La ONU pide una prensa libre para dar voz a todos

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, subrayó este domingo la importancia de una prensa libre que pueda desafiar el status quo y ofrezca esperanzas a quienes ven sus voces silenciadas en todo el mundo.

«Necesitamos entender que la información no debe solo ser universal, sino también libre para desafiar el status quo y dar una ventana de esperanza a aquellas voces silenciadas por la censura de la corrupción, la violencia, la intimidación y las represalias», señaló Ban en un comunicado.

Con motivo hoy del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el máximo responsable de las Naciones Unidas llamó a todos los Gobiernos a defender el libre intercambio de información e ideas, a garantizar la seguridad de los periodistas y a proteger sus derechos.

«Alrededor del planeta, los periodistas son atacados cada día cuando tratan de hacer su trabajo. Solo el pasado año, 61 periodistas fueron asesinados», apuntó Ban.

El diplomático coreano recordó que muchos otros están encarcelados o son víctimas de Gobiernos que usan su poder para intimidar a la prensa.

Ban se refirió además a los cambios que han llegado a la prensa a través de las nuevas tecnologías y destacó que, aunque el medio digital se ha usado a menudo en favor del odio y la violencia, permite también una «conversación global» sobre cómo mejorar el mundo.

La ONU lamentó que blogueros y periodistas digitales se enfrenten muchas veces a represalias y subrayó la necesidad de que tanto estos nuevos medios como los tradicionales representen a toda la sociedad.

En este sentido, Ban denunció que las mujeres siguen viendo negado el papel que deberían tener en el ámbito de la comunicación. (I)

En México hay más de mil niños sicarios detenidos

Alrededor de cinco mil menores se encuentran presos en México y de ellos más de mil se desempeñaban como sicarios.

El poderoso huracán ‘Pam’ categoría 5 causó estragos en las islas Vanuatu

El fenómeno de categoría 5 azotó el archipiélago de Vanuatu, al noreste de Australia, causando severos daños.

Cierre momentáneo en los alrededores de la Casa Blanca por un ‘fuerte ruido’

Previo a la salida de los Obama a Selma, agentes realizaron un bloqueo de seguridad por un ‘fuerte ruido’.

Supuesto sicario confiesa el asesinato de 15 estudiantes mexicanos

Un supuesto sicario del cártel mexicano Guerreros Unidos, señalado como partícipe en la presunta masacre de 43 estudiantes, dijo que él y otros cómplices asesinaron a tiros «a unos 15» jóvenes que les entregaron con vida jefes policiales, según declaraciones que difunde hoy la prensa mexicana.

Felipe Rodríguez Salgado, alias «El Cepillo», detenido y acusado de participar en el supuesto asesinato e incineración de los jóvenes, a partir de testimonios que forman parte de las investigaciones, agregó que al menos 25 estudiantes ya habían muerto «por asfixia».

«El Cepillo» además admitió que sabía que todas las víctimas eran estudiantes y no delincuentes.

El sujeto detalló que el 26 de septiembre él y otros compinches recibieron la orden de abordar unos vehículos para ayudar a la gente de Gildardo López, alias «El Cabo Gil», lugarteniente del líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias.

En el lugar conocido como Loma de Coyotes lo esperaban «El Cabo Gil» y los mandos de las policías municipales de Iguala y de Cocula en cinco patrullas y una camioneta blanca de redilas de tres toneladas, donde tenían detenido a un grupo de jóvenes.

Según declaraciones, subieron a los estudiantes al vehículo de redilas y los llevaron al basurero de Cocula. Alrededor de 25 ya estaban muerto por asfixia y quedaban unos 15 vivos, a los que acribillaron a tiros y calcinaron, para después regresar a Iguala.

Los restos calcinados fueron colcados en bolsas negras de plástico que luego lanzaron al río San Juan de Cocula.

En su declaración, «El Cepillo» destacó que después de la masacre de 43 alumnos de la escuela normal de Ayotzinapa intentó huir a Estados Unidos para refugiarse con su hermano, pero fue detenido por autoridades migratorias estadunidenses, que lo deportaron a México en calidad de indocumentado.

«El Cepillo» fue capturado el 16 de enero en la localidad de Jiutepec, en el estado de Morelos, por elmentos de la policía federal y el Ejército.

