¡Grupo demanda al Estado ecuatoriano por homofobia!

Los que sobrevivieron

Entre las 12 personas que se reagruparon como Frente Nueva Coccinelle está Nebraska Montenegro, transexual femenina que a sus 63 años no ha dejado de vivir la discriminación. Es alta, de pelo rubio y ojos y labios bien marcados con maquillaje.

Sonríe poco, pero camina con quien está en una pasarela. Ella es una de las sobrevivientes de las Coccinelli, pues según Alberto Cabral de las más de 40 integrantes solo han quedado 12. “Nosotros resurgimos porque los atropellos siguen vigentes. Decidimos continuar con la lucha”, dice Nebraska.

Según la activista, la homofobia todavía no se ha superado en el país, pues aún los miran con ira. Ella considera que queda pendiente trabajar en una política permanente para garantizar la inserción de la comunidad trans a los espacios laborales e incluso académicos.

“Quienes sobrevivieron lo han hecho en condiciones precarias, dedicándose al comercio informal o con ayuda económica de la familia”, refirió Cabral.

Las palizas, los insultos y la marginación social condenaron el destino de quienes todavía no han muerto, pues los que sí, dejaron este mundo por las secuelas físicas y emocionales de lo que vivieron en la década de los 80 y 90.

“Es por eso que demandamos al Estado como principal autor de estas vejaciones y que reconozca el delito de Lesa Humanidad, no solo en contra de las Coccinelli, sino de toda la comunidad GLBTI”, afirmó Cabral.

Las protestas de grupos como La Coccinelli rindieron frutos y el 25 de noviembre de 1997 el entonces Tribunal Constitucional (ahora Corte Constitucional), mediante sentencia No. 111-97-TC, declaró inconstitucional este inciso del artículo 516, disponiendo así la suspensión de sus efectos, es decir de las redadas policiales y las detenciones.

Pero mientras duró el proceso, decenas de estas personas fueron víctimas de tortura y tratos crueles e inhumanos, según Cabral.

Las peticiones

Nebraska asegura que la demanda persigue la reparación integral por parte del Estado a las acciones que se tomaron antes de la despenalización de la homosexualidad.

Entre estas reparaciones estarían las disculpas públicas del Gobierno Nacional y que una de las paradas del Metro que se construyen ahora lleve el nombre de Coccinelli en conmemoración de las personas que murieron en la lucha.

Sin embargo, la asesora jurídica de Inredh, Pamela Chiriboga, aclaró que en este momento no se puede hablar de una reparación, sino que lo que se espera es la investigación y la recolección de datos de los casos suscitados en el período mencionado, así como la remisión de esta denuncia a la Comisión de la Verdad.

“Con esto se sancionará y judicializará a los responsables de estos abusos, tanto a quienes daban las órdenes como a los que las ejecutaban”, explicó.

Por ahora no ha habido una respuesta oficial del Estado, sin embargo, a decir de Chiriboga, Diana Salazar, fiscal general, se mostró abierta a dar paso a la denuncia de esta comunidad trans. “Todavía no han notificado qué Fiscalía se hará cargo del caso”, aseveró la abogada.

Mientras tanto Nebraska aún tiene que soportar la discriminación. Dijo que antes de llegar a la entrevista con EXTRA la pararon en unos baños públicos, un hombre la vio de pies a cabeza y le dijo: “ ya han de ir a robar”.