Etiqueta: kremlin

Empresa estatal de Rusia suministrará combustible nuclear a Argentina

La empresa TVEL de Rosatom, la corporación estatal de Rusia para la energía atómica, anunció este miércoles que suministrará a Argentina combustible nuclear de bajo enriquecimiento y sus componentes.

La TVEL informó en un comunicado de que ha firmado sendos memorandos de entendimiento con la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina y con la empresa INVAP de la provincia argentina de Río Negro.

Estos documentos se suscribieron en el marco de la actual visita de la presidenta argentina, Cristina Fernández, y contemplan, además del suministro de combustible nuclear de bajo enriquecimiento, una amplia cooperación en el ámbito de la energía atómica, que incluye trabajos conjuntos de investigación.

Según la TVEL, el combustible nuclear que exportará a Argentina está destinado a reactores tanto de investigación como de generación de energía.

«Rosatom está interesada en sumarse a la construcción del sexto reactor de la central nuclear (argentina) de Atucha», declaró hoy el asesor Yuri Ushakov, asesor del presidente ruso, Vladímir Putin, al adelantar uno de los temas se que abordarán mañana en el Kremlin en la cumbre ruso-argentina. (I)

Sigue leyendo

Aún no ha llegado la hora de ingresar en Rusia, dice Osetia del Sur

El presidente Osetia del Sur, Leonid Tibílov, aseguró este viernes que aún no ha llegado la hora de que esa república se una a Rusia y defendió el Tratado de Alianza e Integración como la mejor garantía ante un posible ataque georgiano.

«Hay que esperar el momento Llegó el momento para Rusia o no? En el marco de que ocurre en el mundo, no podemos ser una carga para el Estado ruso», dijo Tibílov durante una entrevista en un hotel moscovita.

Tras firmar el miércoles dicho tratado con el presidente ruso, Vladímir Putin, el líder suroseta considera que ahora, «en primer lugar», la república separatista georgiana debe fortalecer sus instituciones políticas y superar las secuelas de la guerra de 2008.

«Una vez llegados a ese estado, ya se podrá plantear la cuestión de ingresar en el seno de la Federación Rusa. El pueblo suroseta está unido históricamente al gran pueblo ruso», dijo.

Recordó que los osetas -pueblo que profesa el cristianismo y que está incrustado en el explosivo Cáucaso Norte- están divididos entre la república de Osetia del Sur y la región rusa de Osetia del Norte o Alania.

«El anhelo de reunirse (con el norte) está en el alma de cada suroseta. El autor de la idea de entrar en Rusia es el pueblo (…) no los políticos», dijo y recordó que Osetia abrió su primera embajada en Rusia en 1918, concretamente en San Petersburgo.

Tratado con Rusia

Tibílov cree que Rusia es consciente de los deseos del pueblo suroseta, por lo que, por el momento, «es suficiente» con un progresivo acercamiento a través de un tratado que contempla la creación de un espacio común y defensa y seguridad, y garantiza la protección de las fronteras, en caso de futuros ataques georgianos.

Además de destacar que la firma del documento coincidiera con el primera aniversario del retorno de Crimea a Rusia, hecho que calificó de «justicia histórica», recalcó que «la necesidad» de profundizar la integración con Rusia responde a que la amenaza militar por parte de Georgia sigue siendo muy latente.

«Georgia ha tomado el camino del incremento del potencial militar y no es un secreto que lo hace para en cualquier momento recuperar Osetia del Sur. En el mundo de hoy, eso no tiene sentido. Si Georgia intenta lanzar una nueva guerra contra Osetia, esto tendrán consecuencias catastróficas», comentó.

Tibílov señaló que sus enviados a Ginebra han planteado a Tiflis la necesidad de firmar un pacto de no agresión con Osetia del Sur y la también separatista Abjasia, pero Georgia responde con evasivas y no reduce ni un ápice su retórica militar.

«¿Qué es lo que vemos? Cooperación de Georgia con los países de la OTAN, creación de centros y laboratorios militares. ¿Eso nos hace pensar en preparativos para algo nuevo. Para una revancha?», dijo.

Aunque cree que el reconocimiento de la independencia de Osetia del Sur por parte de un país de la autoridad de Rusia tras la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008 pone punto y final al problema, considera que Georgia debería aceptar que Osetia del Sur es un país soberano.

«Eso sería un paso de verdad para una futura cooperación entre ambas partes. Pero seguimos trabajando para fortalecer nuestra posición internacional y para que aumente el número de países que nos reconocen. Osetia no puede vivir sumida en el aislamiento», subrayó.

Búsqueda de reconocmiento

Destacó especialmente el hecho de que Venezuela y Nicaragua secundaran a Rusia y reconocieran la independencia de Osetia del Sur, tras lo que desde entonces mantienen contactos diplomáticos e intercambios visitas culturales.

«Lamentablemente, Hugo Chávez no tuvo tiempo de visitar Osetia. El pueblo suroseta está muy agradecido a Venezuela. La muerte de Chávez fue sentida por el pueblo como la pérdida de un ser querido. Organizamos un mitin en Tsjinvali con ocasión de su desaparición», comentó.

No obstante, reconoce que Georgia cuenta con más influencia en las organizaciones internacionales, a lo que se suma que los aliados occidentales de Tiflis obstaculizan cualquier intento de Osetia del Sur de forjar relaciones y sacar adelante proyectos con otros países.

En cambio, añade, «Putin no tiene doble rasero. Es un hombre al que le importa el destino de los pueblos que caen en desgracia. Sufre profundamente cuando un líder libra una guerra contra su propio pueblo».

