Las lluvias aumentan peligro de aluviones

El aumento de las lluvias que caen en la zona del volcán chileno Calbuco preocupa a las autoridades por la posibilidad de que provoquen aluviones secundarios en los ríos, informó ayer la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

Los aluviones arrastran, en casos de lluvia, ceniza y arena emanada del volcán, lo que implica un gran peligro para personas y construcciones.

“Se mantiene la zona de exclusión en 20 km en torno al cráter del volcán”, comunicó.

“El material piroclástico podría ser arrastrado por lluvia, dando origen a aluviones secundarios a lo largo de los ríos que drenan al volcán y las cuencas vecinas”, dijo la Onemi.

El volcán, de 2.015 metros, entró el jueves en erupción por tercera vez y lanzó una columna de ceniza que se desplazó al sureste, perjudicando a poblados no afectados antes. (I)

Lluvias aumentan el peligro de aluviones por erupción del volcán Calbuco en Chile

Un frente de mal tiempo se desplaza por la cordillera aumentando las preocupaciones de los habitantes.

Calbuco está en actividad

El volcán Calbuco registró una nueva erupción ayer y desde el cono emergió una columna de ceniza de cuatro kilómetros. La ceniza empezó a caer sobre decenas de localidades, cuyos habitantes tenían permiso transitorio para limpieza y prevenir aluviones por las lluvias que se esperan hoy.

Avanza limpieza de ceniza volcánica en Chile

Los pobladores de las zonas del sur de Chile afectados por la erupción y las cenizas del volcán Calbuco avanzaban ayer con ayuda del ejército en las tareas de limpieza, mientras la región sigue bajo alerta roja y sanitaria.

Tapado por nubes, el Calbuco seguía expulsando cenizas que se esparcían por el sur de Chile y Argentina, mientras expertos no descartan una nueva erupción. A los pies del volcán, los 1.500 habitantes del pequeño y turístico poblado de Ensenada, que quedó sepultado bajo las cenizas, veían el avance en la limpieza con el apoyo de cuadrillas del ejército en la tarea. “Todo ayuda, la llegada de los militares nos permitirá ponernos en pie lo antes posible”, dijo Sandra Ramírez, de Ensenada.

Ramírez y sus vecinos regresaron al poblado la mañana de ayer para remover cenizas, pero debían evacuar otra vez, ya que la zona está dentro del perímetro -marcado por las autoridades- de exclusión de 20 km cerca del cráter.

Ayer, el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) informó que la nube de cenizas del Calbuco que llegó al país el pasado viernes “ya no se encuentra afectando”.

El director del Sistema Nacional de Emergencias, Fernando Traversa, explicó a que si bien el fenómeno ya no afecta a Uruguay, la navegación aérea depende de otras rutas, por lo que sigue vigente la alerta, pero que la decisión de volar es decisión de las aerolíneas. (I)

Afectados de volcán Calbuco recibirán bonos

Los afectados por la erupción del volcán Calbuco, en el sur de Chile, recibirán similares bonos de enseres y de vivienda que se entregaron a los damnificados de los aluviones en Atacama.

Según diario La Tercera, el anuncio fue dado a conocer por el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, quien viajó ayer a Puerto Varas, una localidad cercana al Calbuco, para participar en una reunión del Comité Operativo de Emergencia y supervisar las labores de limpieza de las cenizas.

De las casi 6.000 personas que fueron evacuadas de los alrededores del macizo, un centenar pasó otra noche en albergues. La mayoría, sin embargo, se encontraba alojada en casas de familiares o amigos.

