Mil ingenieros revisan casas en Nepal

Más de un millar de ingenieros revisaban ayer las viviendas dañadas por el terremoto en la capital nepalí y asesoraban a la gente sobre su seguridad.

Unas 13.000 familias pidieron a la Asociación de Ingenieros de Nepal que inspeccionara sus casas tras el gran sismo de magnitud 7,8 que se produjo el 25 de abril cerca de Katmandú, indicó el secretario general de la entidad, Kishore Kumar Jha.

El colectivo, que tiene unos 2.000 ingenieros civiles y estructurales, ha habilitado líneas telefónicas para quienes soliciten una inspección.

“Hemos estado recibiendo llamadas constantemente. Estamos intentando responder a tantas como nos es posible”, dijo Jha. “El 40% de las casas inspeccionadas por el momento son consideradas seguras”.

Aún no está claro cuántas casas resultaron dañadas en la capital y cuántas pueden repararse. Algunos edificios modernos parecen haber superado el sismo sin consecuencias. Pero en los vecindarios más pobres los daños son generalizados. (I)

Hallan cuerpos en conocida ruta de senderistas

Los equipos de rescate hallaron en los últimos días los cuerpos de 99 personas en el parque nacional de Langtang, popular entre los senderistas y una de las zonas más afectadas por el terremoto que devastó a Nepal hace nueve días.

El portavoz policial Kamal Singh Bam explicó que el domingo se recuperaron 51 cadáveres, ayer otros 48 y que al menos 100 personas más permanecen sin localizar en esta zona al norte de Katmandú.

Bam afirmó que ahora se trabaja en la identificación de las víctimas y sus nacionalidades.

“Muchos de ellos podrían ser extranjeros que habían venido a la zona a hacer senderismo, además de guías locales”, manifestó Bam.

En este sector, trabajan cinco guardias civiles españoles a los que se unirá la Unidad Militar de Emergencias, compuesta por 46 efectivos y siete guardias civiles más del servicio de rescate en alta montaña, para localizar a siete nacionales de España. Los españoles que estaban en Langtang en el momento del seísmo son el aragonés Mixel Pizarro y la cántabra Isabel Ortiz, los asturianos Sabino Fernández, Jesús Monteirín, Egidio García y Ángel Hernández y la catalana Roser Palau.

Un terremoto de 7,8 en escala de Richter golpeó Nepal el pasado 25 de abril, devastó varios distritos del país y dejó importantes daños en zonas de Katmandú y el valle homónimo.

En tanto, los aviones del ejército de Estados Unidos empezaron a hacer vuelos de reconocimiento ayer en las zonas más remotas de Nepal, nueve días después del sismo.

Un avión de transporte militar C-17 del ejército del aire estadounidense y cuatro helicópteros Ospreys llegaron el domingo para reforzar los equipos de rescate.

La Unión Europea indicó ayer que los países miembros seguían sin noticias de 60 de sus ciudadanos, si bien esa cifra disminuía “cada hora”, conforme los equipos de salvamento llegaban a las zonas más remotas del país. (I)

Balance
Rescate

Víctimas
De acuerdo con las últimas cifras oficiales, el terremoto ha dejado al menos 7.365 muertos y 14.366 heridos.

Reconstrucción
Las labores de reconstrucción se iniciaron ayer, diez días después del terremoto en Nepal. Unas 37.000 edificaciones quedaron destruidas, mientras que otras 46.130 resultaron dañadas.

Nepal pide ayuda para la reconstrucción tras el sismo mientras siguen los rescates

Gobierno se defiende de las criticas por la gestión realizada hasta ahora con la crisis tras el terremoto.

Tres nepalíes son rescatadas con vida tras ocho días bajo los escombros

Tres mujeres fueron rescatados con vida tras permanecer ocho días atrapadas bajo los escombros de sus casas en Sindhupalchok, el distrito más devastado en Nepal por el seísmo que ya ha causado al menos 7.300 muertos y 14.300 heridos en todo el país.

Un equipo de la Policía nepalí rescató ayer en una vivienda en el área de Shyauli-8 (al noreste de Katmandú) a Kancha Khatir y en otra casa a Gyan y Dhana Kumari Khatri, según recoge este lunes el diario local The Rising Nepal.

De acuerdo con los servicios de rescate, las mujeres, que se habían guarecido bajo camas, tenían serias dificultades para hablar y fueron trasladadas al hospital operativo más cercano.

