¿Por qué los perros olfatean las partes genitales?

Una clave de supervivencia en los canes, para explorar y reconocer, es el olfateo, al igual que ladrar o mover la cola. Seguramente, al llegar a casa o visitar a un amigo, has sentido la nariz del perro cerca de tus partes genitales.

Las formas de comunicarnos en los seres humanos no es igual a la de los animales. Los perros poseen su propio lenguaje corporal, es importante conocer su comportamiento; lo que para ellos puede ser natural, a nosotros puede resultarnos un acto vergonzoso.

A los canes les encanta oler las partes íntimas de las personas, sean hombres o mujeres. Puede ser una olfateada inoportuna que cause enrojecimiento o timidez, sin embargo, para los caninos es una forma de interacción social a través de los olores que emana el cuerpo humano.

La principal razón por la que los perros olfatean las entrepiernas es porque los seres humanos tienen glándulas sudoríparas, como las apocrinas, localizadas en las axilas, pubis, ombligos y partes íntimas. Es la encargada de producir olores fuertes, con el fin de regular la temperatura corporal del cuerpo.

Este fluido oloroso es llamado también feromona y es un medio de transmisión de señales. En los perros, estos olores se centran en la parte anal y genital, es por eso que estos animales suelen saludarse en la calle oliéndose sus partes íntimas.

“A través de las feromonas los perros pueden saber los alimentos que las personas han ingerido, su estado de salud, el sexo, la edad y su estado de ánimo. También pueden detectar si esa persona está embarazada y, si se trata de una mujer, en qué punto exacto del ciclo menstrual se encuentra”, según el portal VIX.

Además, los cachorros tienen un olfato agudamente desarrollado que cuenta con 220 millones de sensores en sus narices, lo que les permite percibir olores que son imperceptibles para los humanos.

La próxima vez que un can acerque sus narices a tus partes privadas, recuerda que es un acto de socializar y, probablemente, entablar una amistad contigo.