Flamante tanque ruso de guerra se avería en ensayo de un desfile

Un tanque ruso de última generación, que fue mostrado en público por primera vez a principios de este mes, se quedó parado este jueves durante el último ensayo del desfile del Día de la Victoria.

El tanque, T-14 Armata, presentado como superior a todas las versiones occidentales por su cañón a control remoto y la protección que ofrece a su tripulación.

El armamento circulaba por el centro de Moscú esta mañana durante los ensayos del desfile militar del 9 de mayo con el que Rusia conmemorará el 70 aniversario del su victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Uno de los tanques que estaba en la plaza Roja se paró de pronto mientras los demás siguieron circulando. El motor seguía hacienda ruido pero el vehículo no se movió. Luego de un intento fallido para remolcarlo, el T-14 volvió a rodar por sí mismo unos 15 minutos más tarde. (I)

 

Muere el nobel de literatura alemán Günter Grass

Matthias Wegner, vocero de la editorial Steidl, confirmó el deceso de Grass el lunes por la mañana en un hospital de Luebeck.

Jean-Marie Le Pen reitera que las cámaras de gas fueron ‘un detalle’

El exlíder de la ultraderecha francesa Jean-Marie Le Pen reiteró este jueves que las cámaras de gas son para él un «detalle» de la Segunda Guerra Mundial, un comentario que le ha costado varias condenas de la justicia.

El cofundador y presidente de honor del Frente Nacional, actualmente dirigido por su hija Marine, dijo que «en ningún momento» ha lamentado sus declaraciones, que formuló por primera vez hace casi treinta años.

«Lo que yo dije correspondía a mi pensamiento: que las cámaras de gas son un detalle de la guerra, a menos que uno admita que la guerra es un detalle de las cámaras de gas», declaró Jean-Marie Le Pen, también eurodiputado de su partido, a la radio RMC y a la cadena de información BFMTV.

«Lo mantengo porque creo que es la verdad, y no debería chocar a nadie», añadió el exlíder del FN, lamentando «que se haya instrumentalizado el asunto» contra su persona.

El 13 de septiembre de 1987, Jean-Marie Le Pen declaró a propósito de las cámaras de gas creadas por los nazis para exterminar a los judíos: «no he estudiado especialmente la cuestión, pero creo que es un detalle en la historia de la Segunda Guerra Mundial».

A Le Pen le han caído varias condenas judiciales por estos comentarios, que reiteró en 1997 en Alemania, en 2008 a la revista «Bretons» y en marzo de 2009 en el Parlamento Europeo.

Su hija Marine Le Pen, que desde que tomó las riendas del FN en 2011 se esfuerza en limpiar la imagen de éste, ha calificado el nazismo de «súmmum de la barbarie», y ha manifestado su «fuerte desacuerdo» con la tendencia de su padre a provocar polémicas. (I)

Miami Beach cumple 100 años

Palmeras, aguas cristalinas, sol perpetuo, arquitectura art decó, coches de lujo. Gran parte del mundo reconoce hoy las señas de identidad de Miami Beach, una meca del turismo que el jueves celebra su primer y agitado centenario.

En plena playa -como no podía ser de otra manera- se levanta el gran escenario al que el jueves, justo 100 años después de la creación de la ciudad, se subirán estrellas como Gloria Estefan y el italiano Andrea Bocelli en el concierto que cierra los actos de conmemoración.

Estefan es una de las figuras más destacadas de la historia de una isla estrecha y alargada que apenas era un banco de arena y manglar hace 100 años.

«Es la historia más increíble de construcción de una ciudad en Estados Unidos», afirmó a dpa el historiador Seth Bramson.

Historia

Descubierta en 1870, Miami Beach fue fundada como población el 26 de marzo de 1915 por unos visionarios y empresarios que imaginaron convertir el islote de siete millas de largo (poco más de 11 kilómetros) en un centro turístico de verano perpetuo. Si se ve ahora Ocean Drive, el paseo a pocos metros del mar, nadie puede dudar que acertaron.