Estos nuevos «milagros» se unen a otros ocurridos durante los últimos días y se producen cuando ni los más optimistas esperaban encontrar vida bajo las edificaciones destruidas.

El portavoz del Ministerio del Interior nepalí, Laxmi Prasad Dhakal, aseguró el viernes a Efe que ya entonces existían «escasas posibilidades de encontrar a alguien con vida» bajo los escombros, aunque dijo que eso no impediría que los equipos de rescate continuaran la búsqueda.

Dhakal confirmó que el sábado un anciano de edad «superior» a los 100 años fue encontrado entre los cascotes de su casa en el distrito de Nuwakot (al norte de Katmandú), en un estado aparentemente bueno, a excepción de unos pequeños cortes en los labios.

Hasta entonces la última persona rescatada había sido una joven de 24 años, sacada de un edificio derrumbado en Katmandú la noche del jueves por equipos de Nepal, Israel y Noruega tras permanecer 128 horas atrapada.

Ese mismo día, un adolescente de 15 años, Pemba Lama, fue rescatado entre vítores 120 horas después de quedar aprisionado en las ruinas del edificio de siete plantas en que trabajaba, una pensión del área capitalina de Gongabu.

El terremoto del pasado día 25 devastó varios distritos del Valle de Katmandú y sectores de la capital nepalí dejando hasta el momento al menos 7.365 muertos y 14.366 heridos.

Según el Gobierno, el seísmo destruyó unas 200.000 casas y dejó otras 186.000 dañadas, por lo que reclamó 2.000 millones de dólares para hacer frente a las labores de reconstrucción y rehabilitación en el país del Himalaya. (I)

Un hombre de 101 años sobrevive a terremoto de Nepal

Tres personas fueron rescatadas ayer con vida entre los escombros de su casa ocho días después del devastador terremoto de Nepal y otro anciano de 101 años el sábado, mientras que organismos advertían que trabas burocráticas obstaculizaban la distribución de la ayuda internacional, reforzada con la llegada de aviones y tropas de Estados Unidos.

El anciano Funchu Tamang fue rescatado con heridas leves y trasladado en helicóptero al hospital del distrito. “Tiene heridas en el tobillo izquierdo y en una mano. Su estado es estable”, dijo la Policía. “Su familia lo acompaña”, añadió.

El rescate de los sobrevivientes despertó las esperanzas en el noreste de la capital Katmandú, aunque también se hallaron unos 50 cuerpos en una popular ruta de senderismo afectada por una avalancha tras el sismo del 25 de abril.

Esto incrementó el número de muertos a 7.059 y probablemente la cifra seguirá creciendo ya que un pueblo entero fue arrasado por esa misma avalancha, dijeron las autoridades.

Aviones y personal militar de EE.UU. estaban listos para empezar a entregar ayuda a las zonas afectadas en las afueras de Katmandú, dijo una portavoz de los Marines estadounidenses, que llegaron a Nepal ayer, un día después de lo esperado.

El representante residente de la ONU, Jamie McGoldrick, advirtió que el gobierno necesita flexibilizar sus restricciones aduaneras normales, en una crítica a la acumulación de la ayuda en el aeropuerto de la capital, única puerta de entrada internacional de Nepal.

Sagar Pant, jefe de la Asociación de Agencias de Trekking de Nepal, dijo que la avalancha provocada por el terremoto alcanzó al pueblo de Langtang.

“Todo lo que queda son pertenencias desperdigadas, como bolsos y abrigos, todas las casas han caído montaña abajo”, dijo. “No queda nada. No creo que nadie puede sobrevivir a eso”.

El pueblo se encuentra en una ruta de senderismo popular y tiene 55 casas de huéspedes que atienden a los visitantes. No se ha podido determinar cuántas personas había en el momento de la avalancha y si eran extranjeros o habitantes locales.

No se ha identificado ninguno de los cuerpos recuperados, dijo Pravin Pokharel, superintendente adjunto de la policía en el distrito norte de Rasuwa. Pokharel, que dirigió el equipo de la policía, dijo que los cuerpos fueron sacados de debajo de la nieve y el hielo el sábado.

Al menos 200 personas siguen desaparecidas en Langtang, incluyendo aldeanos y excursionistas, dijo Uddhav Bhattarai, responsable del distrito. “No habíamos sido capaces de llegar a la zona antes a causa de las lluvias y el tiempo nublado”, acotó por teléfono.

