Terremoto de 6,0 grados sacude el este y centro de Taiwán

Un sismo de 6,0 grados en la escala de Richter sacudió hoy el este y el centro de Taiwán a las 18:13 hora local (10:13 GMT), señaló el Servicio Meteorológico Central de la isla.

El epicentro del sismo se localizó en el mar al este de la isla, a 26,3 kilómetros de profundidad y a 35,8 kilómetros al sudeste de la ciudad de Hualien.

Las ciudades más afectadas por el terremoto fueron Hualien, Taitung y las del centro de la isla, donde el temblor registró más de cuatro grados, pero en Taipei, ubicada al norte, también se sintieron los temblores, agrega el servicio meteorológico.

De momento, se desconocen los daños causados por el seísmo.

Taiwán está ubicada en una zona sísmica y son frecuentes los terremotos de más de cinco grados en la escala de Richter.

El seísmo más devastador de los últimos cien años ocurrió el 21 de septiembre de 1999, de 7,6 grados en la escala de Richter, que causó 2415 muertos. (I)

Después del fatal siniestro, TransAsia suspende 90 vuelos para entrenar a sus pilotos

Aún no se precisa si se trató de un fallo o de un error humano lo que provocó el accidente aéreo en Taipei.

Motor de avión caído en Taipei se incendió tras despegar, según grabación

Una grabación de la conversación entre el piloto del avión de la aerolínea taiwanesa TransAsia y la torre de control del aeropuerto Zhongshan de Taipei apunta a que uno de los motores se incendió tras despegar y podría ser la causa del siniestro, que provocó 31 muertos y 12 desaparecidos.

En la grabación, difundida en internet y cuya autenticidad ha confirmado este jueves la Administración de Aviación Civil de Taiwán, el piloto dice: «!Socorro, socorro, motor en llamas!», y después se pierde el contacto con el avión.

El número oficial de víctimas del accidente ocurrido el miércoles en Taipei es de 31 muertos, 12 desaparecidos y 15 heridos, aunque los bomberos contabilizan un fallecido más, mientras continúan las operaciones de rescate y salvamento de los desaparecidos.

Hay 12 supervivientes entre los 27 taiwaneses que iban a bordo del avión, incluida una azafata mientras que el piloto, Liao Chien-tsung; el copiloto, Liu Tzu-chung, y el ingeniero de vuelo, Hung Ping-chung, fallecieron. Entre los 31 pasajeros de la China continental, la mayoría procedentes de la ciudad de Xiamen (este), sólo se han salvado tres.

Numerosos ciudadanos chinos están cancelando sus viajes a Taiwán tras el accidente, lo que se teme cause fuertes pérdidas en el sector turístico isleño, ya que en 2014 llegaron a la isla 5,2 millones de turistas de China, Hong Kong y Macao, más de la mitad del total de 9,9 millones de turistas.

El Consejo de Seguridad Aérea de Taiwán anunció hoy que expertos de la China continental participarán en la investigación del accidente.

El piloto

TransAsia desveló que uno de los motores del avión siniestrado, que recibió el 14 de abril de 2014 y fue revisado el 26 de enero de este año, fue cambiado en Macao, cuando venía de camino a Taiwán, por la empresa canadiense Pratt & Whitney.

Algunos internautas en Taiwán alaban al piloto, Liao Chien-tsung, con más de 4.900 horas de vuelo a sus espaldas, por haber evitado estrellarse en una zona con gente y haber logrado llegar hasta el río Jilong.

El avión -con 58 personas a bordo, entre ellas cinco tripulantes y dos menores- se precipitó al río, tras perder altura por causas aún no confirmadas y golpear un viaducto, pocos minutos después de despegar con dirección a la isla de Kinmen, a escasos kilómetros de la costa china.

La Administración de Aviación Civil de Taiwán prohibió hoy a TransAsia realizar vuelos con aparatos del tipo siniestrado y la aerolínea ha comenzado a revisar los motores de todas sus aeronaves ATR, dijo el presidente de la compañía, Paul Chen, que prometió cooperar plenamente con la investigación.

Las dos cajas negras -el registrador de datos de vuelo y la grabadora de voz de la cabina- se recuperaron después de bajar la marea y serán analizadas para establecer las causas del accidente, que ocurrió bajo condiciones climáticas favorables.

