Países se alistan para plantear sus demandas en cumbre de Panamá

Mientras crece la expectativa por el tan esperado apretón de manos entre los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, en la Cumbre de las Américas que se realizará el viernes y sábado próximos en Panamá, otros países se alistan para exponer en la cita continental sus demandas.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ya confirmó que expondrá en la cumbre y en la reunión paralela de los sectores sociales, su demanda marítima presentada en el 2013 ante La Haya contra Chile, para pedir que este país negocie una solución a su centenario reclamo de una restitución de su acceso al Pacífico, que perdió en 1879.

También se prevé que la presidenta argentina, Cristina Fernández, plantee de nuevo el caso de las islas Malvinas, tras el reciente anuncio del Gobierno británico de un plan para reforzar y modernizar la infraestructura de defensa ante cualquier “amenaza” que pueda surgir de Argentina, que reclama su soberanía, pese a que en un referendo del 2013 sus habitantes decidieron seguir siendo británicos. Colombia presentará sus avances en el proceso de paz en La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se encuentra en el debate de las víctimas y la finalización del conflicto, punto en el que el Gobierno buscará apoyo en la región.

El Salvador, Guatemala y Honduras plantearán su visión sobre la Alianza para la Prosperidad, con la que esperan, como ya lo han expuesto a EE.UU. delinear un plan para promover el desarrollo de Centroamérica y frenar la inmigración ilegal al país norteamericano. Obama tiene programado una reunión con los tres mandatarios del Triángulo Norte.

Para esta ocasión, dos grandes de la región, Brasil y México, llegan a la cumbre aquejados por situaciones que los tienen en el “ojo del huracán”.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, es cuestionado por el manejo de la desaparición hace 6 meses de 43 estudiantes de una escuela normalista, a manos del narcotráfico en complicidad con autoridades de la región.

Mientras, la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, se enfrenta al peor escándalo de corrupción por el caso Petrobras, al tiempo que la economía se estanca. En el 2014 solo creció un 0,1% y las proyecciones indican que este año sufrirá su peor resultado desde 1990.

En tanto, ochocientos empresarios presentarán a los presidentes que acudan a la cumbre un documento con sus demandas para garantizar el crecimiento económico en la región, anunciaron ejecutivos panameños. El documento saldrá de la reunión que los empresarios tendrán durante un foro previo a la cumbre, previsto para el miércoles y jueves. (I)

3
días durará la agenda de Cumbre de los Pueblos en Panamá.