Jueces de Corte Constitucional concordaron en que no hay contradicción entre Opinión Consultiva y la Constitución

Una vez que la Corte Constitucional (CC) confirmó el miércoles que se dio paso al matrimonio civil igualitario en Ecuador, este jueves se conoció la sentencia, que en la parte medular señala que la Opinión Consultiva expedida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos el 24 de noviembre del 2017, respecto al derecho del matrimonio entre personas del mismo sexo, no contradice el artículo 67 de la Constitución del Ecuador que reconoce la unión entre hombre y mujer.

Se señala, además, que dicha Opinión Consultiva es una interpretación auténtica y vinculante de las normas de la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH), de la que Ecuador es parte.

Entre los argumentos se expone que la Carta Magna reconoce a la familia en sus diversos tipos. «En lo diverso, además, hay que considerar que Ecuador es un Estado plurinacional y que en cada nacionalidad puede haber distintas concepciones de familia. Esto quiere decir que la Constitución no reconoce un concepto único y excluyente de familia, y que, al ser el núcleo fundamental de la sociedad, toda familia es importante…».

La sentencia de la @CorteConstEcu sobre matrimonio igualitario preparada por el juez ponente Ramiro Ávila, dispone al tribunal consultante que ordene al Registro Civil registre el matrimonio de la pareja: Xavier Benalcázar y Efraín Soria. Y expone sus argumentos. @eluniversocompic.twitter.com/UmX49c4zrJ

— Vicente Ordóñez P. (@vicenteopi) 13 de junio de 2019

Se argumenta, además, que, según instrumentos internacionales de Derechos Humanos, el matrimonio, es un derecho. Y, según la sentencia de la CC, «no existe contradicción entre el texto constitucional con el convencional, sino más bien complementariedad», y añade que por la interpretación más favorable de los derechos, «el derecho al matrimonio reconocido a parejas heterosexuales se complementa con el derecho de parejas del mismo sexo a contraer matrimonio..».

Sin embargo, el juez constitucional Hernán Salgado, quien salvó su voto, y al que se adhirieron los magistrados Carmen Corral Ponce, Enrique Herrería Bonnet, Teresa Nuques Martínez, defendió que la única manera de establecer una modificación a la figura del matrimonio, distinta a la prevista en el artículo 67 de la Constitución, es mediante una reforma constitucional.

«Y no por medio de diversas interpretaciones que a la postre nos llevan a una mutación arbitraria; la Función Legislativa es el órgano competente para dicha reforma, es decir, la Asamblea Nacional…», se lee en las Consideraciones Finales del voto salvado de Salgado.

Sin embargo, concuerda con los jueces Karla Andrade Quevedo, Ramiro Ávila Santamaría, Agustín Grijalva Jiménez, Alí Lozada Prado y Daniela Salazar Marín, que aprobaron la sentencia, al sostener que no existe incompatibilidad entre las disposiciones consultadas y el artículo 67 de la Ley Suprema. «No cabe efectuar un pronunciamiento sobre la constitucionalidad de la Opinión Consultiva (…) ni de la propia norma constitucional…». (I)