Tibílov subrayó que el jefe del Kremlin «siempre acude en ayuda de la gente que sufre injustamente ataques por parte de aquellos dirigentes mundiales que mandan hoy en día».

El tratado entre Rusia y Osetia del Sur incluye una cláusula de seguridad colectiva, según la cual en caso de agresión contra una de las partes por parte de otro país o grupo armado, la otra lo considerará como una agresión contra su propio territorio.

Además, garantiza la libre circulación a través de la frontera entre ambos territorios y simplifica el proceso de obtención de la ciudadanía rusa.

En Osetia del Sur, territorio que Georgia considera ocupado por las tropas rusas, viven actualmente menos de 60.000 personas -en 1991 la población de la república era de casi 100.000 habitantes, que dependen completamente de la financiación rusa. (I)

Sigue leyendo

Vladimir Putin rechaza rumores tras 10 días de ausencia

El presidente ruso, Vladimir Putin, reapareció en público el lunes tras una inhabitual ausencia de 10 días y rechazó los «rumores» que circularon acerca de su paradero y su estado de salud.

«Nos aburriríamos si no hubiese chismes», dijo Putin al reaparecer junto al presidente kirguís, Almazbek Atambayev, al inicio de una reunión en el palacio de Konstantinov, en las afueras de San Petersburgo, constató un periodista de la AFP.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, bombardeado con preguntas la semana pasada sobre los rumores a propósito del presidente, ironizó también.

«Entonces qué, ¿han visto todo un presidente paralizado, secuestrado por generales, llegado en avión de Suiza donde él mismo dio a luz?», dijo Peskov a la prensa.

«No queremos hablar más de esto, todo va bien», añadió.

El presidente, que de costumbre es omnipresente en los medios, no aparecía en público desde el 5 de marzo, cuando ofreció una conferencia de prensa con el primer ministro italiano, Matteo Renzi.

La semana pasada, Putin anuló una serie de compromisos, entre ellos un viaje a Kazajistán en el que debía mantener un encuentro trilateral con los presidentes kazajo y bielorruso. También anuló la firma de un acuerdo de cooperación con Osetia del Sur, una región separatista prorrusa de Georgia.

La ausencia del mandatario dio lugar a todo tipo de rumores. Medios rusos, y algunos extranjeros, hablaron sin presentar pruebas de que Putin había sido víctima de un golpe de Estado, o bien que había muerto o estaba enfermo (de gripe, cáncer, una hemorragia cerebral o de la espalda).

Otra hipótesis era que viajó a Suiza a conocer a su hijo alumbrado por una ex deportista que habría sido su amante, y otros afirmaron que había ido a disputar un torneo de judo en Corea del Norte. (I)

Sigue leyendo

Miles de personas marchan en Rusia en recuerdo del político opositor Boris Nemtsov

Con flores, retratos y pancartas con la leyenda «no tengo miedo», miles de rusos marcharon el domingo por las calles de Moscú en recuerdo del político opositor Boris Nemtsov, cuya muerte a tiros ha estremecido a la oposición.

El presidente ruso Vladimir Putin ha marginado e intimidado a sus adversarios políticos con cárcel y exilio desde las protestas masivas de Moscú en 2011 y 2012. Nemtsov, de 55 años, era uno de los pocos dirigentes que no se había dejado intimidar.

Los manifestantes marcharon al puente cerca del Kremlin donde Nemtsov fue abatido el viernes poco antes de la medianoche. La multitud, que coreaba «no olvidaremos, no perdonaremos», ocupó toda la calle junto al río Moscú. Muchos portaban banderas rusas.

Reinaba un ambiente sombrío y había una fuerte presencia policial en las calles, el río y en el aire.

Ilya Yashin, amigo de Nemtsov y también dirigente opositor, expresó la esperanza de que el asesinato no asuste a la gente.

«Esencialmente es un acto de terror. Es un asesinato político destinado a asustar a la población, o a la parte de la población que apoyaba a Nemtsov y no estaba de acuerdo con el gobierno», dijo Yashin a The Associated Press. «Espero que no nos asustemos, espero que continuemos la tarea de Boris».

Investigación

La marcha podría dar ánimos a la oposición, pero también podría ser una breve expresión de emociones que se disipa en un clima de miedo.

Mijail Kasyanov, un ex primer ministro que pasó a la oposición, dijo en un discurso que el asesinato debería ser un punto de inflexión para Rusia «por la simple razón de que la gente que creía que podía seguir tranquilamente en su cocina discutiendo los problemas con su familia ahora empezará a pensar en todo lo que sucede en nuestro país».

La agencia federal de investigaciones dijo que estudiaba diversos motivos del asesinato.

El primero, dijo la Comisión de Investigaciones, era que apuntaba a desestabilizar la situación política en Rusia y que Nemtsov era «una víctima a sacrificar para aquellos que no descartan método alguno para alcanzar sus fines políticos».

Esta sugerencia se hacía eco de declaraciones del vocero de Putin y otros políticos oficialistas, de que el asesinato fue una «provocación» contra el estado. Los comentaristas de la televisión estatal coincidieron en que el asesinato servía a los intereses de los enemigos de Rusia.

Yashin sostuvo que el gobierno y Putin en concreto, eran políticamente responsables de la muerte de Nemtsov.

«Fue el presidente Putin quien creó este ambiente de odio en nuestro país, el ambiente de intolerancia que de alguna manera se materializó en la bala que mató a mi amigo Boris Nemtsov», dijo Yashin.

La propaganda del Kremlin había identificado a Nemtsov ente los cabecillas de una «quinta columna» de traidores al servicio de las potencias occidentales hostiles. (I)

Sigue leyendo