Ayer, el gobierno restringió el aterrizaje de aviones de carga en el aeropuerto para limitar el daño a la ya afectada pista, dijo un funcionario de la ONU que pidió no ser identificado.

La ONU consideró que todo el material de socorro debe recibir una exención general de los controles aduaneros.(I)

Ayuda
Estados Unidos

Contingente
El contingente militar estadounidense que llegó a Nepal está compuesto de ocho aviones, entre ellos un helicóptero Huey y dos C-130, además de entre 100 y 120 efectivos, informó la portavoz de los Marines, capitana Cassandra Gesecki, y saldrá en misión de evaluación a primeras horas de hoy.

Nepal recupera el pulso que paralizó el terremoto

Nepal recupera paulatinamente el pulso tras el terremoto que dejó hace una semana varios distritos devastados e importantes daños en Katmandú, donde los comercios vuelven a abrir, los campos de desplazados poco a poco se hacen más pequeños y continúan las tareas de rescate bajo los escombros.

En la capital nepalí los efectivos militares sacando cascotes y desechos de edificios emblemáticos y los grupos de rescates coreanos, japoneses o de cualquier otro país han pasado a formar parte de un paisaje urbano al que hoy regresaron los atascos de tráfico y el bullicio ante las tiendas.

Un 75 % de las personas que se refugiaron en los campamentos instalados por el Gobierno en Katmandú han ido abandonado las tiendas a medida que han pasado los días tras el seísmo, que ha dejado más de 7.200 muertos y 14.200 heridos según las últimas cifras oficiales.

El mayor campamento de la capital nepalí, el de Thudikel, da refugio todavía a entre 1.200 y 2.000 personas, aunque el lunes pasado albergaba a entre 9.000 y 12.000, aseguró una fuente militar que prefirió mantener el anonimato.

Entre los que aún permanecen está Prathima, una estudiante de 17 años, que no quiere abandonar el campamento porque su casa está dañada y prefiere esperar a que la tierra deje de temblar.

«No sabemos cuánto tiempo estaremos aquí», dijo a Efe, rodeada de 14 personas de diferentes familias.

Sin embargo, en Thudikel no solo se provee de una tienda de campaña china bajo la que guarecerse. Dos centros de recreo dan a 62 niños confundidos por una situación que no terminan de entender la oportunidad de tener una actividad mientras los colegios permanecen cerrados.

«Están con sus padres sin hacer nada y es importante que puedan encontrar un espacio», afirmó Padma, una puericultora de 35 años que se encarga de dar ocupación a los pequeños.

La oficina de Unicef en Katmandú alertó hoy del riesgo de que se produzca un incremento del tráfico de niños en Nepal tras el terremoto, y destacó el peligro de que problemas que ya existían en este país como la desnutrición se terminen agravando.

La jefa de Protección Infantil de Unicef en Nepal, Virginia Pérez, indicó en una entrevista con Efe que, según algunas de las primeras evaluaciones, en el distrito de Gorkha (norte) un 80 % de las escuelas están destruidas y manifestó que están trabajando activamente para prevenir enfermedades.

La directora del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, aseguró hoy en Katmandú que «se ha abastecido con suficiente comida a 250.000 personas y más personas serán asistidas en los próximos días».

Cousin celebró la respuesta a los damnificados pero advirtió de que el próximo monzón, que llega en junio, «significa que el reloj está corriendo».

Mientras en Katmandú la duda está entre regresar ya o no, en otras zonas del país el recuento no es tan benigno.

De acuerdo con la ONU, la mitad de los 75 distritos nepalíes fueron afectados por el terremoto, y en Gorkha y Sindupalchok hasta un 90 % de las casas fueron destruidas.

Cinco miembros del Grupo de Montaña de la Guardia Civil comenzaron hoy las operaciones en Nepal con un sobrevuelo de reconocimiento por Langtang, zona en la que están localizados siete españoles desaparecidos y que según pudieron comprobar está «gravísimamente afectada» por el terremoto.

Los miembros de la Guardia Civil realizaron el primer sobrevuelo en Nepal, adonde llegaron ayer, con un viaje en el que alcanzaron hasta la cota de los 4.400 metros para bajar a continuación debido a que aún no cumplían con las condiciones de aclimatación a la altura, según indicaron fuentes cercanas a la operación a Efe.