Los estudiantes desaparecieron tras ser detenidos el 26 de septiembre por policías municipales, que los entregaron a los sicarios de Guerreros Unidos.

Hasta ahora han sido arrestadas unas 100 personas por la desaparición, entre ellas el destituido alcalde de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca, su esposa y el líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias.

Según las investigaciones, Abarca ordenó a la policía municipal interceptar a los normalistas en Iguala, 200 kilómetros al sur de la capital mexicana, para evitar que sabotearan un acto político de su esposa.

De acuerdo con las declaraciones de algunos detenidos, los agentes los entregaron después a Guerreros Unidos, que los confundieron con miembros de Los Rojos, un grupo rival.

Los jóvenes desaparecidos estudiaban en la Escuela Normal Rural «Raúl Isidro Burgos» de Ayotzinapa, que forma maestros en el sureño estado de Guerrero.

Supuesto sicario confiesa el asesinato de estudiantes mexicanos

Un supuesto sicario del cártel mexicano Guerreros Unidos, señalado como partícipe en la presunta masacre de 43 estudiantes, dijo que él y otros cómplices asesinaron a tiros «a unos 15» jóvenes que les entregaron con vida jefes policiales, según declaraciones que difunde este sábado la prensa mexicana.

Felipe Rodríguez Salgado, alias «El Cepillo», detenido y acusado de participar en el supuesto asesinato e incineración de los jóvenes, a partir de testimonios que forman parte de las investigaciones, agregó que al menos 25 estudiantes ya habían muerto «por asfixia».

«El Cepillo» además admitió que sabía que todas las víctimas eran estudiantes y no delincuentes.

El sujeto detalló que el 26 de septiembre él y otros compinches recibieron la orden de abordar unos vehículos para ayudar a la gente de Gildardo López, alias «El Cabo Gil», lugarteniente del líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias.

En el lugar conocido como Loma de Coyotes lo esperaban «El Cabo Gil» y los mandos de las policías municipales de Iguala y de Cocula en cinco patrullas y una camioneta blanca de redilas de tres toneladas, donde tenían detenido a un grupo de jóvenes.

Según declaraciones, subieron a los estudiantes al vehículo de redilas y los llevaron al basurero de Cocula. Alrededor de 25 ya estaban muerto por asfixia y quedaban unos 15 vivos, a los que acribillaron a tiros y calcinaron, para después regresar a Iguala.

Los restos calcinados fueron colcados en bolsas negras de plástico que luego lanzaron al río San Juan de Cocula.

En su declaración, «El Cepillo» destacó que después de la masacre de 43 alumnos de la escuela normal de Ayotzinapa intentó huir a Estados Unidos para refugiarse con su hermano, pero fue detenido por autoridades migratorias estadunidenses, que lo deportaron a México en calidad de indocumentado.

«El Cepillo» fue capturado el 16 de enero en la localidad de Jiutepec, en el estado de Morelos, por elmentos de la policía federal y el Ejército.

Los estudiantes desaparecieron tras ser detenidos el 26 de septiembre por policías municipales, que los entregaron a los sicarios de Guerreros Unidos.

Hasta ahora han sido arrestadas unas 100 personas por la desaparición, entre ellas el destituido alcalde de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca, su esposa y el líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias.

Según las investigaciones, Abarca ordenó a la policía municipal interceptar a los normalistas en Iguala, 200 kilómetros al sur de la capital mexicana, para evitar que sabotearan un acto político de su esposa.

De acuerdo con las declaraciones de algunos detenidos, los agentes los entregaron después a Guerreros Unidos, que los confundieron con miembros de Los Rojos, un grupo rival.

Los jóvenes desaparecidos estudiaban en la Escuela Normal Rural «Raúl Isidro Burgos» de Ayotzinapa, que forma maestros en el sureño estado de Guerrero. (I)

Entierran de noche y en una tumba anónima a Said Kouachi

Uno de los yihadistas autores del atentado contra Charlie Hebdo fue inhumado el viernes por la noche en Reims.

La marcha contra el terror en París

La solidaridad, y también el dolor, se volvieron una marea humana que tomó las calles de París este domingo.

Millones marchan contra el terrorismo

La solidaridad, y también el dolor, se volvieron una marea humana que tomó las calles de París este domingo.