«Es una de las historias más coloridas de cualquier ciudad», presume Philip Levine, actual alcalde de lo que hasta 1915 fue Ocean Beach y que con el tiempo, gracias a su benigno clima 12 meses al año, se ha convertido en hogar y refugio de millonarios como el mafioso Al Capone en los años 20 del siglo pasado, la familia Estefan, estrellas del deporte como Shaquille O’Neal o hasta el inventor de la viagra.

Campo de entrenamiento

La playa que ahora se llena de turistas de todo el mundo de piel sonrosada por el sol tuvo quizás su momento más pintoresco cuando se convirtió en campo de entrenamiento durante la Segunda Guerra Mundial. Los soldados con máscaras antigás suplieron a los veraneantes.

«Se convirtió en el campamento Miami Beach, tomado por las fuerzas de aviación. Era un campo de entrenamiento abierto. Más del 60 por ciento de los aviadores y del personal de apoyo entrenaron en Miami Beach», dijo a dpa Bramson.

Turismo y tradición

Los hoteles art déco en tonos pastel, protegidos ahora como principal seña de identidad y referencia arquitectónica, se convirtieron en cuarteles.

«Ha sido una historia con altos y bajos», reconoce Levine. Entre los primeros está que Miami Beach se convirtió en meca del espectáculo en los años 60 y 70.

Frank Sinatra y Elvis Presley actuaban en el hotel Fontainebleau, aún en pie, y el boxeador Cassius Clay se entrenaba en el célebre gimnasio de la Calle 5 para ganar en 1964 en el Centro de Convenciones su primer título de los pesos pesados. Al día siguiente, anunció que se había convertido al islam y que pasaba a llamarse Mohamed Alí.

Entre los momentos bajos de la historia está lo que vino después.

En los años 70, una pequeña ciudad refugio de jubilados -la llamaban la «sala de espera de Dios»- empezó a convertirse por la marihuana primero y la cocaína después en el Chicago de los años 20 de Capone, quien precisamente murió en Miami Beach en 1947.

Billy Corben retrató en el documental «Cocaine Cowboys» (2006) el crimen rampante de los 80 en Miami que inspiró la película «Scarface» (1983) y la serie de televisión «Miami Vice», que en 1984 ayudó a cambiar el rumbo de la historia de la ciudad.

«South Beach -el gran centro turístico- no existía ni en el diccionario», afirmó el protagonista, Don Johnson, en una entrevista con el diario «Miami Herald» en septiembre de 2014 con motivo del trigésimo aniversario de la serie.

«Miami Vice», con un policía rubio, otro negro y otro latino, retrataba además lo que era y es la ciudad, a la que se ve como el avance de lo que será el futuro interracial de Estados Unidos, como la capital latina del país.

Nueva historia

Miami Beach recuperó su fama de destino turístico, principal industria de la ciudad, en los años 90 gracias a personajes famosos como el diseñador italiano Gianni Versace.

Fue asesinado en 1997 en la escalinata de una mansión que remodeló en 1992 con 35 millones de dólares para convertirla en símbolo de Ocean Drive, la calle junto al mar más famosa y transitada de Miami Beach, que ahora bulle repleta de «beautiful people», autos de lujo y cuerpos cuidados. (I)

El Kremlin confirma que Kim Jong-un visitará Moscú en mayo

Sería el primer viaje al extranjero del «líder supremo» desde que asumiera el poder hace tres años en Corea del Norte.

Sobrevivientes del Holocausto visitan Auschwitz 70 años después

Las voces de sobrevivientes de Auschwitz que rezaban por sus familiares asesinados resonaron el lunes en las barracas y alambres de púas del antiguo campo de la muerte nazi, y una voz embargada por la emoción exclamó: «¡No quiero volver aquí!».

Los sobrevivientes, que arribaban de todas partes del mundo, algunos de ellos por primera vez, rindieron homenaje el lunes a sus parientes asesinados por los nazis y a los millones de judíos muertos en el Holocausto, en vísperas de la ceremonias oficiales por el 70 aniversario de la liberación del campo por el Ejército Rojo soviético.

