Al menos 40 inmigrantes habrían muerto en el Canal de Sicilia, Italia

Continúa el éxodo en el Mediterráneo. Huyen de la guerra y la pobreza en Siria, Líbia y el norte de África.

Naufragios hacen presión a la UE

La Fiscalía de Catania, que investiga el naufragio del pesquero con cerca de 850 inmigrantes en el Canal de Sicilia el pasado domingo, añadió el delito de secuestro a las acusaciones ya formuladas al patrón del barco, el tunecino Mohammed Al Malek, por haber encerrado a cientos de ellos en la bodega.

En un comunicado, la Fiscalía informó que solicitó ayer al juez instructor la confirmación de la detención de las dos personas, Malek y el sirio Mahmud Bikhit, identificados entre los 28 sobrevivientes como los traficantes que los estaban llevando a las costas italianas.

El juez instructor tiene 48 horas para realizar el interrogatorio a los detenidos y decidir si confirma la detención.

Otros sobrevivientes contaron que cuando ocurrió la tragedia Malek bebía vino y fumaba hachís, y luego intentó confundirse entre los rescatados.

A bordo había tres tipos de pasajeros. “Los que tenían menos dinero estaban encerrados en la bodega. Nosotros estábamos en el nivel medio, y los que pagaron más arriba”, explicó un muchacho bangladesí.

Cuando se produjo la primera colisión “todo el mundo gritaba, empujaba, golpeaba, en un ambiente terrorífico. Podíamos escuchar a los que estaban encerrados en la bodega gritar: ‘¡socorro, socorro!’”, indicó. “Conseguimos empezar a nadar justo en el momento en que el barco se hundía”, relató y detalló que la mayoría “eran africanos y no sabían nadar”.

Los líderes de la Unión Europea que el año pasado decidieron suspender el rescate de inmigrantes que intentan cruzar el mar Mediterráneo revertirán su decisión hoy, tras la tragedia del domingo que elevó a 1.800 los fallecidos en lo que va del año al intentar la travesía, frente a 100 del año pasado.

Entre las medidas no se descarta un plan militar para destruir embarcaciones de traficantes antes de que puedan ser utilizadas para cargar migrantes rumbo a Europa. (I)

La UE propone duplicar los esfuerzos ante naufragios

Los cientos de fallecidos en aguas del Mediterráneo son el resultado de un continuo fracaso político y de una “monumental falta de compasión”, afirmó el alto comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Said al Hussein.

“Es hora de que los políticos muestren un liderazgo valiente en esta cuestión en lugar de unirse al clamor sin motivo de políticas aún más disuasorias”, instó Al Hussein. El diplomático pidió a la UE que busque vías legales para los migrantes y que ponga a disposición más medios para el rescate.

Se estima que este fin de semana más de 700 personas podrían haber muerto en un naufragio en el mar Mediterráneo, 130 km en el norte de Libia, de donde había partido la embarcación. Según un sobreviviente, a bordo del barco hundido, viajaban 950 personas; otras fuentes indicaron que 700.

Hasta el momento, 28 personas fueron rescatadas y anoche llegaron a Sicilia; se recuperaron 24 cadáveres y, de acuerdo a fiscales, el capitán tunecino y un sirio miembro de la tripulación fueron arrestados.

Hay pocas esperanzas de encontrar más supervivientes, en medio de testimonios que aseguran que otros viajeros fueron encerrados en el interior de la embarcación.

En tanto, la guardia costera italiana estaba intentando rescatar ayer a otros 450 migrantes que se hallaban en dos barcos en apuros frente a las costas libias, explicó el primer ministro de Italia, Matteo Renzi.

Al menos 150 personas estaban a bordo de una lancha de goma “muy cerca de Libia”, a una distancia de 30 millas náuticas (55 km). También se intentaba rescatar una segunda embarcación con unos 300 pasajeros a bordo.

Por otro lado, en Grecia la guardia costera recuperó tres cadáveres y rescató a 83 personas después de que una embarcación de migrantes encallase cerca de la isla de Rodas.

El representante italiano de Exteriores, Paolo Gentiloni, exigió un mayor compromiso por parte de otros países. “No es sostenible que en una situación de emergencia europea se reaccione solo con medios italianos”, afirmó. Su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, aseguró que es necesario “encontrar respuestas”, aunque advirtió que seguramente no habrá una “solución rápida”.