El primer ministro del país, Sushil Koirala, afirmó hoy que no imaginó que Nepal sufriría un desastre del tamaño del terremoto y advirtió de que la situación de las víctimas podría empeorar si no son atendidas antes del monzón.

Pese a ello, el Comité Central de Ayuda en Desastres Naturales de Nepal ha acordado que abandonen el país los equipos de rescate extranjeros, que suman más de 4.000 efectivos de 34 países, al entender los procedimientos internacionales prevén que no permanezcan más de siete u ocho días.

«El Gobierno aún no ha tomado una decisión. El Comité ha hecho la recomendación al Gabinete», manifestó a EFE el portavoz del Ministerio del Interior nepalí, Laxmi Prasad Dhakal, quien comentó que de las 400.000 tiendas de campaña reclamadas a la comunidad internacional, solo unas 1.600 llegaron al país.

El Ministerio considera que una reducción de equipos extranjeros contribuiría a una mejor coordinación entre los efectivos locales.

De acuerdo con el último recuento oficial, el número de muertos alcanza ya los 7.250 y el de heridos asciende a 14.267 tras el terremoto de 7,8 grados que el 25 de abril azotó el país del Himalaya. (I)

Un hombre centenario fue rescatado entre los escombros en Nepal

Funchu Tamang –de al menos 100 años– fue rescatado con heridas leves y trasladado en helicóptero al hospital.

Anciano de más de 100 años fue rescatado entre los escombros en Nepal

Funchu Tamang –de al menos 100 años– fue rescatado con heridas leves y trasladado en helicóptero al hospital.

Cifra de muertos en Nepal supera los 7,000

A una semana del devastador terremoto, el país va perdiendo la esperanza de encontrar más supervivientes.

Localizan a 41 colombianos que estaban en Nepal antes del terremoto

La Cancillería de Colombia informó hoy que ha localizado a 41 colombianos que se encontraban en la zona de Nepal donde hace una semana se registró un terremoto de magnitud 7,8 en la escala Richter que, según últimas cifras actualizadas, causó 6.841 muertos y 14.087 heridos.

«De 41 solicitudes de localización de colombianos en zona de terremoto en Nepal, tenemos a todos los connacionales ubicados», anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter.

Con esta actualización, se aumenta la cifra de colombianos que se encontraban en el lugar del sismo, que hasta el jueves se situaba en 37 personas.

De los 41 ciudadanos que la Cancillería ha localizado, todos ellos en buen estado de salud, «veintidós colombianos ya están fuera de Nepal, doce no requieren asistencia y siete (están) pendientes de acompañamiento para salir», según indicaron en Twitter.

Junto a los mensajes, el ministerio publicó en la red social fotografías de varios de los viajeros a su llegada a Nueva Delhi, donde reciben acompañamiento diplomático a la espera de partir hacia Colombia.

El terremoto, con epicentro en las cercanías de Katmandú, ha sido el de mayor magnitud en Nepal en 80 años y el peor en la región en una década, desde que en 2005 otro sismo ocasionara más de 84.000 muertos en Cachemira.

Tras siete días de búsqueda de supervivientes, las autoridades nepalíes consideran que las esperanzas de hallar personas con vida bajo los escombros se desvanecen en el valle de Katmandú, donde se aguarda la ayuda internacional que está comenzando a llegar. (I)

Una semana después del sismo, Nepal no espera supervivientes pero sí ayuda

Una semana después del terremoto que zarandeó al país dejando ya cerca de 7.000 muertos, Nepal no espera encontrar más supervivientes bajo los escombros de miles de viviendas en el valle de Katmandú, donde se aguarda la ayuda que ha comenzado a llegar.

Organizaciones no gubernamentales aseguran que la burocracia está trabando la salida expedita de material hacia las comunidades necesitadas, mientras los organismos internacionales coordinan a todos los actores para tratar de llegar a los sectores más castigados por el seísmo.

La última cifra de fallecidos es de 6.841 y la de heridos de 14.087, pero se espera que aumente el número de víctimas cuando los equipos de rescate lleguen a las zonas más remotas afectadas por el seísmo de 7,8 grados en la escala de Richter que asoló el sábado el país del Himalaya.

El listado oficial de extranjeros fallecidos contabiliza al menos 54 muertos, la mayoría de India y el resto de China, Francia, Japón, Estados Unidos, Australia o Estonia, e incluye a la española Raquel Gómez, de 47 años, fallecida en la zona de Langtang, aunque las autoridades españolas mantienen que su muerte no se debió al seísmo.

