Nepal pide ayuda para la reconstrucción tras el sismo mientras siguen los rescates

Gobierno se defiende de las criticas por la gestión realizada hasta ahora con la crisis tras el terremoto.

Avalancha en Nepal deja hoy a 250 personas desaparecidas

Hasta 250 personas se encontraban desaparecidas en Nepal luego de que una avalancha impactó el martes una localidad del distrito de Rasuwa, una popular zona de montañismo situada al norte de la capital Katmandú, dijo el gobernador Uddhav Bhattarai.

Turistas extranjeros podrían estar entre los desaparecidos por la avalancha, que golpeó a la aldea de Ghodatabela. El sábado, un poderoso terremoto de magnitud 7,8 generó numerosos deslizamientos de nieve en la nación de los Himalayas.

«Esta área se encuentra en un parque natural que es popular entre los turistas. Estamos tratando de rescatarlos, pero el mal clima y la lluvia están obstaculizando los esfuerzos», dijo Bhattarai a Reuters.

Previamente, una avalancha causó la muerte de 18 personas en un campamento base del Monte Everest. Desde el terremoto, Nepal se ha visto remecido por decenas de fuertes réplicas.

El Ministerio del Interior indicó que la cifra de muertos por el sismo alcanza hasta ahora 4.358 personas, y que 8.174 se encuentran heridas. El primer ministro Sushil Koirala dijo que la cifra final de fallecidos podría llegar a 10.000, lo que supondría el peor desastre en la historia del país.

Rescatan heridos en aldeas próximas al epicentro mientras miles huyen de Nepal

Helicópteros llegaron a zonas cercanas al epicentro. Los muertos superan los 4,400 y miles huyen de Nepal.

China anula expediciones de primavera en la ladera norte del Everest

China anuló todas las expediciones de primavera en la ladera norte del Everest tras la avalancha mortal provocada por el devastador terremoto registrado en el vecino Nepal, anunció este lunes la agencia de prensa oficial Xinhua.

Más de 400 alpinistas descendieron al Tíbet desde el sismo del sábado, agregó Xinhua citando la oficina de deportes de esta región.

Este lunes, la mejora de las condiciones meteorológicas favoreció las labores de rescate helicópteros de los montañistas que habían estado atrapados en el Everest durante dos días, después de que una avalancha acabara con la vida de 18 personas el pasado sábado.

Por su parte, Nepal no ha decidido si interrumpirá o no las expediciones en la parte de la montaña, de 8.848 metros de altura, bajo su dominio.

Más de 800 personas se encontraban en el momento de la tragedia en el Everest, en varias zonas ubicadas a diferentes alturas. (I)

Ecuatoriano fue localizado tras terremoto en Nepal

La Embajada de Argentina en Nueva Delhi encontró ayer al ecuatoriano Nicolás Kingman y a su esposa, Magali Kanterewicz, de nacionalidad argentina, en un poblado lejano al epicentro del terremoto que sacudió a Nepal.

Tras la tragedia, familiares de Kingman publicaron en sus cuentas de redes sociales que no tenían noticias de la pareja. Difundieron una fotografía y señalaron que probablemente se encontraba en el campamento base del Everest.

Una pariente solicitó ayuda al canciller Ricardo Patiño a través de Twitter.

La viceministra de Relaciones Exteriores, María Landázuri, canalizó la atención y a las 13:00 de ayer informó que Kingman y su esposa estaban sanos y salvos.

Más tarde, la Cancillería emitió un comunicado informando que la Embajada argentina había ubicado a la pareja. (I)

"La tierra tiembla". Sobrevivientes de la avalancha en el Everest relatan lo ocurrido

Cuando Khile Sherpa abrió los ojos, la nieve a su alrededor era roja brillante, procedente de la sangre que salía de los cortes en su cuerpo, provocados por la avalancha que se precipitó hasta el campamento base del monte Everest el mediodía del sábado.

Khile fue uno de los 15 primeros sobrevivientes trasladados desde el Everest a Katmandú el domingo, después de que un potente terremoto golpeó Nepal el día anterior, matando a más de 2.460 personas, al menos 22 de ellas en la avalancha que afectó a la cumbre más alta del mundo.

«Fue un sonido monstruoso, como si los demonios hubieran descendido sobre la montaña», dijo Khile a Reuters, con una venda alrededor de su cabeza que le cubría la mitad de su cara.

Como otros cientos de víctimas del sismo, este guía de montaña de 20 años esperaba para ser atendido fuera del saturado hospital Colegio Médico de Katmandú.

Khile recordó que acababa de servir al almuerzo a un grupo de escaladores extranjeros en el campamento cuando escuchó un rugido en lo alto de la montaña.

Segundos después, se precipitó una gran nube de hielo y piedras y quedó inconsciente durante, calcula, una hora.

Un equipo de médicos lo encontró en la nieve sangrando de una herida en la cabeza. Lo vendaron y llevaron para pasar la noche en una tienda de campaña perteneciente a otro grupo de escalada llamado Seven Summit.