“A largo plazo solo podremos controlar la situación cuando combatamos las raíces de los motivos que llevan al exilio. Por eso tenemos que dirigir nuestras miradas a las zonas que están en crisis, sobre todo a Libia”, agregó.

Según el ministro alemán, también es necesario mejorar el rescate marítimo, discutir sobre los criterios de reparto de migrantes y refugiados en Europa e intensificar la lucha contra las redes de traficantes de personas.

También la canciller alemana, Angela Merkel, aseguró ayer que la cumbre del G7 que se celebrará en junio en Alemania tratará el tema y, sobre todo, las raíces del fenómeno.(I)

1.627
migrantes al menos

han muerto en lo que va del año intentando cruzar el Mediterráneo. En el 2013 se registraron 3.200 víctimas.

Tres embarcaciones con inmigrantes en el Mediterráneo piden auxilio a Italia

La OIM dijo que una persona llamó y notificó que había 300 personas en su barco con una veintena de muertos.

El papa Francisco reitera su llamado internacional para evitar muertes en el Mediterráneo

El papa Francisco reiteró hoy su llamamiento a la comunidad internacional para que «actúe con decisión y prontitud» y evite más tragedias como la ocurrida hoy en el Mediterráneo, con la desaparición de 700 personas tras naufragar el barco en el que viajaban hacia Italia.

«Dirijo un apremiante llamamiento a la comunidad internacional para que actúe con decisión y prontitud, con el objetivo de evitar que este tipo de tragedias vuelvan a ocurrir», recalcó Francisco.

El papa recordó que «son hombres y mujeres como nosotros, hermanos que buscan una vida mejor, hambrientos, perseguidos, heridos, explotados, víctimas de guerras, que buscan una vida mejor. Buscaban la felicidad».

Jorge Bergoglio realizó estas reflexiones durante el discurso pronunciado tras el rezo del ngelus y ofrecido a los miles de fieles congregados en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

A ellos les invitó a «orar en silencio primero y después todos juntos por estos hermanos y hermanas» desaparecidos en las aguas del Canal de Sicilia.

«Expreso mi profundo dolor frente a una tragedia como esta y aseguro a los desaparecidos y a sus familias el recuerdo en mi oración», apostilló.

Al menos 24 cadáveres han sido recuperados ya de los cerca de 700 inmigrantes desaparecidos hoy al naufragar el pesquero en el que viajaban a Italia a unas 70 millas al norte de las costas de Libia, según confirmó la Guardia Costera italiana.

Rescate

Además, de la embarcación fueron rescatadas 28 personas, una de las cuales relató que viajaba junto a otras 700 más.

Una fuente de la Armada de Malta explicó a Efe que en la zona del siniestro «están desplegadas 17 unidades coordinadas por Italia», en el marco de la operación comunitaria Tritón, que trabajan «sin descanso» con el objetivo de «encontrar supervivientes».

El papa Francisco ya realizó ayer un llamamiento a la comunidad internacional para que haya «una implicación más amplia», durante la audiencia que mantuvo con el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella.

«Es evidente que las proporciones del fenómeno requieren una implicación más amplia. No debemos cansarnos de solicitar un empeño más extenso a nivel europeo e internacional», dijo entonces. (I)

Sobreviviente dice que 950 migrantes viajaban en barco naufragado en el Mediterráneo

Un hombre que sobrevivió al naufragio de un barco de migrantes la noche del sábado en el mar Mediterráneo aseguró este domingo que unas 950 personas viajaban a bordo de la embarcación que se hundió a unos 130 kilómetros de las costas de Libia.

«Éramos 950 peronas a bordo, entre ellos unos 40 o 50 niños y unas 200 mujeres», relató un superviviente de Bangladesh citado por medios italianos.

Hasta ahora los migrantes desaparecidos se cifraban en 700.

El hombre dijo que muchas personas estaban encerradas en el sector de carga. «Los contrabandistas de personas cerraron las puertas y evitaron que salieran», aseguró el hombre, que fue trasladado a un centro hospitalario de Sicilia.

La guardia costera informó que 28 personas pudieron ser rescatadas de las aguas y que 24 cuerpos fueron recuperados. Cientos de personas permanecen aún desaparecidas.

979 inmigrantes son rescatados por la Guardia Costera Italiana

El día de ayer la Guardia Costera Italiana, con la ayuda de la Marina y de algunas embarcaciones mercantes, encontraron