipo de la dirección de inteligencia nacional, se trasladó a Colombia”.

Pero… ¿por qué termina esta actividad en secuestro?

5. “Lo que podemos conocer es que dos de los participantes en el hecho, que es un secuestro simple atenuado, eran socios del sujeto procesal. Me refiero a los señores Mina y Luzuriaga. Aparentemente lo que ocurrió, de acuerdo a investigaciones previas, fue una disputa entre el sujeto procesal y estos dos socios”.

Sin embargo, el agente Chicaiza termina involucrado directamente en ese secuestro y esta es la razón que dio la defensa de Correa para que haya ocurrido así:

6. “El señor Chicaiza con el sujeto procesal mantenía una relación activa; para poder movilizarse y generar confianza a estos delincuentes que tenían tráfico de instrumentos de espionaje, tenía este vehículo” (vehículo donde se dio el secuestro).

De acuerdo con Vanegas, nada puede ser juzgado doblemente y el caso Balda ya fue juzgado por la justicia colombiana bajo la etiqueta de “secuestro simple atenuado”. Por esta razón, advirtió que no se descarta un juicio por fraude procesal.

Finalmente, como vocero autorizado se refirió a la imposibilidad de Correa de retornar: “No podemos permitir que se violente la tranquilidad y la paz de un expresidente de la república, que cumpliendo con la ley ha trasladado su domicilio a un país de Europa”.