La zona afectada, ubicada en la región de Los Lagos, se mantenía en alerta roja y con resguardo de las Fuerzas Armadas. El lugar es una de las zonas turísticas más visitadas de Chile. Las cenizas del Calbuco han seguido avanzando en dirección al norte hacia las regiones del Bío Bío, el Maule, OHiggins y Valparaíso.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) informó en su cuenta de Twitter que el Calbuco, que llevaba 42 años inactivo, permanecía ayer “inestable” y dispersando cenizas. (I)

Actividad en volcán chileno Calbuco se mantiene inestable; cenizas alcanzan sur de Brasil

La actividad en el volcán chileno Calbuco se mantenía inestable el sábado, luego de iniciar un proceso de erupción esta semana que expulsó una potente columna de cenizas que ya alcanzaba el sur de Brasil.

El Calbuco, que entró en erupción el miércoles, obligó a las autoridades chilenas a evacuar a más de 6.500 personas, mientras varias aerolíneas internacionales decidieron cancelar preventivamente vuelos a Santiago, Buenos Aires y Montevideo.

«La ocurrencia de procesos volcánicos considerados peligrosos sumado a la inestabilidad actual del sistema, que puede evolucionar a etapas de mayor intensidad en el corto plazo, sugiere mantener el radio de exclusión», dijo la Oficina Nacional de Emergencia en su último reporte.

El macizo se ubica en la turística región de Los Lagos, a unos 900 kilómetros al sur de Santiago.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, se dirigía a la zona para supervisar los trabajos de emergencia.

El funcionario aprovecharía una menor actividad del Calbuco en las últimas horas para realizar una inspección de las labores de limpieza de tejados y caminos, que son realizadas por efectivos militares desplegados en la zona.

Además, las autoridades decidieron permitir por algunas horas del sábado el ingreso a la zona de exclusión de 20 kilómetros a personas que habían sido evacuadas para poder revisar sus casas, animales y retirar ropa y medicamentos.

La erupción provocó en la víspera deshielos que generaron la evacuación inmediata de poblaciones aledañas a cuencas de ríos.

Columna de humo avanza hacia Brasil

La nube de cenizas ya se expandía por una parte importante del territorio argentino, Uruguay y el estado de Rio Grande do Sul en Brasil.

Actualmente se observan dos bandas de nubosidad de ceniza volcánica, aseguró el sábado en un informe el Centro de Avisos de Cenizas Volcánicas de Buenos Aires.

La primera, muy angosta, se ubica sobre provincias del sur de Argentina para luego avanzar hacia el norte hasta Uruguay.

La segunda banda, también de concentración baja, se encuentra sobre el centro de la provincia argentina de Mendoza -vecina a la capital chilena-, extendiéndose hacia el sureste de Brasil y el Océano Atlántico, detalló la agencia gubernamental.

El material particulado llevó a Delta Air Lines, Air France, American Airlines y Air Canada y Qantas Airways a suspender o cancelar vuelos desde y hacia los aeropuertos de Santiago, Buenos Aires y Montevideo, aunque el sábado la situación comenzaba a normalizarse.

«La situación es mucho mejor que ayer (viernes). Los aeropuertos (de Buenos Aires) están operando normalmente. La primera nube de cenizas ya se corrió y la segunda se está desplazando», dijo un portavoz de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) de Argentina.

«American no está operando por una decisión de ellos. Delta y United tampoco. Están evaluando día a día la situación», agregó.

Mientras, la chilena LAN -filial del grupo LATAM Airlines – mantenía operaciones normales en sus vuelos nacionales e internacionales, lo mismo que Aerolíneas Argentinas.

En Brasil, algunos vuelos han sido cancelados en Rio Grande do Sul, informó la cadena de noticias O Globo. Sin embargo, la agencia de aviación brasileña Infraero aseguró que las cenizas no son el motivo de esas medidas.

Infraero no respondió inmediatamente a una llamada de Reuters.

El Calbuco, un macizo de 2.003 metros de altura, se encuentra rodeado de lagos y ríos que han acrecentado sus caudales en las últimas horas debido a los lahares o aluviones volcánicos producidos tras la erupción.

Chile posee la segunda cadena volcánica más grande y de mayor actividad del mundo después de Indonesia.  (I)