El Gobierno nepalí afirmó hoy que hay «escasas posibilidades» de encontrar supervivientes bajo los escombros, una valoración que confirma que Nepal ha entrado en una nueva fase de la tragedia.

«Ha pasado ya una semana, por lo que hay pocas posibilidades de encontrar a alguien con vida» bajo los escombros, declaró a Efe el portavoz del Ministerio del Interior, Laxmi Prasad Dhakal, quien añadió que aún así los equipos de rescate no han cesado la búsqueda.

Una joven de 24 años rescatada durante la noche del jueves por equipos de Nepal, Israel y Noruega bajo los escombros de un edificio en Katmandú tras permanecer 128 horas atrapada es hasta el momento el último milagro en la lista de supervivientes imposibles.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó hoy que al menos el 95 % de los centros de salud de los doce distritos golpeados por le terremoto en Nepal han quedado muy dañados y un 30 % de los grandes hospitales de ese área están inservibles.

El coordinador de los equipos médicos extranjeros de la OMS en Nepal, Ian Norton, declaró a Efe que diferentes organizaciones están llegando a los sectores más golpeados por el terremoto.

«De los 12 hospitales de distrito, los principales tres están destruidos y uno tiene daños que lo hacen inservible», indicó Norton.

Explicó que en este momento hay suficientes equipos médicos extranjeros en el país, alrededor de 80, 70 de ellos ya trabajando sobre el terreno.

Sin embargo, lamentó que algunos grupos hayan llegado sin equipamiento al país, que es «realmente lo que hace falta».

Supervivientes de las áreas más remotas de Nepal afectadas por el terremoto que devastó el país hace una semana reclaman con urgencia tiendas y lonas para guarecerse, después de que sus casas resultaran destruidas o seriamente dañadas.

El Gobierno nepalí lanzó ayer una web en la que representantes de áreas golpeadas por el terremoto revelan la situación general de la zona en la que se hallan y piden especialmente tiendas y lonas.

El Consorcio de Reducción de Riesgos en Nepal, una entidad en la que participan organismos de Naciones Unidas, calcula que el terremoto ha generado alrededor de 2,8 millones de desplazados internos (la población del país es de 28 millones personas).

Además, la misma fuente señaló que el seísmo destruyó unas 160.786 casas y otras 143.673 resultaron dañadas en el país del Himalaya.

El terremoto de 7,8 grados ha sido el de mayor magnitud en Nepal en 80 años y el peor en la región en una década desde que en 2005 otro seísmo ocasionara más de 84.000 muertos en Cachemira.

Mientras tanto los españoles que se encontraban en Nepal hace hoy una semana, cuando un terremoto sacudió todo el país, siguen saliendo del país con experiencias que en algunos casos son dignas de una novela y en otros una simple anécdota en medio de la incertidumbre. (I)

Rescatan con vida a dos personas de entre los escombros tras terremoto en Nepal

Los socorristas sacaron a una segunda superviviente de entre los escombros de un edificio en ruinas en la capital de Nepal este jueves, cinco días después del terremoto que dejó a más de 5.800 muertos.

Los equipos de rescate trabajaron hasta muy entrada la noche para salvar a Krishna Devi Khadka, una empleada de cocina de unos 30 años. Es la segunda persona rescatada con vida en Katmandú este jueves tras un adolescente de 15 años.

Los soldados nepalíes y el extenso equipo de expertos de Francia, Noruega e Israel que participaron en el rescate aplaudían mientras llevaban a la superviviente en camilla hasta una ambulancia.

«Tenía heridas, pero estaba consciente y hablaba», indicó el mayor Uttam del ejército nepalí.

La superviviente fue enviada al hospital militar, precisó el oficial. «Es como si hubiera vuelto a nacer», añadió.

Primer rescatado

Horas antes, los socorristas estadounidenses y nepalíes rescataron a un adolescente de 15 años, Pemba Tamang, de entre los escombros de otro edificio de Katamandú. Pero el descubrimiento del cadáver de un adolescente en las mismas ruinas, minutos después, muestra que la posibilidad de hallar supervivientes es cada vez más remota.

Los socorristas rescataron vivo al adolescente. «Un niño de 15 años fue retirado de entre los escombros de un hostal llamado Hilton Guesthouse», anunció un portavoz de la policía.