Se sabe que el piloto hizo tres llamadas de socorro a la torre de control del aeropuerto Songshan de Taipéi y que el aparato, en lugar de girar inmediatamente hacia el sur después de despegar, voló en línea recta y perdió altura hasta tocar en un paso elevado y un taxi para precipitarse a continuación sobre el río.

En su caída -grabada y fotografiada desde coches que circulaban por la autovía que recorre el puente contra el que chocó- el extremo del ala izquierda del aparato impactó con un taxi antes de precipitarse al agua.

Según testigos, el piloto intentó remontar el vuelo antes del choque del aparato con el puente y su caída a las aguas del río, a tan sólo cinco kilómetros de la pista de despegue. 

Suben a 32 los muertos por el accidente aéreo en Taiwán

El siniestro de un avión de la taiwanesa TransAsia, ocurrido el miércoles en Taipei (martes en Ecuador), ha causado al menos 32 muertos, 15 heridos y 12 desaparecidos, a quienes los equipos de rescate y salvamento siguen buscando, informó el Cuerpo de Bomberos de Taipei.

Las operaciones de rescate no se interrumpieron en toda la noche, con la participación de 20 efectivos y 40 submarinistas, y con más participantes desde el amanecer.

Los cadáveres del piloto Liao Chien-tsung, del copilito Liu Tzu-chung y del ingeniero de vuelos Hung Ping-chung, fueron hallados al filo de la medianoche del miércoles, y después del amanecer se recuperó un cadáver del río, tras una noche de infructuosa búsqueda de supervivientes.

El Consejo de Seguridad Aérea de Taiwán anunció el miércoles que expertos chinos participarán en la investigación del accidente, ya que 31 de los pasajeros del vuelo siniestrado eran chinos, en su mayoría procedentes de la ciudad de Xiamen, en la provincia de Fujian. De ellos, solo tres están en la lista de supervivientes.

TransAsia desveló que uno de los motores del avión siniestrado, que fue revisado en enero de este año, fue cambiado en Macao por la empresa canadiense Pratt & Whitney, antes de ser recibido en Taiwán el 14 de abril del 2014.

Internautas en Taiwán alaban al piloto del avión siniestrado, Liao Chien-tsung, por haber evitado estrellarse en una zona urbana y haber logrado llegar hasta el río Jilong.

El aparato -con 58 personas a bordo, entre ellas cinco tripulantes y dos menores- se precipitó al río tras perder altura por causas desconocidas y golpear un viaducto, pocos minutos después de despegar con dirección a la isla de Kinmen, a escasos kilómetros de la costa china.

En las sorprendentes imágenes que recogieron conductores que circulaban por la autovía que cruza el puente con el que se chocó el aparato, se puede ver cómo el avión, un bimotor turbohélice ATR-72 de fabricación franco-italiana, realiza un giro brusco para intentar esquivar los edificios en su caída.

La Administración de Aviación Civil de Taiwán prohibió a TransAsia realizar vuelos con aparatos del tipo siniestrado hoy y la aerolínea ha comenzado a revisar los motores de todas sus aeronaves ATR, dijo el presidente de la compañía, Paul Chen, en rueda de prensa, quien prometió cooperar plenamente con la investigación.

Las dos cajas negras -el registrador de datos de vuelo y la grabadora de voz de la cabina- se recuperaron después de bajar la marea y serán analizadas para establecer las causas del accidente, indicó la Administración de Aviación Civil de la isla.

Se sabe que el piloto hizo tres llamadas de socorro a la torre de control del aeropuerto Songshan de Taipéi y que el aparato, en lugar de girar inmediatamente hacia el sur después de despegar, voló en línea recta y perdió altura hasta tocar en un paso elevado y un taxi para precipitarse a continuación sobre el río. (I)

Aumentan a 23 los muertos por accidente aéreo en Taiwán; hay 20 desaparecidos

El siniestro de un avión de la taiwanesa TransAsia hoy en Taipei, capital de Taiwán, ha dejado por el momento 23 muertos, 15 heridos y 20 desaparecidos, a quienes los equipos de salvamento tratan de rescatar, según el Gobierno local.

