Latinoamérica, la región que más ha mejorado sus niveles de felicidad

Los ciudadanos de la región avanzaron considerablemente según el denominado Informe Mundial de la Felicidad.

Tribunal autoriza a médico en Colombia a usar monos aulladores en estudios

Un tribunal en Colombia autorizó al científico Manuel Patarroyo a usar una especie de monos de la Amazonía en sus estudios para conseguir una vacuna «totalmente efectiva» contra la malaria, una decisión que debe recibir el visto bueno de una entidad estatal de protección ambiental.

El Consejo de Estado (tribunal de lo contencioso administrativo) rectificó esta semana un fallo de 2013 en el que prohibía a Patarroyo utilizar los micos Aotus vociferans, conocidos como monos aulladores, en sus investigaciones.

El fallo, que es recurrible, exige que el científico reciba la aprobación de la estatal Corporación para el Desarrollo Sostenible del sur de la Amazonía (Corpoamazonía) para quedar autorizado nuevamente a capturar estos micos que habitan en la selva amazónica de Colombia, Brasil, Ecuador y Perú.

Patarroyo, quien en 1986 se hizo reconocido mundialmente por desarrollar una vacuna contra la malaria, dijo este martes que si se reactivan definitivamente los permisos para experimentar con animales «estamos a dos años de entregar (esa vacuna) completamente efectiva».

Vea también: Nuevo tratamiento científico contra la malaria basado en plantas

Sin embargo, el científico se quejó de que por distintas acciones legales su proyecto «lleva casi cuatro años paralizado».

Además, Patarroyo aclaró que la acusación por la que le suspendieron los permisos para experimentar con monos «era de tráfico ilegal, nunca de maltrato» contra los animales, pues la región de donde toma el científico sus ejemplares es una zona fronteriza con Perú y Brasil.

El científico colombiano reclamó también que con otros procedimientos en contra de sus investigaciones le han embargado equipos e impedido el uso de ciertas instalaciones.

Según la decisión del Consejo de Estado, la elección de esta especie por parte de Patarroyo «no es caprichosa o producto del simple querer de los investigadores» pues su sistema inmune es similar al humano.

Patarroyo se ha dedicado durante más de 30 años al desarrollo de la vacuna contra la malaria y en 1986 donó una primera versión a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El científico colombiano ha ganado, entre otros, el Premio Príncipe de Asturias, el Premio Internacional Latinoamericano en Neumología Fernando D. Gómez y el León Bernard de la OMS.