Khile era uno de los cerca de 1.000 montañistas y guías sherpas en el Everest cuando golpeó la primera avalancha, cobrando la mayor cifra de muertes en la historia del montañismo.

El gobierno de Nepal señaló que se ha recuperado los cuerpos de 22 personas que murieron en la avalancha en la ruta de acceso el Everest  y afirma que hay al menos 217 desaparecidos.

El escalador estadounidense Jon Kedrowski dijo en su blog desde el campamento base que el sismo rompió una «gran punta dentada» de hielo de un risco que se desmoronó, generando un viento con fuerza de huracán que arrastró a las personas y las tiendas hasta a 30 metros de distancia.

Otro escalador dijo que una gran parte del campamento parecía que fue devastada por una «explosión nuclear».

El domingo, una fuerte réplica envió de nuevo piedras y hielo sobre los campamentos en la montaña.

«Otro más, tenemos una réplica ahora mismo. ¡Oh mierda!», gritó el montañista indio Arjun Vajpai, mientras hablaba por teléfono con Reuters desde el campamento base de Makalu, cerca del Everest. «¡Avalancha!».

Gritos y el rugido de la nieve llegando podía oírse en la línea mientras hablaba.

El desastre del sábado se produjo días después del primer aniversario de una avalancha en el Everest en la que murieron 16 guías nepalíes.

Ese accidente, en su momento el peor de la historia del Everest, generó dudas sobre el riesgo que corren los guías locales, relativamente mal pagados, para ayudar a miles de escaladores extranjeros cada año a cumplir sus sueños.

Esta vez las muertes formaron parte de una catástrofe mucho mayor, pero para algunos sherpas que viven del Everest y otras cimas del Himalaya en Nepal, los peligros podrían ser ahora mucho mayores que los beneficios.

Pemba Nurbu Sherpa, de 34 años, formaba parte de un equipo internacional que incluía a sudamericanos e indios.

«Perdimos todo: agua, equipos y tiendas. Me quedé solo con estas ropas que ve», comentó, señalando su abrigo roto.

Pemba, que sufrió también una herida en la cabeza, dijo que insistió en trabajar con la expedición, aunque su decisión no fue acogida con agrado por su familia tras la tragedia del pasado año.

Asegura que esta era su tercera vez en la montaña, pero que podría ser la última.

«Es muy arriesgado, mi familia me presionó antes para que no fuera, pero fui pese a las objeciones», comentó. (I)

Réplicas del terremoto sacuden a Nepal; el número de víctimas supera los 2.500

Potentes réplicas del devastador terremoto de magnitud 7,8 del sábado sacudieron Nepal este domingo, provocando el pánico de los supervivientes de una tragedia que ha dejado más de 2.500 muertos, mientras varios países anunciaron el envío de ayuda económica y equipos de rescate.

Las réplicas, una de ellas de magnitud 6,7, se produjeron durante la noche del sábado y en la mañana del domingo, obligando a la gente en la capital nepalí a pasar la noche a la intemperie o en tiendas de campaña.

«No pudimos dormir en toda la noche. ¿Cómo podríamos haber dormido? El suelo no paraba de temblar. Solo nos queda rezar para que este se termine y podamos volver a nuestras casas», dijo Nina Shrestha, un joven que trabaja en el sector de las finanzas.

Las réplicas también provocaron nuevas avalanchas en el campamento base del Everest, según montañista presentes, justo después de que los helicópteros de salvamento evacuasen a los heridos del alud del sábado, que mató al menos a 18 personas.

El portavoz del Departamento de Turismo, Tulsi Gautam, informó que hay 61 heridos.

«No sabemos sus nacionalidades, pero la mayoría de ellos serían extranjeros», dijo a la AFP Ang Tshering Sherpa, presidente de la asociación nepalí de montañismo.

Nepal, China, India

El Centro nacional de Operaciones de emergencia, basado en Katmandú, dio un nuevo balance de 2.430 víctimas mortales, y en torno a 6.000 heridos, en el peor terremoto que ha golpeado Nepal en 80 años.

En India, las autoridades estiman en 67 el total de fallecidos, contra un balance anterior de 53. La televisión estatal china afirmó por su parte que 18 personas murieron en la región del Tíbet.

Estados Unidos anunció el envío de equipos de socorro y el desbloqueo de un primer envío de un millón de dólares.

Expertos de la Unión Europea viajarán a la zona afectada y Berlín, Londres, París y Madrid prometieron ayudas, mientras que Noruega anunció por su parte el desbloqueo de 3,5 millones de euros.

El sismo cortó las autopistas de la capital y provocó daños en el aeropuerto internacional, que tuvo que cerrar «por motivos de seguridad».

Las comunicaciones, la electricidad y el agua corriente han quedado cortadas, indicó la ONG Oxfam, que «se prepara a llevar agua potable y artículos de primera necesidad», según la directora de su oficina en Nepal, Cecilia Keizer.