El aparato, con 58 personas a bordo -entre ellos, cinco tripulantes y dos menores- se precipitó al río Jilong tras realizar un giro brusco y golpear un viaducto por causas desconocidas, a pocos minutos de despegar con dirección a la isla de Kinmen, a escasos kilómetros de la costa china.

El suceso ocurrió sobre las 11:00 hora local (03:00 GMT) y aún continúa la operación de salvamento, en la que han participado más de 1.000 efectivos civiles y militares, junto a numerosas lanchas, balsas y helicópteros.

En el fuselaje del avión, mantenido a flote por numerosas balsas, se encuentran atrapados unos veinte pasajeros, a quienes se intenta rescatar en una laboriosa operación, debido a que sólo quedó una puerta del avión sobre el agua del río por la que acceder al aparato.

La parte delantera del avión se hundió en el río y el fuselaje está seriamente deformado debido al impacto, lo que dificulta la operación de rescate, explicó el jefe en funciones del Cuerpo de Bomberos de Taipei, Wu Chun-hung.

Unos 400 militares participan en las operaciones de rescate, incluidos submarinistas, y el Sexto Cuerpo del Ejército ha desplegado dos puentes flotantes anfibios M3 para cooperar en las labores.

Las autoridades no descartan que algunos de los desaparecidos hayan sido arrastrados por la corriente, ya que se han encontrado restos de equipajes hasta a un kilómetro de distancia del siniestro, señaló el director en funciones del Cuerpo de Bomberos de Taipei, Wu Chun-hung.

«Algunos pasajeros fueron despedidos del avión con sus asientos, y estamos buscando en el río porque algunos han sido arrastrados por la corriente y esperamos hallar supervivientes», dijo Wu.

Heridos

Las dos cajas negras del siniestrado vuelo GE235 -el registrador de datos de vuelo y de la grabadora de voz de la cabina- se recuperaron después de la bajada de la marea y se enviaron para ser analizadas y establecer las causas del accidente, señaló la Administración de Aviación Civil de la isla.

Ejecutivos de TransAsia organizaron este miércoles una rueda de prensa para proporcionar exclusivamente datos de los pasajeros y disculparse públicamente, inclinándose ante el público, si bien no hicieron declaraciones a los medios de comunicación.

En la caída del avión, grabada y fotografiada desde coches que circulaban por la autovía que recorre el puente contra el que se chocó, el aparato rozó a un taxi con el extremo de su ala izquierda antes de precipitarse sobre las aguas.

El conductor de este coche y una pasajera resultaron heridos y fueron trasladados a un hospital cercano, donde se encuentran fuera de peligro. «Me desmayé cuando nos golpeó (el avión)», declaró el taxista al diario hongkonés «Apple Daily».

Versiones

Según testigos presenciales, el piloto intentó remontar el vuelo antes de que el avión chocara con el puente y acabara finalmente en las aguas del río, tan sólo a 5 kilómetros de la pista de despegue.

Desde el avión se enviaron tres llamadas de emergencia a la torre de control indicando situación de extremo peligro poco después de despegar desde el aeropuerto Songshan de Taipei, señaló la Administración de Aviación Civil de la isla.

De acuerdo con un mapa publicado por las autoridades, el vuelo debería haber girado hacia el sur inmediatamente después del despegue, pero por motivos desconocidos continuó en línea recta hacia el río Jilong.

El avión, un bimotor turbohélice ATR-72 de fabricación franco-italiana, tenía menos de un año y había pasado su última revisión el pasado día 26, según la Aviación Civil Aeronáutica.

Se trata del segundo accidente de TransAsia Airways en menos de un año, después de que en julio del año pasado se registraran 49 muertos y 10 heridos al estrellarse otro avión de idéntico modelo.

En esa ocasión, el aparato se estrelló cuando intentaba realizar un aterrizaje de emergencia en las islas Pescadores por las malas condiciones atmosféricas debido al paso del tifón Matmo. (I)

Aumenta a 23 los muertos por accidente aéreo en Taiwán; hay 20 desaparecidos

El siniestro de un avión de la taiwanesa TransAsia hoy en Taipei, capital de Taiwán, ha dejado por el momento 23 muertos, 15 heridos y 20 desaparecidos, a quienes los equipos de salvamento tratan de rescatar, según el Gobierno local.