El milagroso rescate de Pemba Tamang, que sobrevivió bebiendo mantequilla clarificada («ghee») supuso un rayo de esperanza en el sombrío panorama en Nepal, donde los socorristas aún no han logrado llegar a numerosas localidades afectadas por el terremoto del pasado sábado.

Recibido entre aplausos por la multitud reunida ante los escombros que mantenían apresado, aseguró a la AFP que «no creía que fuera a salir vivo».

Milagros contra reloj en Nepal: rescatan a joven de 15 años en Katmandú

Un joven de unos 15 años fue rescatado de los escombros de un edificio que colapsó el sábado en Katmandú.

La policía interviene para contener la ira en Nepal

La policía antidisturbios nepalesa intervino ayer para contener la ira de miles de personas que quieren irse de Katmandú y no tienen cómo, cuatro días después del terremoto que causó al menos 5.489 muertos.

Agotadas por las réplicas, y ante la ausencia de viviendas y el miedo a que se agoten los alimentos, miles de personas se congregaron antes del alba en la estación para tomar uno de los autobuses especiales prometidos por el gobierno.

Al ver que no había autobuses se enfurecieron y estallaron escaramuzas con la policía antidisturbios enviada para intentar controlar la situación.

“Llevamos esperando desde el alba. Nos dijeron que habría 250 autobuses pero no ha llegado ninguno”, explicó Kishor Kavre, estudiante de 25 años que quería marcharse de la capital en ruinas.

“Estamos impacientes por regresar a casa para ver a nuestras familias pero no sabemos cuándo vendrán (los autobuses)”, contó. Unos sobrevivientes cerraron el paso de un camión cargado con bombonas de agua antes de subirse a su parte trasera y empezar a tirar botellas a la multitud.

Los policías antidisturbios se apostaron tras un alambre con púas para responder a los hombres armados con palos que se disponían a atacar a autobuses y otros vehículos.

El gobierno reconoció estar desbordado por la amplitud de la catástrofe provocada por el sismo más mortífero de los últimos 80 años.

“Ha habido debilidades en la gestión de las operaciones de socorro”, reconoció el ministro de Comunicaciones, Minendra Rijal, en la cadena de televisión nepalí Kantipur. Agregó: “La catástrofe es tan grande y sin precedentes que no hemos sido capaces de responder a las expectativas de la gente. Pero estamos preparados para reconocer nuestras debilidades, aprender y salir adelante de la mejor manera posible”.

Las réplicas del terremoto, que registró 7,8 grados de magnitud en la escala de Richter, han disminuido considerablemente, pero cientos de miles de personas aún duermen en las calles. En las aldeas de difícil acceso los supervivientes están desesperados y piden ser evacuados en cuanto ven un helicóptero de rescate.

Según ha señalado la ONU, 8 de los 28 millones de habitantes del país son damnificados.

En zonas fronterizas con Nepal, como Zham, una pequeña ciudad del Tíbet, sus autoridades dispusieron iniciar la evacuación de sus habitantes –en este caso 6.000–, ante el riesgo de que se produzcan avalanchas, informó ayer la agencia oficial Xinhua.(I)

9
millones de dólares donó EE.UU. a Nepal para ayuda humanitaria

Solidaridad
Damnificados

Ayuda en emergencia
El equipo de respuesta de emergencia de DHL proporciona el soporte logístico para administrar la ayuda internacional que ingresa al aeropuerto internacional de Tribhuvan, en Katmandú.

Según se explica en un comunicado, DHL también se encarga de mantener los artículos para la posterior distribución que realizan las organizaciones locales e internacionales.

En medio de la desgracia, Nepal cuenta historias de esperanza

Un bebé de apenas cuatro meses sobrevivió más de 22 horas entre los escombros de un edificio destrozado.

Katmandú a unos días del devastador sismo

Imágenes de los estragos que provocó el poderoso terremoto registrado el pasado sábado en la capital de Nepal.

Tibetanos, las víctimas invisibles del terremoto en Nepal

El número de muertos por el terremoto de Nepal aumenta cada hora, pero las dificultades para llevar una contabilidad precisa son más que comprensibles.

Por el momento, las cifras oficiales van por más de 4.310 muertos, casi 8.000 heridos y ocho millones de afectados.