Algunos regresaron por primera vez desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Rose Schindler, de 85 años, una de 12 sobrevivientes de una familia de más de 300 personas, había regresado 20 años atrás, pero dijo que quería realizar una última visita para recordar a sus padres y cuatro hermanos muertos en el Holocausto. La separaron de ellos al arribar al campo sin oportunidad de despedirse y sobrevivió porque la habían seleccionado para trabajar.

«No tengo tumbas para mi madre y hermanas y hermano, para mi padre. Esta es una forma de despedirse», dijo.

Varios recitaron el Kaddish, la oración judía por los muertos, junto al infame cartel de la entrada que dice «Arbeit Macht Frei». El cinismo de la frase, cuya traducción es «el trabajo libera», salta a la vista con el hecho de que los nazis mataron a la mayoría de sus víctimas.

Muchos expresaron estupor ante el asesinato de judíos en un supermercado en París a comienzos de enero y el temor de que el mundo no aprende las lecciones del Holocausto.

Marcel Tuchman, de 93 años, sobreviviente de Auschwitz y otros tres campos, reflexionó sobre el sufrimiento inenarrable de 1,1 millones de judíos, gitanos, homosexuales y otros que murieron en el campo.

«Las estadísticas sobrecogedoras no son las historias a narrar», dijo Tuchman, un médico. «Estas historias solo las podrían relatar las víctimas. Desgraciadamente, sus voces fueron silenciadas por el gas y los crematorios, así que los sobrevivientes venimos a hablar por ellos y honrar la memoria de su sufrimiento».

El Congreso Judío Mundial y la Fundación Shoah ayudaron a transportar a los sobrevivientes a Auschwitz.

El campo fue liberado por el ejército soviético el 27 de enero de 1945, en los últimos meses de la guerra. El avance soviético desde el este obligó a los nazis a retirarse hacia Alemania, y se llevaron a muchos prisioneros para matarlos por el camino. Pero varios miles quedaron atrás, entre ellos los niños y los prisioneros que agonizaban. (I)

Seis millones de fieles despiden al papa en Filipinas

La cifra récord de 6 millones de personas hizo frente a la lluvia en las calles y el principal parque de Manila para el último acto de la visita a Asia del papa Francisco, quien pidió a los filipinos que protejan a los jóvenes del pecado y del vicio para que en su lugar puedan llegar a ser misioneros de la fe.

La estimación incluía a los fieles que asistieron a la última misa del pontífice en el parque Rizal y las zonas aledañas, y a quienes se congregaron a lo largo del recorrido de la comitiva papal, dijo el presidente de la Autoridad Metropolitana de Desarrollo Manila, Francis Tolentino.

El portavoz del Vaticano, el reverendo Federico Lombardi, dijo que el Vaticano recibió la cifra oficial de las autoridades locales y que fue un récord, superando los 5 millones de fieles que acudieron a la misa ofrecida por san Juan Pablo II en el mismo parque en 1995.

El pontífice celebró un importante feriado filipino en honor al Niño Jesús dedicando la última homilía de su viaje de una semana a los más pequeños. Fue un reflejo de la importancia que el Vaticano da a Asia como el futuro de la iglesia ya que es uno de los pocos lugares donde crece el número de católicos, y a Filipinas como el mayor país católico de la región.

«Tenemos que ver a cada niño como un regalo al que recibir, querer y proteger», dijo Francisco en su homilía. «Y tenemos que cuidar a nuestros jóvenes, impedir que los despojen de esperanza y les condenen a una vida en las calles».

Recibimiento

El papa hizo su entrada triunfal al parque a bordo de un papamóvil basado en el diseño de un taxi colectivo, un jeep del ejército estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial que, modificado, es un medio de transporte habitual en el país. Vestía el mismo poncho barato de plástico amarillo para la lluvia que se entregó a la multitud el sábado durante su visita a la devastada localidad de Tacloban.

