Las emociones que dominan tus días

0

Métele cerebro

Aunque el cerebro y el corazón suelen ir por caminos separados a la hora de tomar decisiones, este es el momento de escuchar al primero.

BBC recomienda pensar sobre el origen de estas. Si estás enojado sin motivo aparente, algo hay detrás de toda esa ira.

Lo mejor es pensar sobre eso hasta llegar al punto que te hace experimentar esas sensaciones y lograr resolverlo.

Entrenar al monstruo

Nadie quiere convertirse en Hulk —el superhéroe verde de pésimo carácter— y terminar diciendo una que otra “verdad” que dañe una amistad.

Psychology Today sugiere que cuando te moleste el comportamiento de alguien no saltes a una conclusión negativa de inmediato. Tal vez él no te dejó en visto apropósito, tan solo estaba muy ocupado en el trabajo.

Lo cierto es que no se puede controlar las acciones de otras personas, solo cómo te sientes hacia ellas.

Hazte responsable y exprésalo

Si sientes ira, tristeza, miedo o cualquier otra emoción que no te deja dormir, lo más recomendable, según los expertos, es exteriorizar todo.

Primero debes identificar qué tipo de emoción expresas y por qué. Luego decirlo de manera honesta. Esto en el caso de los niños se traduce en un comportamiento más equilibrado.

La apatía juega en contra

La apatía —Impasibilidad del ánimo— termina creando una barrera con los demás. Como muestra el diario español ABC menciona que para el mejor manejo de las emociones es preferible desarrollar empatía, y no apatía ante los sentimientos ajenos.

Ponerse en los zapatos del otro te ayudará a advertir de mejor manera sus reacciones.