El aparato, con 58 personas a bordo -entre ellos, cinco tripulantes y dos menores- se precipitó al río Jilong tras realizar un giro brusco y golpear un viaducto por causas desconocidas, a pocos minutos de despegar con dirección a la isla de Kinmen, a escasos kilómetros de la costa china.

El suceso ocurrió sobre las 11:00 hora local (03:00 GMT) y aún continúa la operación de salvamento, en la que han participado más de 1.000 efectivos civiles y militares, junto a numerosas lanchas, balsas y helicópteros.

En el fuselaje del avión, mantenido a flote por numerosas balsas, se encuentran atrapados unos veinte pasajeros, a quienes se intenta rescatar en una laboriosa operación, debido a que sólo quedó una puerta del avión sobre el agua del río por la que acceder al aparato.

La parte delantera del avión se hundió en el río y el fuselaje está seriamente deformado debido al impacto, lo que dificulta la operación de rescate, explicó el jefe en funciones del Cuerpo de Bomberos de Taipei, Wu Chun-hung.

Unos 400 militares participan en las operaciones de rescate, incluidos submarinistas, y el Sexto Cuerpo del Ejército ha desplegado dos puentes flotantes anfibios M3 para cooperar en las labores.

Las autoridades no descartan que algunos de los desaparecidos hayan sido arrastrados por la corriente, ya que se han encontrado restos de equipajes hasta a un kilómetro de distancia del siniestro, señaló el director en funciones del Cuerpo de Bomberos de Taipei, Wu Chun-hung.

«Algunos pasajeros fueron despedidos del avión con sus asientos, y estamos buscando en el río porque algunos han sido arrastrados por la corriente y esperamos hallar supervivientes», dijo Wu.

Heridos

Las dos cajas negras del siniestrado vuelo GE235 -el registrador de datos de vuelo y de la grabadora de voz de la cabina- se recuperaron después de la bajada de la marea y se enviaron para ser analizadas y establecer las causas del accidente, señaló la Administración de Aviación Civil de la isla.

Ejecutivos de TransAsia organizaron este miércoles una rueda de prensa para proporcionar exclusivamente datos de los pasajeros y disculparse públicamente, inclinándose ante el público, si bien no hicieron declaraciones a los medios de comunicación.

En la caída del avión, grabada y fotografiada desde coches que circulaban por la autovía que recorre el puente contra el que se chocó, el aparato rozó a un taxi con el extremo de su ala izquierda antes de precipitarse sobre las aguas.

El conductor de este coche y una pasajera resultaron heridos y fueron trasladados a un hospital cercano, donde se encuentran fuera de peligro. «Me desmayé cuando nos golpeó (el avión)», declaró el taxista al diario hongkonés «Apple Daily».

Versiones

Según testigos presenciales, el piloto intentó remontar el vuelo antes de que el avión chocara con el puente y acabara finalmente en las aguas del río, tan sólo a 5 kilómetros de la pista de despegue.

Desde el avión se enviaron tres llamadas de emergencia a la torre de control indicando situación de extremo peligro poco después de despegar desde el aeropuerto Songshan de Taipei, señaló la Administración de Aviación Civil de la isla.

De acuerdo con un mapa publicado por las autoridades, el vuelo debería haber girado hacia el sur inmediatamente después del despegue, pero por motivos desconocidos continuó en línea recta hacia el río Jilong.

El avión, un bimotor turbohélice ATR-72 de fabricación franco-italiana, tenía menos de un año y había pasado su última revisión el pasado día 26, según la Aviación Civil Aeronáutica.

Se trata del segundo accidente de TransAsia Airways en menos de un año, después de que en julio del año pasado se registraran 49 muertos y 10 heridos al estrellarse otro avión de idéntico modelo.

En esa ocasión, el aparato se estrelló cuando intentaba realizar un aterrizaje de emergencia en las islas Pescadores por las malas condiciones atmosféricas debido al paso del tifón Matmo. (I)

Se estrella avión con al menos 53 pasajeros en Taiwán

Un avión de la aerolínea TransAsia Airways se estrelló en Taiwán con al menos 53 pasajeros a bordo.