El caos propio de una catástrofe como la causada por el sismo, y el difícil acceso a algunas de las zonas más afectadas, ciertamente hacen más complejo el conteo e identificación a las víctimas.

Pero la tarea también se complica por la presencia en el país de miles de refugiados de etnia tibetana, en su inmensa mayoría sin ningún tipo de documentación.

Los tibetanos empezaron a llegar de China a través de la cordillera del Himalaya en 1959, cuando se completó la ocupación de Tíbet por Pekín.

Y como explica el periodista de la BBC Rani Singh, han estado arriesgando su vida en el peligroso cruce desde entonces hasta el día de hoy.

Por lo general su objetivo es encontrar refugio en Nepal o atravesar el país para llegar a India.

Un pequeño número fue procesado por las autoridades y alojado en un centro para refugiados de la capital, Katmandú.

Pero solo una minoría de tibetanos de segunda generación ha obtenido la nacionalidad nepalí, lo que significa que la inmensa mayoría vive en la ilegalidad.

«No tienen derechos como otros residentes, ni tarjetas de identidad. No tienen Estado propio y por lo tanto son invisibles», afirma Singh.

Y Nepal le rehúye al tema porque no quiere molestar a su poderoso vecino del norte, China, que también es uno de los principales inversionistas en el país.

Los más pobres de los pobres

La mayoría de los étnicamente tibetanos vive además calladamente fuera de Katmandú, en aldeas remotas dispersas en las montañas.

«Esas aldeas están justo en la zona más afectada por el terremoto. Pero los muertos ahí no pueden ser identificados formalmente, porque oficialmente no existen», explica Singh.

Y aldeas étnicamente tibetanas, como Bridim –ubicada al norte de Katmandú y a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar– se cuentan además entre las más pobres del país.

El Fondo de Desarrollo Dolma, una de los pocos organismos no gubernamentales que atiende a los pobladores de origen tibetano en Nepal, tiene una escuela cerca de la zona, devastada por el peor terremoto de los últimos 80 años.

«Bridim quedo virtualmente reducida a escombros», le dijo la jefe financiera de Dolma, Carla Texeira Alvares Kaspar, a la BBC.

«No tenemos idea de cuántas personas pueden haber sobrevivido. Las misiones de rescate no están operando en zonas tan aisladas», agregó.

Y Texeira Alvares también está preocupada por el suministro de agua potable en Bhorle, un valle cercano donde también viven numerosos refugiados de origen tibetano.

«Es un gran barrio marginal. Ahí tenemos muchos niños. Y sólo hay una tubería de agua que baja de las montañas. Si se desconecta se quedan sin nada y las enfermedades se pueden esparcir muy rápidamente», advirtió.

La mujer también mencionó «horrendos deslaves» en Dhunche.

«No hay casi electricidad ni comunicaciones. Y para los refugiados, es como la gota que derrama el vaso. Ya era imposible antes. Y ahora hay mucha destrucción en Katmandú».

«Las lluvias monzónicas llegarán en un mes o dos, por lo que no creo que vayan a reestablecer la electricidad o las comunicaciones con las montañas antes de diciembre. Todo se va a para por los monzones», lamentó. (I)

Avalancha en Nepal deja hoy a 250 personas desaparecidas

Hasta 250 personas se encontraban desaparecidas en Nepal luego de que una avalancha impactó el martes una localidad del distrito de Rasuwa, una popular zona de montañismo situada al norte de la capital Katmandú, dijo el gobernador Uddhav Bhattarai.

Turistas extranjeros podrían estar entre los desaparecidos por la avalancha, que golpeó a la aldea de Ghodatabela. El sábado, un poderoso terremoto de magnitud 7,8 generó numerosos deslizamientos de nieve en la nación de los Himalayas.

«Esta área se encuentra en un parque natural que es popular entre los turistas. Estamos tratando de rescatarlos, pero el mal clima y la lluvia están obstaculizando los esfuerzos», dijo Bhattarai a Reuters.

Previamente, una avalancha causó la muerte de 18 personas en un campamento base del Monte Everest. Desde el terremoto, Nepal se ha visto remecido por decenas de fuertes réplicas.

El Ministerio del Interior indicó que la cifra de muertos por el sismo alcanza hasta ahora 4.358 personas, y que 8.174 se encuentran heridas. El primer ministro Sushil Koirala dijo que la cifra final de fallecidos podría llegar a 10.000, lo que supondría el peor desastre en la historia del país.