La multitud -un mar de personas que ocupaba las 60 hectáreas (148 acres) del parque y calles adyacentes- estalló en gritos de alegría a su llegada, un reflejo de la increíble repercusión que ha tenido el mensaje del papa sobre su preocupación por los más desfavorecidos de la sociedad en un país donde un cuarto de sus 100 millones de habitantes vive en la pobreza.

Pero bajo una lluvia constante, se vio como gente que caminaba por una de las principales avenidas de la ciudad que dan al parque daba la vuelta y se alejaba de la zona.

Antes el domingo, Francisco reunió a unas 200.000 personas en la universidad Católica de Manila, donde estuvo al borde las lágrimas al escuchar a dos niños de la calle rescatados hablando sobre sus vidas de pobreza y abandono.

El papa ha dedicado su viaje de cuatro días a Filipinas a los pobres. Ha denunciado la corrupción que les ha robado una vida digna, visitó a niños de la calle y viajó al este, a Tacloban, para ofrecer sus oraciones a los sobrevivientes del letal tifón Haiyan de 2013 que arrasó unas de las regiones más pobres del archipiélago.

Niños en abandono

Francisco descartó el discurso que tenía preparado para su aparición en la universidad y para dirigirse, en comentarios improvisados, a la pequeña Glyzelle Palomar, de 12 años, que lloró cuando preguntó al pontífice por qué los niños sufrían tanto. La niña habló de los niños que son abandonados por sus padres y terminan en las calles consumiendo drogas o en la prostitución, pero no pudo terminar su intervención.

«¿Por qué Dios permite que algo así suceda, incluso a niños inocentes?», preguntó Palomar entre lágrimas. «¿Y por qué hay tan pocos que nos ayudan?».

Un visiblemente emocionado Francisco dijo no tener respuesta. «Solo cuando somos capaces de llorar somos capaces de acercarnos a la respuesta a tu pregunta «, dijo.

«Los que están al margen lloran. Los que se han caído por el camino lloran. Los que están arrinconados lloran», dijo. «Pero aquellos que vivimos una vida más o menos sin necesidades, no sabemos cómo llorar».

Y agregó: «Hay algunas realidades que solo se pueden ver a través de ojos que han sido limpiados por lágrimas».

Acampar

Una lluvia constante originada por la misma tormenta tropical que obligó al pontífice a acortar su visita a Tacloban el sábado caía sobre la multitud, pero no pareció mojar el espíritu de los filipinos que llegaron a la capital para el último día de la visita papal.

«No estoy satisfecha viéndolo solo por televisión», dijo Rosalinda Kho, una devota católica que llegó antes del amanecer al parque Rizal con su hija, Rosana, para hacerse con un sirio para la misa. «Esta es una oportunidad única en la vida para verlo en carne y hueso, aunque sea de lejos».

Para cuando se abrieron las puertas, las calles que llevan al parque estaban en su mayoría cerradas. Muchos acamparon en lonas sobre el terreno para pasar la noche, rodeados de bolsas de comida. Algunos peregrinos portaban imágenes del Niño Jesús: La misa de Francisco coincide con un importante feriado católico en el país, el Santo Niño.

En su homilía, Francisco instó a la multitud a proteger a sus hijos del pecado, el alcohol y el juego, diciendo que el mal «nos distrae con la promesa de placeres efímeros, pasatiempos superficiales».

«Los filipinos están llamados a ser unos espectaculares misioneros de la fe en Asia», dijo.

Preparándose para acoger una gran multitud, el gobierno lanzó un aviso de servicio público advirtiendo a mayores, embarazadas y niños que no acudiesen al evento. Instaron a los asistentes a llevar sus pertenencias en bolsas de plástico transparente para facilitar su inspección. El llamado para llevar impermeables en lugar de paraguas cayó en saco roto.

Francisco quiso pasar tiempo con una familia filipina golpeada por la tragedia durante su visita: El domingo pasó 20 minutos con el padre de Kristel Padasas, una voluntaria de los Servicios Católicos de Ayuda, que falleció el sábado en Tacloban cuando un andamiaje cayó sobre ella. Testigos dijeron que una ráfaga de viento tiró la estructura, que había servido como plataforma para un gran altavoz durante la misa.