Escombros

India evacuó a sus ciudadanos atrapados en Nepal en aviones militares mientras que 62 equipos de rescate chinos llegaron al área con perros entrenados.

«Hemos desplegado todos nuestros recursos para la búsqueda y el rescate», dijo a la AFP el portavoz de la policía nacional de Nepal, Kamal Singh Bam. «Enviamos helicópteros a las áreas remotas. Estamos buscando entre los escombros de los edificios colapsados para ver si podemos encontrar a alguien».

En Katmandú, centenares de edificios se hundieron. La histórica torre Dharahara, una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad, no resistió las sacudidas y sus nueve pisos se vinieron abajo dejando un montón de escombros y según la policía, cerca de 150 personas en el interior.

La lluvia de este domingo podría complicar la situación de los damnificados y las labores de rescate.

Mientras los equipos de salvamento buscaban entre los escombros, muchos con la única ayuda de sus propias manos, los hospitales se veían desbordados por el número de afectados.

En el hospital Bir, el más viejo de Katmandú, familiares de las víctimas intentaban espantar a las moscas de los cuerpos, que se amontonaban en el suelo ante la falta de espacio en las morgues.

Muchos médicos atendían a los afectados, la mayoría con fracturas múltiples y traumatismos, en tiendas de campaña anexas, debido a la gran cantidad de ingresados en el centro, pero también porque muchas personas tenían miedo de entrar al edificio, explicó Samir Acharya, doctor en el Hospital neurológico Annapurna.

Las primeras incineraciones comunes se hicieron en el distrito Pashupatinath de Katmandú, con el humo de las pilas funerarias elevándose entre ruinas de la ciudad. (I)

Terremoto de Nepal ha causado 18 muertos en China

El Gobierno chino confirmó este domingo la muerte de una persona más dentro de su territorio por el terremoto del sábado en Nepal, con lo que el total de fallecidos asciende ahora a 18, y empezó la evacuación de más de 725 turistas, informó la agencia china Xinhua.

La fuente añadió que cuatro personas siguen desaparecidas en el Tíbet (oeste), la región más afectada por el sismo por su proximidad -abarca toda la frontera china con Nepal- y que fue epicentro de algunas réplicas.

El terremoto provocó la muerte de más de 2.300 personas y heridas a más de 6.000 en Nepal, según los últimos datos disponibles, y en el Tíbet resultaron heridas 55 personas, junto a las 18 que fallecieron y las cuatro que siguen desaparecidas.

El seísmo obligó, asimismo, a huir de sus casas a más de 12.000 personas por razones de seguridad y provocó daños o derrumbamientos en casi 1.200 viviendas, incluidos 54 templos tibetanos que sufrieron desperfectos, según Xinhua.

Casi 2.000 personas, entre militares, guardias fronterizos y médicos, trabajan en la parte china en las labores de rescate y asistencia a los desplazados, aunque su labor se ve dificultada por el mal tiempo, con continuas nevadas que se prolongarán hasta el lunes, según el Centro Meteorológico Nacional.

Carreteras inutilizadas por las avalanchas, telecomunicaciones cortadas o restricciones en el suministro eléctrico fueron otras de las consecuencias del terremoto en China.

Pekín creó un fondo especial de emergencia de 30 millones de yuanes (unos 4,9 millones de dólares) para las zonas afectadas y envió material para instalar campamentos temporales en el Tíbet, indicó Xinhua.

Otras prioridades para las autoridades chinas son la protección de las reservas de agua potable y el reestablecimiento de las telecomunicaciones.

La agencia oficial china informó también de que más de 400 montañeros de 20 países están descendiendo al campo base, a 5.200 metros, de la parte china del Everest, sin que se haya confirmado de momento ninguna víctima.

Por otra parte, China comenzó hoy a evacuar a los 683 ciudadanos del país que se encontraban en Nepal.

El Gobierno chino pidió a las aerolíneas estatales que dispusieran vuelos especiales para la repatriación de los turistas y se prevé que al final del día sus aviones hayan trasladado a 725 personas, chinas y de otros países, al gigante asiático.

Sin embargo, las réplicas del terremoto están dificultando este dispositivo y obligaron a retrasar algunos vuelos.

Asimismo, Pekín proporcionará ayuda humanitaria a Nepal por valor de 20 millones de yuanes (unos 3,3 millones de dólares, 3 millones de euros), con generadores eléctricos, equipos depuradores, material sanitario, tiendas de campaña o mantas.

China ofrecerá más apoyo en los próximos días según lo que demanden las autoridades nepalíes, avanzó el Ministerio de Comercio chino.

Un equipo de búsqueda y rescate del Ejército chino llegó hoy a Katmandú y en los próximos días China enviará más médicos para tratar a los heridos y prevenir la difusión de enfermedades. EFE

Al menos 22 muertos tras avalancha en el Everest, tocado por la devastación

Las autoridades han rescatado 22 cadáveres. Hay al menos 217 desaparecidos, latinoamericanos incluidos.