Investigan qué hay detrás de ataque

La policía estadounidense y el FBI investigaban ayer si los dos hombres muertos el domingo pasado, tras disparar contra un edificio donde se realizaba un concurso de caricaturas del profeta Mahoma en Texas, tenían relaciones con redes islamistas y si ya estaban bajo vigilancia.

Los dos hombres atacaron con fusiles de asalto el edificio donde se realizaba la exposición, un evento organizado por la asociación American Freedom Defense Initiative (AFDI), una entidad considerada abiertamente antiislámica.

Un portavoz de la policía de Garland, Joe Harn, dijo ayer que los dos hombres fuertemente armados “obviamente estaban allí para hacer disparos sobre personas”, pero fueron abatidos por un agente que custodiaba el local.

“Seguiremos investigando. Esta no será una investigación rápida. Tenemos sospechosos. Seguimos observando redes sociales y juntando inteligencia para estar seguros de que no hay otras amenazas”, aseguró.

Harn añadió que por el momento “no conocemos las intenciones (de los ataques), más allá de que estaban dispuestos a usar sus armas y disparar contra la policía”.

En el intercambio de disparos, un agente resultó herido en una pierna, dijo.

Harn añadió: “Hay mucha información que está circulando pero no vamos a revelar ningún nombre”, y ante una consulta de la prensa sobre si las autoridades consideraban que se trató de un “ataque terrorista”, se limitó a responder: “Seguramente vamos a considerarlo, no lo hemos descartado”.

En tanto, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, apuntó que nada puede justificar el ataque a la muestra sobre Mahoma. “No hay ninguna forma de expresión, por más que sea ofensiva, que justifique un acto de violencia”, dijo Earnest, en la primera reacción de la Presidencia estadounidense sobre el episodio. (I)

Cubanos creen que proceso con Estados Unidos será lento

Los cubanos prefieren no hacerse falsas expectativas sobre una pronta normalización de las relaciones con EE.UU., aunque quedaron impresionados y felices con el histórico encuentro entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro en la cumbre de Panamá.

“Jamás nos hubiéramos imaginado que ese encuentro fuera posible, y mucho menos que fuera a darse de una forma tan cordial, franca y respetuosa. Creo que los cubanos quedamos muy impresionados”, declaró el músico Jorge Luis Pérez, de 51 años, quien se gana la vida cantando con su guitarra a turistas en La Habana Vieja.

Las imágenes del encuentro que Obama y Castro sostuvieron el sábado en el marco de la VII Cumbre de las Américas de Panamá, el primero entre los presidentes de EE.UU. y de Cuba en más de medio siglo, fueron transmitidas en vivo por la televisión estatal cubana, y aún ayer eran objeto de corrillos en las calles de La Habana.

Resumiendo el sentir de muchos cubanos, el portal de noticias Cuba Contemporánea destacó ayer que “todo esto era impensable el 16 de diciembre del 2014 y una quimera en diciembre del 2013, cuando aquel saludo breve entre Raúl Castro y Barack Obama en los funerales de (Nelson) Mandela generó reacciones e hipótesis de todo tipo en momentos en que avanzaba ya el hermético proceso de acercamiento que desembocó en el anuncio del 17 de diciembre”. “Se mueve el proceso entre Cuba y EE.UU., aunque quizá no tan rápido como se esperaba tras el 17-D”, añadió.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, reiteró ayer que Obama tomará una decisión “en los próximos días” sobre la posibilidad de retirar a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, lo que permitiría levantar una serie de sanciones a la isla.

Cuba reclama su salida de esa lista, en la que aparece cada año desde 1982 y que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta de armas y de ayuda económica.

Pero para sacar a Cuba de la lista, Estados Unidos debe llegar a la conclusión de que “durante los últimos seis meses” el país no se ha implicado “en el apoyo, asistencia o complicidad de actos terroristas internacionales”, explicó el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

Además, es necesario contar con un compromiso de Cuba de que no tiene intención de involucrarse o apoyar el terrorismo. Una vez que Obama anuncie su decisión, debe notificarla al Congreso, que cuenta con 45 días para estudiarla y, en caso de desacuerdo, puede presentar un proyecto de ley para tratar de revocar el dictamen. (I)

Voy a permitir que el presidente (Obama) tenga el espacio que merece para poder tomar esta decisión, basándose en la recomendación que le hemos hecho”.
John Kerry, secretario de Estado

Arrancó la fase final de las negociaciones entre Irán y el Grupo 5+1

Las charlas se aceleraron el domingo, a menos de tres días de vencer el plazo pactado para alcanzar un acuerdo.

Obama ve difícil encontrar un camino de paz entre israelíes y palestinos

«Tenemos que evaluar qué otras opciones hay para asegurarnos de no ver una situación caótica en la región», señaló Obama en una entrevista.

Hillary Clinton rompe el silencio sobre la controversia por su correo personal

A través de su cuenta de twitter anunció que ya pidió al Departamento de Estado liberar todos sus correos.

EEUU dice que no hay amenazas creíbles contra ningún centro comercial del país

El Gobierno de EEUU aseguró el lunes que no está al tanto de ninguna amenaza «creíble» a centros comerciales del país.

EEUU presenta su propuesta para regular el uso de drones

La FAA desveló su un plan para que los aviones a control remoto compartan los cielos con los de pasajeros.

Encuentran un drone en el jardín de la Casa Blanca

El avión no tripulado ya está siendo investigado por el Servicio Secreto, aunque descartan una amenaza.