(VIDEO) «Infierno climático», así sería la tierra en el 2050 según la ONU

Un vídeo publicado por la ONU muestra cómo será el mundo el 23 de septiembre de 2050, dentro de exactamente 36 años, si no se previenen las consecuencias del cambio climático, en una campaña de concienciación con motivo de la Cumbre sobre el Clima, que tiene lugar en Nueva York.

 En la fatalista visión, Japón supera los 35 grados por una ola de calor habitual en los últimos años al inicio del otoño, lo que muestra las consecuencias irreversibles que tendría el aumento de temperatura de más de dos grados en la Tierra si no se reducen las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) entre un 40 o un 70 por ciento en este siglo.

 El Mediterráneo dejaría de ser el destino turístico por excelencia, y el lugar de las vacaciones de verano pasaría a ser el norte de Europa, con climas más templados, como por ejemplo, una irreconocible Islandia, con una vegetación parecida a la Toscana del presente.

 La variación térmica también se haría notar en Alaska, reconvertida en el lugar ideal para celebrar unos Juegos Olímpicos de verano. A través del vídeo, la ONU insta al cambio, que pasa por reducir la dependencia de los combustibles fósiles y apostar decididamente por energías renovables, así como reforestar los bosques y cambiar nuestras pautas actuales de conducta hacia otras más ecológicas, para evitar el colapso de la Tierra.

Cumbre sobre el clima

Alrededor de 140 jefes de Estado y de Gobierno se dieron cita este martes en la sede de la ONU en Nueva York para participar en la Cumbre sobre el Clima, con el objetivo de impulsar estrategias para frenar el calentamiento global.

 Este año, las partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se reunirán en Lima, Perú, «para continuar las discusiones que deberían culminar con un acuerdo en la conferencia de París de 2015», según ha manifestado la ONU en su página web.

 La Cumbre en la ONU no es parte de esas negociaciones, pero «sí tiene la intención de catapultarlas consiguiendo compromisos importantes de los países para que reduzcan las emisiones de efecto invernadero».